Buscar este blog

viernes, 31 de diciembre de 2010

LOS MEJORES CINCO MINUTOS DE MI VIDA

Una de las cosas que más me gustan de conducir es, no conducir.
Te paras en un arcén ancho y aparcas.
Estiras un poco las piernas y te echas un cigarro mirando al campo.
De vez en cuando conviene parar, aunque sea para no pensar.
...
Hoy es el último día del año 2.010
Y para celebrarlo me toca currar.
Y gracias.
...
Miro hacia el cielo y veo un amanecer anaranjado.
Es la hora del sueño y hay que tener cuidado. Cuando estás conduciendo toda la noche, al amanecer se te disparan no se qué mecanismo que te dice "¡Eh, chico, a dormir!", y claro te puedes pegar el guantazo definitivo.
Suelo aprocechar para echarme un cigarro, ir al baño o simplemente repostar.

Hoy, el último día del año, he escogido echarme un cigarro..., y luego otro.
Vuelvo a mirar al cielo, pero ahora directamente hacia arriba, al zenit que dicen los señoritos.
Hay unas nubes estupendas.

Me acuerdo de las cosas que me han pasado este año, lo que trabajé, la gente que conocí, la que se marchó de mi lado, la pasta que me gasté a lo loco y los cuatro ratos buenos que pasé.
Al hacer memoria me detengo en un incidente grave.
Ahora que lo pienso debo una disculpa muy seria a alguien.
...
Os cuento. Un amigo de la infancia, al que quiero mucho, sufrió un infarto cerebral allá por marzo.
Me avisaron y fui al hospital.
Como estaba en cuidados intensivos, era complicado verle.
Una hora de visita al día.
En estos casos es muy poco, pero menos da una piedra.
...
El caso es que cuando vi a mi amigo, con un montón de tubos que le salían de todos lados, y el careto de un boxeador recién noqueado, me enfadé mucho.
Así que hice lo que hacíamos de pequeños cuando nos enfadábamos: le empecé a pegar, a gritarle, a decirle que le iba a levantar a su novia, a exigirle los 100 pavos que me debe y a zarandearle con energía. Quería despertarlo.

Ante mi actitud, la enfermera jefe de la planta de UVI, hizo su trabajo y llamó a seguridad.
Y seguridad hizo su trabajo y me expulsaron del hospital por comportamiento agresivo.

¡Tócate los cojones, si mi amigo se moría cómo no te vas a poner agresivo y cabreado!
...
Al día siguiente volví más tranquilo al hospital.
Le pedí a mi JEFE que me ayudara.
Se lo pedí desesperadamente. Negocié.
Le ofrecí a cambio todo lo que se me ocurrió.
Tal vez le prometí demasidas cosas, pero como es el JEFE, ¡hala, a prometer y a prometer!
...
Como no se produjo un milagro inmediato con mi amigo, me enfadé un poco con mi JEFE.
Bueno, un poco no, la realidad es que me enfadé bastante.
Casi le mando a la mierda.
...
Y me equivoqué. Me equivoqué totalmente, lo reconozco.
Vamos, que la cagué pero bien.

Mi JEFE sí que hizo algo útil.
Enumero su trabajo de 10 meses:

1. No se llevó a mi amigo.
2. Lo metió en un sanatorio para hemiplégicos que hay en Valencia.
3. Lo sanó parcialmente.
4. Le dio rehabilitación.
5. Le consiguió una novia a mi amigo.
6. Y les dio a ambos la fortaleza suficiente para que tomaran decisiones.
7. La primera decisión que tomaron fue casarse.

Y yo, en esos 10 meses lo que hice por mi amigo:
1. Le puse una conexión a Internet que no funcionaba en el hospital.
2. Conseguí que la jefa de la planta redujese sus visitas a media hora.
Y que me amenazase con solicitar una orden de alejamiento para mi persona.
3. Le llevé un par de revistas de chicas a mi amigo, y cuando las enfermeras me pillaron volvieron a llamar a seguridad.
4. Le abracé y le acaricié muchos ratos.
5. No dejé que me viera llorar.
6. Organicé una pequeñas fiesta con amigos, amigas y música en el hospital.
Esta vez pedí permiso a la jefa de planta, y su respuesta fue:
"Esta bien, haz la fiesta pero SIN música".

...
Y ahora me paro a pensar, aquí en un arcén, que mi JEFE hizo un trabajo más eficiente que yo.
Y que le debo una disculpa.
Así que en el siguiente pueblo que me encuentre, voy a parar en una iglesia a darle las gracias por todo lo que hizo por mi amigo.
...
Apago la colilla. Ya ha salido el sol del todo.
Vuelvo a la cabina a conducir.
...
Y me acuerdo de la fiesta que le montamos a mi amigo.
¡CON MÚSICA A TOPE,amigos y familia!
¡Y de lo bien que nos lo pasamos todos!

Y de lo que estábamos bailando, cuando avisaron de nuevo a los de seguridad.
Y que los seguratas, cuando vinieron, nos dejaron cinco minutos más. De propina.

Los mejores cinco minutos de mi vida.






Y luego, nos echaron a la puta calle.
...


PD: Os deseo un Feliz Año Nuevo.
No me seais blandiblús, y comeros el año nuevo con patatas fritas.


13 comentarios:

  1. Me desayuno el último día del año con tu lección. Lección de amistad, y de humanidad. Y espero no tener que enfrentarme JAMÁS a un momento como el tuyo.
    Un abrazo, D.

    ResponderEliminar
  2. Olé Driver, nada de blandibús.
    Que no decaigan los cinco mejores minutos de nuestra vida... a veces se trata sólo de cinco minutos más.
    Feliz año!

    ResponderEliminar
  3. Gracias chicas.
    ...
    - ¿Floristería Azucena?
    - Sí, dígamelo.
    - Me envías a Lolo dos docenas de rosas blancas,¡peroyá!.
    Y a Ana una caja de bombones. Con una nota que diga que me gustó su libro, ¡parayér!
    - Volando voy, volando vengo.
    - Por el camino yomentretengo.

    ResponderEliminar
  4. Que sí, Driver. Tus mejores momentos siempre son así. Anda que... tu corazón no pasa por la puerta.No porque la puerta sea pequeña, sino porque tu cuore es grande...muy grande, camarada.

    FELIZ ENTRADA DE AÑO. Pórtate biennnnnnnnn

    ResponderEliminar
  5. - ¿Floristería Azucena?
    - Si.
    - Otro par de docenas, esta vez rojas, para la Sunsi.
    - ¿Alguna otra cosa?
    - De momento no.
    - ¿Hasta qué hora estáis abiertos?
    - Hasta que usted deje de llamar, que tenemos que ir con la familia a tomar las uvas.
    - Deme tu móvil y así no te incordio.
    - No lo suelo dar, menos en Nochevieja y menos hoy; pero en su caso tendremos que hacer una excepción.
    - Bien otro pedido: Una docenita para tí; elige los colores tú., guapetona.

    ResponderEliminar
  6. De entre todo lo que te he leído, creo que lo de hoy es uno de los más bonitos.

    Tenerte cerca... fue un regalo para tu amigo. Una penita para la enfermera. Una diversión para los seguratas...

    Me alegra que tu amigo esté mejor.

    Feliz Año Nuevo a tod@s!!

    ResponderEliminar
  7. - ¿Floristería Azucena?
    - Mira, llámame por mi nombre, María.
    Llevamos todo el día hablando.
    - Que tengo otro encargo.
    -¿Otro?, veamos si lo adivino: ¿Alaska?, ¿Pampa argentina?, ¿las estepa rusa?.
    - Pareces cansada, María.
    - ¡Que no hombre, que no! Tengo a mi novio esperando para preparar la Nochevieja, y tú dale que te pega a los ramos. De verdad, que no tengo otra cosa mejor que hacer.
    Anda dime. ¿Te puedo tutear, no?.
    - Pues para Sandra un ramito de violetas.
    - ¿Violetas?, ¡tendré que buscarlas en las conchinchinas!
    - María, en la guía pone. Flores 24 H, todo el mundo. ¿No se?.
    - Sí, mi jefa puso eso, me dio un ordenata, un móvil y se fue.
    -¡Hombre, si es difícil...!
    - ¡Que no, hijo mío, qué va a ser difícil encontrar violetas en Nochevieja y a las cinco de la tarde!, ¡facilíiiiiiiiisimo!
    - Va María, confío en tí.
    - Taaaaaaaa, bien. Violetas para Sandra.
    - ¿Una o dos docenas?
    - Tres.
    - ¡Tres!, ¿y por qué no 25?, ¿pero muchacho, tú has visto la hora que es?
    - ¡Anfa porfiii!
    - Mariconadas, las justas, ¡eh!
    - Vale: ¡María, requeteguapetona, tres docenas de violetas para Sandra!
    - ¡OIIIIDO COCINA!, ¡MARCHAAAAANDO!

    ResponderEliminar
  8. ...felicidades hermano, luego me paso. Feliz 20once. Un fuerte abrazo, besos a las chicas...

    ResponderEliminar
  9. ¡Feliz dosmil1, hermano!
    Fíjate que son una l y un 1, siendo la l compartida entre la palabra dos mil, y el numeral 11.
    De este modo nace una l, mitad letra, mitad número.
    Una "numetra", vamos.

    ResponderEliminar
  10. Creo que tu JEFE se ha portado muy bien. Seguiremos pidiendole que tu aqmigo vuelva a ser no más parecido a lo que era antes.

    Me ha encantado tu post y sobre todo en estos diez meses me has demostrado que sabes muy bien lo que significa la palabra "amigo"

    Un beso muy fuerte y feliz 2011

    Lola

    ResponderEliminar
  11. ¡Hombre Lola!(lo de hombre es un decir).
    Cuantito tenga un rato te voy a hacer un cuento.
    Tengo dudas con el título.
    "Lola, la mujer que susurraba a los caballos"
    "Bailando con Lola"
    "Desde la trinchera, con un par"
    ...
    No me decido.
    Lo más difícil para mí es el título.
    ¿Cuál te gusta más?

    ResponderEliminar
  12. Jajajaja, pues fijate que el de "desde la trinchera con un par" como que me va.

    Gracias Driver.

    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Duda resuelta.
    Contacto.
    Suben las revoluciones.
    Embrague, primera.
    Cinturón, retrovisores.
    ...
    Arranca el Ferrari.

    ResponderEliminar