Buscar este blog

miércoles, 23 de febrero de 2011

EL PADRINO 16: Strómboli.





Aquella mañana Dios se levantó muy temprano. Se preparó un café bien cargado, disponiéndose a continuación a otear el horizonte.

Como era Dios, todo lo veía.
La inundación de la India, el castañazo del avión ruso, la hambruna africana.

Su bandeja de reclamaciones estaba llena a rebosar.
Los arcángeles no daban para responder a todas.

“ Estimado Sr. Tal, sentimos profundamente que su bombona de butano haya destrozado su casa y que la deflagración le mandara al infierno por la vía rápida. Esperamos que el manifiesto error no enturbie sus relaciones con nuestra compañía. Atentamente, tal y tal y tal.”

“Carísima mía. No creas que nos hemos olvidado de ti. Sabemos perfectamente que tus tres hijos no dan ni palo al agua y que tú no aguantas más. Te sugerimos la posibilidad de visitar el Caribe los próximos 26 y 27 del presente, pues te adelantamos con seguridad que la presencia de una fuerte tormenta tropical podría finiquitar el problema . Atentamente, tal y tal y tal.”

Los arcángeles tecleaban y tecleaban. Dios paseaba entre ellos, y de vez en cuando cogía una reclamación al azar, la leía detenidamente y se quedaba pensativo un buen rato.

“! Os creéis que todo lo puedo !, ¡ os creéis que soy el amo y señor ! ¡Manda güevos!”

Aquella mañana Dios andaba caliente.

“!Omnipotencia, omnipotencia; nos ha jodido la omnipotencia!”.
...

Milano 225. Cartel azul, letras blancas.
Zui, zui, pasaba el cartel, zui, zui.
El Gordo, el Driver y María en la cabina del Volvo.

Un porte con cerámica de Castellón. Fecha de entrega cerrada.
Zui, zui.


Milano 185. Autopista E-32. Todo en euros. Gasoil.0,856.Peaje 0,325.
Zui, zui.


Al llegar a San Rafaelo, la bomba del agua reventó.
Cataplás sin plás.

Parada obligatoria en Talleres Stromboli.
“ma, la bombina e falluta, non e posíbile la pronta reparacione”

El Gordo se arremangó y dirigiéndose a Salvatore, el dueño del taller le dijo en un claro dialecto de Corral de Almaguer: “Pronta reparacione con los cojones de Salvatore y la mía testa”

Así que se pusieron a desmontar entre los dos la jodida bomba, con aquel ímpetu latino que se caracteriza por un desproporcionado coraje seguido de un desordenado procedimiento de actuación basado en un alto porcentaje de improvisación .
...

La madre de Salvatore, la señora Conchetta, ochenta y cuatro años debajo de un perfecto moño blanco, estaba sentada en una mecedora en un rincón del Taller.
Al ver a María y al Driver se levantó con la majestad con que la reina de Inglaterra se levanta para saludar a su pueblo desde Backingham Palace.


“Bembenuti, bembenuti”.

Conchetta se apoyó en el hombro del Driver y cogió de la mano a María. Se concentró en mirarles a los ojos, y después de un proceso de reflexión que realmente implicaba una vida de conocimientos filosóficos, y que en realidad fueron cuatro segundos, dijo:

“ Alora la machina e falluta. E la donna dove conocere la mía citá”.

Salvatore, conocedor de la importancia de las sugerencias de su madre, sabedor de la imposibilidad de contradecirle y viendo que el Gordo y él tenían faena para tres o cuatro horas, cogió las llaves del Fiat, se las entregó al Driver y le dijo : “Andiamo, dove conocere la citá”.

Driver se dirigió a la señora Conchetta, y con gran respeto le preguntó:
“ Señora, como é el nombre de la citá?”
...
Dios estaba estresado entre las noticias que escupía el teletipo del cielo, y la visión global de la jugada mundial.
Así que dirigió la atención a un pueblo italiano donde una señora mayor respondía con una profunda sonrisa a un conductor de ambulancias:

“Strómboli, Strómboli”.
...
Y luego arrancaron el Fiat prestado y fueron a encontrarse.

Con el destino.

(Dedico este capítulo a Leles, en el día de su cumple, desde Madrid.
Allá donde se cruzan los caminos)

3 comentarios:

  1. Hermano, (con premiso leles)
    ...acabo de buscar ese manuscrito de tus apadrinados cuentos... ¡lo he encontrado!
    ¡me ha tocado el gordo!
    ¡he divisado al gordo!
    ¡el gordo me ha tocado con su dedo gordo!
    ¡del pie! ¡menudo puntapié!
    .... .... . .... .....

    Resulta que ese gordo, estaba invitado en el cumpleaños de leles, ...simpatico que le cayó a la gallega...( ya sabes el efecto que le causa el pulgar...)

    ...pues el gordo adelgazó!
    ...20 kilos, tal vez 40 ¡el lo hace siempre a pares!
    ¡con un par!
    ...siguiendo el método.
    El método de leles...!!!!
    La dieta del percebe....
    ¿lo percibes o lo percebes?

    Si hermano, percébeme esta vez y hazme caso...
    el metétodo de leles...
    aldegaza...y endulza...
    como los bicos de las sirenas...

    ...Percebes.
    ¿lo percibes hermano?
    Gracias leles ...feliz 31 cumpleaños...

    PD. dedico el dedito del gordo del capítulo 31 de tu serie, por dedicar tu 16 capítulo a la que le dedicas, un dico...digo bico, que donde dije Diego quería dedicar A leles Driver!...mira que eres hermano...

    Reproducido en casa de la dedicada leles, dedicada que está con tanto ribeiro que anda suelto...

    ResponderEliminar
  2. Driver con resacón del 1423 de febrero de 2011, 23:34

    Hermano, nunca en mi vida he estado tan cerca de rozar la verdad más absoluta, cuando afirmo, ¡qué digo afirmo!, sentencio que:

    Cuatro botellas de ribeiro cada uno y dos kilos y medio de marisco entre los dos:

    ES DEMASIADO.

    ResponderEliminar
  3. Si ya lo decía yo... " con dos kilos de marisco es suficienteeeee..." Pero bueno...
    El día D, puedo decir que, estrom boli-nga.

    FUE DEMASIADO.

    Bicos picantes (porque pican eh!!).
    Saludos al gordo (que no sabía de su faceta de buen mecánico)

    ResponderEliminar