Buscar este blog

viernes, 11 de marzo de 2011

MANIOBRAS ORQUESTALES EN LA OSCURIDAD




















Trescientas cincuenta toneladas de oxígeno líquido.
La cantidad exacta de combustible para elevar las sesenta toneladas del cohete, fuera de las Leyes de Newton.
Ni un gramo más, ni un gramo menos.
...
Mi nombre es Tomaskinov, soy ruso, completamente ruso.
Desde pequeño las matemáticas no han tenido ningún misterio para mí.
Calculo de cabeza desde que tengo uso de razón.
Nunca me equivoco, por eso me seleccionaron.
...
Durante ocho años me entrenaron para un trabajo muy concreto: soy cosmonauta, no astronauta.
Los cosmonautas nos diferenciamos de los simples astronautas, en la capacidad de cálculo para dirigir nuestras naves por el espacio.
Somos rusos, amamos las matemáticas y hacemos de las trayectorias orbitales un arte.
...

Durante los años sesenta fuimos los primeros en llegar donde nadie había llegado.
El Cosmos.

Esa zona de la creación, donde si das un patada a un objeto sólido, sales lanzado a través de la ingravidez hacia la Conchinchinas Occidentales.
...
A pesar de todos los pesares, a pesar de tenerlo todo calculado, solemos contar en el equipo con un experto en nada.
El experto en nada es un tipo que cobra por estar en el equipo de tierra, atento a la jugada general.

Y cuando nadie sabe qué hacer, se le pregunta a él. El experto en nada.
...

Esta mañana me ha tocado montar una antena.
Enfundado en mi equipo de cosmonauta, he salido al espacio exterior atado con una soga de esparto (tenemos dificultades con el presupuesto).
Y allí estaba esa señora estupenda, la señora ingravidez.

Moverse a través de la ingravidez, es como cuando te cuentan un buen chiste. Te desplazas por el espacio de la risa, con seguridad, sin peso aparente.
...
Estás donde estás, a unos doscientos mil kilómetros de la panadería más próxima.
La Tierra es una pelota azul y blanca, donde bulle un curioso fenómeno llamado vida. Excepcional.
El Sol, una tórrida sensación de luz, que sin orden ni concierto te aprieta unos fotonazos que no veas.
Los meteoritos, unas piedrecitas que silban a tu alrededor, y te pueden mandar al infierno en cualquier momento.
De la forma más maniquea que pensar puedas.
...
Allí arriba todo parece perfecto, porque lo es.
Los objetos celestes son perfectamente esféricos, la ingravidez un compendio de filosofía pura, las distancias un ejemplo de relatividad absoluta.
No te quitas los guantes y empiezas a aplaudir, porque la descompresión te mandaría al carajo.
...
Esta mañana me he quedado embobado montando la antena.
A pesar de haber sido entrenado para dominar mis emociones, el amanecer me ha podido.
Me explico.

Estar aquí es maravilloso, una oportunidad que pocos disfrutamos.
Pero observar la lluvia de fotones que rozan tangencialmente la atmósfera, en las latitudes polares, es lo más hermano.
Auténtico Rock and Roll.

Si desde la Tierra la Aurora Boreal es un espectáculo divino..., desde la atmósfera es un cielo de sensación.
...
Y ahí, justo ahí fue cuando la cagué.

Me quedé tan absorto, que no había manera de que me acordara de un aparatito que llevo en la muñeca y que se llama "FIN STOP O DOS", que como todo el mundo sabe, te marca el tiempo de oxígeno que te queda en la mochila.
Torradito me quedé con el espectáculo cósmico. Pasado de hora.
...

Desde la Tierra me pegaron dos o tres bocinazos, a ver si se me quitaba la tontería.
Ni caso.

Apretaron el botón rojo "BOCINIG EXTRAORDINARIUS".
Nada. Yo a lo mío. Mirando el Cosmos.

Así que como no sabían qué hacer, le pasaron el marrón al experto en nada, monada.
El Sr. Experto en Nada bajó corriendo al parking, agarró unas cedés que llevaba en la guantera, y corrió hacia el control de vuelo, subiendo los escalones de tres en tres.
"Ponga esto", le dijo al técnico de sonido.

U DOS en vena. Sesenta decibelios. Los graves, bien gracias.
...
El cosmonauta Tomaskinov recibió a través de los auriculares, tal potencia musical, tal ritmo frenético, tal entusiasta creación divina y musical, que despertó de su letargo.
Y como amaba las matemáticas, miró el relojito del oxigeno, la distancia a la nave y la cuerda de esparto que le unía a a ella, y calculó el tiempo que podía apurar todavía.

Desde Tierra le lanzaron un ultimátum: "Vuelve tío, vuelve ya".
...
Tomaskinov, el cosmonauta que amaba las matemáticas, sabía perfectamente la duración de la canción y el tiempo que tenía para efectuar la maniobra de regreso.
Así que abrió el micro y se dirigió a Control Tierra: "En cuanto acabe la canción, me vuelvo".
...


Cerró el micro y se pasó tres minutos y cuarenta y dos segundos viendo el espectáculo de las Auroras Boreales, que bailaban al ritmo de U DOS.


...


Los tres minutos y cuarenta y dos segundos mejores de su vida.


....

19 comentarios:

  1. ¿U 2? ¿El Cosmos? ¿El amanecer? ¿El experto en nada?

    Metáfora ¿me quedo embobado con lo espectacualr y no presto atención a lo inmediato y son los demás qiénes me salvan los muebles?

    ¿Qué opinas?

    Hable con ella, hable ...

    ResponderEliminar
  2. Genial chaval...lo que me he reido con el experto en nada, controlando la jugada general, te lleve a TDN con tu permiso...mira la págin de waldo walkiria...pienso en un proyecto editrial con tus relatos y sus dibujos

    ResponderEliminar
  3. Driver de presentaciones formales12 de marzo de 2011, 10:03

    Lo primero las presentaciones:
    La Garrta Infiel, te presento a mi compadre Calero. El Rey de La Tarima Jurídica Hispalense.
    Tañidor de cuerdas de guitarra y coautor de la serie EL PADRINO. Unico hombre conocido capaz de rasgar la guitarra y conducir una moto al tiempo.

    Chema, te presento a mi Lagarta Infiel, la única jurista que me ha echado de su cocina por el procedimiento abreviado, sin juicio ni ná.
    Cualquier día de estos la rapto, con alevosía y premeditación. Al tiempo.


    ¡Hala!, os dejo pagadas unas cañas y unas tapitas.

    ResponderEliminar
  4. Lagarta:
    Sería más bien...,hago lo inmediato, pero como es sumamente aburrido, uso la imaginación para ir donde no me lleva la agencia de viajes.

    Aunque ella, obviamente, tendrá otra cosmovisión.

    Sería mucha casualidad que dos piensen igual.
    Y de sentir..., ya ni te cuento, corazón.

    Son las reglas del juego de la vida.
    De todas formas, lo que yo hago es gratis.
    Y eso siempre ayuda a comprenderlo.
    ...
    Son comprensivos conmigo.
    De momento.

    ResponderEliminar
  5. Chema, hablamos del proyecto editorial ése.

    Aunque al final acabaremos como siempre, hablando de "lo otro".
    Lo único.

    ResponderEliminar
  6. Mientras Tomaskinov reaccionaba con U2 el experto en nada se enganchó a otro de sus CDs de la guantera y buscó el epicentro en Japón:

    http://www.dailymotion.com/video/x55nw_omd-enola-gay_music


    Enola gay, you should have stayed at home yesterday....We got your message on the radio, conditions normal and you're coming home..

    ResponderEliminar
  7. Driver tengo en la mente estas cuentas

    Trescientas cincuenta toneladas de oxígeno líquido.
    La cantidad exacta de combustible para elevar las sesenta toneladas del cohete

    ...creo que me acompañan 420 tm. de material,
    todo ese peso en mi mente, ni un cl. de vodka en mi sangre...

    Algo no cuadra hermano...has vuelto a vender mi sangre por 1/2 botella de vodka.

    ResponderEliminar
  8. Elena Nito: veo que el texto te ha sugerido música, y éstas ideas, y ésas más texto, que a su vez sugerirán más música.
    Güonito círculo.
    Como los círculos perfectos que veía Tomaskinov, allá arriba.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Tomaskinov:

    Recuerdo cuando te conocí, hermano, allá en la estepa rusa, en la ciudad de las estrellas.

    Tú eras un simple aspirante a cosmonauta, y yo un aspirante a experto en nada.

    Coincidimos en clase de matemáticas del profesor Timochenko y en la fiesta del vodka. Más en ésta que en aquélla, dicho sea en honor a la verdad.

    Tengo buenos recuerdos de aquellos tiempos universitarios:
    Las clases de matemáticas y los bailes rusos cuando bebíamos vodka y más vodka.
    Las clases de matemáticas y aquellas dos chicas de Sebastopol que nos enseñaron las cuatro reglas básicas del algebra lineal.
    Las clases de matemáticas y el sabor del hielo recién sacado de la superficie del río Volga, picado con un destornillador de punta plana.

    Las clases de matemáticas y aquella vez que nos perdimos por la tundra con los trineos y nuestras amigas algebraicas.

    ¡No entiendo la fama de aburridas que tienen las matemáticas!

    Nosotros disfrutamos de ellas.
    Es abrir un libro de cálculo, y sentir la brisa de la estepa rusa en la cara.

    Eso sí, pasamos frío.
    Cuando no estábamos con nuestras profesoras de álgebra, pasábamos mucho frío.

    ResponderEliminar
  10. MMmmmmpppppfffffffffff.

    Encantada, Calero ... a mandar

    ResponderEliminar
  11. Gracias Driver! La verdad es que entre el título, y el paseo cosmonáutico lo habías puesto muy fácil.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Anda, un paseo similar invento yo para mis hijos casi todas las noches. Es su cuento favorito, fabricamos un cohete y vamos a rescatar al sol (lo tienen atrapado las nubes, no pregunteis que hacen las nubes en el espacio, son cosas nuestras) y lo ponemos en su sitio con nubes "de las buenas". Somos los responsables de que comience la primavera.

    Por cierto, el cohete es supercolorido no como esas soserías blancas que todos fabrican, el nuestro es rojo, verde, amarillo, azul, morado, blanco y a veces le ponemos más tonos.

    ResponderEliminar
  13. Elena: me gustaría que me encargaras un cuento.
    Sólo tienes que responder a una pregunta:
    ¿Qué es lo que más te gusta de todo lo que te gusta?
    Es fácil y gratis.
    Dos buenas razones.
    ...
    Perroviejo: lo acabo de decidir, quiero emparentar contigo.
    Veamos, tú tienes dos chicos, yo dos chicas.
    Ellos pintan los cohetes con tonos supercoloridos.
    Ellas acaban de destrozar una enciclopedia con una caja de rotuladores de colores.
    Bien, el destino es así; están predestinados a ser los unos para las otras, y viceversa.
    Y no vamos a claudicar con el típico:
    "Mamá, tengo derecho a elegir a mi pareja"

    Nooooooooooooooooooo.

    Se les casa y punto.
    Y que destrocen sus propias enciclopedias.

    ¡Brase visto la chiquillería ésta!

    ResponderEliminar
  14. Jajajajaja, vale le diré al "mayor" que deje a sus tres novias del cole, que deje de ligar con todas y se centre en su futuro matrimonio.
    Y al "pequeño" con ese lo tenemos peor, está perdidamente enamorado de una pipiola de 3 años que me lo trae a mal traer, tiene "el pelo circular" ahí es ná.

    ResponderEliminar
  15. Driver planificador13 de marzo de 2011, 11:14

    Nada, nada, que abandonen a esos "amores de juventud" y...

    PLAN A:
    La planificación es la siguiente:
    1. Compromiso formal a los 10.
    2. Noviazgo de 10 a 16.
    3. Comenzar a currar a los 16 (edad legal).
    4. Ahorrar de los 16 a los 18.
    5. A los 18, mayoría de edad, cumpleaños y boda en un solo paquete (hay que ahorrar).
    6. A los 18 y un minuto, patada y fuera de casa.
    Con el paso del tiempo nos lo agardecerán, fijo.
    ...
    Para que veas que no soy un ogro, les ponga a cada pareja apartamento de un dormitorio con un alquiler de 400 pavos.
    No está mal para empezar.
    Yo lo hice con menos.
    ...
    Y si falla este plan, tengo otro.
    PLAN B.
    Colocarlos en las dos empresas punteras españolas que nunca quiebran.
    La iglesia y el ejército.

    En este caso la vivienda no es problema.
    La pone el empresario.
    ...

    Hablamos para concretar detalles.
    ¡El futuro para quien se lo curra!

    Besos a las criaturas.

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias Driver! Un regalo inmerecido que no voy a dejar escapar. Pero, si me dejas, me gustaría encargártelo dentro de 1 mes, con contestación a tu pregunta (..imposible?) incluida.

    Y muy bueno lo de las bodas..¡¡Menudos nietos os iban a salir!! Esperemos que la del "pelo circular" no interfiera mucho..

    Saludos y gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  17. Elena Nito:
    Será un placer responder a una pregunta imposible.
    O intentarlo al menos.
    Espero tu encargo.
    Ponlo difícil.

    ResponderEliminar
  18. ...si lo recuerdo, la profesora de álgebra...
    Los puntos de inflexión, las matrices (sus matrices) y los espacios vectoriales, te lo digo hermano, te lo digo ahora que estoy en el espacio, en la n dimensión porque sino reviento...

    De eso hace a! siendo a un valor determinado por su límite... ¿20 años hermano? ¿eso es lo que has tardado en prepararme un cuento? ¿y ahora me vienes con respuestas imposibles? ¿en un mes?

    De acuerdo, es muy propio de ti, estoy acostumbrado... en el límite de esa costumbre, me gusta...pero sólo en el límite, cuando tiende a infinito...

    Por cierto en vez de 1/2 botella de vodka ¿pueden ser dos medias?
    te amo, hermano, antes que la sangre...el álgebra.

    PD. Para intercambios familiares, tengo suegra de segunda mano en buen estado, tiene una belleza estratosférica.

    ...

    (sus nietas también, por su puesto)

    ResponderEliminar
  19. Tomaskinov:
    Me alegro de que no hayas cambiado en nada.
    Eso sí, te agradezco tu esfuerzo por escribir en español.
    Tu última carta en ruso, no logré entenderla del todo.
    El ruso, el vodka y el álgebra es una combinación alucinante.
    Pero tuve que elegir entre las tres, y me quedé con el vodka.
    En casa, ya sabes, tienes tu botella.
    Nadie la tocará hasta que vengas.
    Te espero, hermano.

    ResponderEliminar