Buscar este blog

miércoles, 13 de abril de 2011

EL MADERO




Hoy ha sido un día extraño.

Ha empezado mal. Llamada del banco. Temas duros.
Luego el tráfico. Un infierno.
Después el curro. Cada frase un reto, cada reto un problema.

El sector de la construcción se va al carajo.
No es que estemos en crisis.
Es que el sector está desapareciendo.
¡Plim!. Hasta luego Lucas.

...

Y cuando estaba acabando el día, una llamada de un número desconocido.
Me llama un policía al que he visto dos veces en mi vida.

Me ha encargado un cuento para su madre.

...

Y entonces mi cerebro ha segregado un par de litros de serotonina, y conforme me hacía el encargo y me daba los detalles, las he visto.

Estrellas.

Es una sensación extraña. El cerebro recibe una información muy personal, y genera una serie de imágenes que se van enlazando a través de palabras cortas.

Y se arma una especie de estructura en la que todos los elementos están relacionados.

Tomas notas en un papel, y ya lo tienes.

La arquitectura de un cuento para una señora que va a cumplir sesenta años.

...

Y cuando vuelves a casa y te pones a teclear, te das cuenta.
No soy yo quien escribe.

Es la confianza que han depositado en mí, la que me hace inventarme historias.

Y piensas un poco y concluyes, que la diferencia entre el cielo y el infierno, entre la vida y la muerte, entre la felicidad y la pesadumbre, descansa en un ligero matiz.

Alguien ha confiado hoy en mí.

...

Creo que la clave de que las cosas vayan a mejor, reside en algo tan simple, tan poco cuantificable en el sistema métrico decimal, tan difícil de explicar y tan fácil de sentir.

Somos seres que nos alimentamos de la confianza.

Y como todo lo importante de esta vida es gratis, y por lo tanto hay que darla antes de recibirla.

...

Hoy, después de un día complicado, mi cerebro está saltimbanqui.

He recibido un encargo de una persona.

...

De un madero que me ha disparado con su arma más potente.

La confianza.

...

8 comentarios:

  1. Bendito madero que te ha ofrecido una posibilidad redentora en un día nefasto, ¡Ánimo!

    ... el domingo, Driver, no podré estar, pero queda pendiente¡¡

    ResponderEliminar
  2. Y con el encargo se van al carajo los problemas de la construcción. Te atrapa más un "Confío en ti" que un buen día a pie de obra.

    Salvado por un madero ( dentro de una semana y un día ... podremos todos decir los mismo)

    Saludos, colega. Hola,Lucas

    ResponderEliminar
  3. Sunsi... jajaja, me gustó el final de tu comentario (muy acorde con el momento).
    Broder... no quiero meter presión pero... más te vale que hagas un buen cuento, con los maderos hemos "topao" ajjajajajaja.

    Confiadamente... Leles... jajaja

    ResponderEliminar
  4. Driver, calentando el Ferrari14 de abril de 2011, 12:25

    Modestino, otra ocasión habrá, sin duda.
    Ya sabes, en tu relación de gastos previstos para el 2.011, anula la línea de "taxis en Madrid".
    Ya no te va a hacer falta.
    Tienes a tu conductor.
    Cual ministro gubernamental.
    Nivelazo.
    ...´
    Sunsi: sí, los "maderos" están para ayudar. Impaciente estoy por salir el Viernes Santo arrastrando mi "madero", de dos tablones cruzados, pintados en negro, bajo la túnica morada.
    A ver si algún día podéis venir a ver la procesión de Los Salzillos, en Murcia; donde el barroco se convierte en mediterráneo, y el mar es una sucesión de penitentes, y la luz acaricia las piedras y volutas de la Catedral, y los conductores cargan pesadas cruces con sus hombros averiados de troquíteres magullados en las playas de Tarraco, y los niños chupan los caramelos que les regalamos, mientras respiras el olor a azahar de los naranjos en flor.
    Allí donde la "pasión" sale a la calle, para ser bañada con luz cenital.
    ...
    Leles: Espero acertar con el madero, no sea que me enchirone una temporada.
    Te llamo mañana para concretar los detalles del "Desembarco del Ejército Gallego de Liberación".
    Por aquí calorcito mañanero, tardes pelín tórridas y noches "pallevarebequiñamano".
    ¡Ah! y no te digo la sorpresa que te voy a enseñar, porque entonces dejaría de ser una sorpresa.
    Tan sólo una pista: Tiene más de dos mil años.
    Bastantes más.

    ¿Pica la curiosidad, a que sí?

    Otra pista: cuando Jesús nació, ya existía.

    ¿Qué será?
    ...
    Toquemos todos madera.

    ResponderEliminar
  5. Querido Driver:

    Juego con ventaja, pues las meigas son nuestras aliadas. Así que te diré que mucho me temo que me vas a enseñar el Templo de Debod (si tiene más de 2000 años y me dices que me vas a llevar a Egipto, las meigas no tienen mucho que pensar). Me parece fascinate, pueso que nunca estuve ahí y creo que es interesante. Además debe de estar en un entorno precioso, y es lo único egipcio que conozco por los madriles (perdone mi ignorancia).
    jejeje
    No sé si allí tocaremos mucha madera, pero las piedras pueden llegar a ser bellas (todo depende de las manos que las canteen).

    Me gusta el plan.

    Mañana te llamo yo, que ahora me toca a mí.
    Por cierto... ¿qué edad tienen tus mujercitas? (las más chicas, que la mayor igual se me enfada, y nno quisiera yo enfadarme con una ingeniera!)
    Bicos again

    ResponderEliminar
  6. Leles: ¡vaya, has acertado con lo del Templo de Debod!
    Ahora me toca organizar el traslado de la pirámide de Keops, para superar la sorpresa anterior.
    ¡Y tengo menos de 24 h para transportar un billón de toneladas de piedras calizas desde Egipto!
    ...
    Bien, habrá que superarse, tengo un plan B.
    Os enseñaré el mar de Madrid.
    Hay un punto exacto (cuyas coordenadas guardo en una caja fuerte), desde donde se puede ver el mar Cantábrico.
    La Casa Real me persigue desde hace tiempo para que les de las coordenadas.
    Me han ofrecido de todo, títulos, propiedades, dehesas, honores, etc.

    Pero no suelto la información así me amenacen con la extradición.

    Esa información la reservo para mi gente.

    ¿Pica la curiosidad, verdad?

    ...

    En fin, tu colega la ingeniera está en Costa Rica hasta el domingo. Temas de curro, aunque se ha llevado el bikini, la crema solar y la cámara de fotos. Cosas de ingenieras.
    Chica lista, como tú.

    La mayor va a cumplir 12, y la enana acaba de cumplir los 10.

    Yo soy del 61 según mi dni, aunque mi edad mental dista mucho de la física.
    No tengo claro si es mayor o menor, lo que está claro es que no se corresponde.

    PD: No hace falta que traigáis nada, exceptuando los veinte kilos de percebes frescos, los catorce bueyes de mar, las típicas seis docenas de ostras, las catorce cajas de mejillones, la inevitable docenita de centollos del Cantábrico, las seiscientas botellas de Ribeiro fresco, los trescientos kilos de filetes de merluza fresca, sin olvidar el típico surtido variado de almejas, mejillones y ostras naturales.

    Tranquila, el pan lo pongo yo.

    ResponderEliminar
  7. Buena idea la del cuento! Ese policía ha debido leer varios post tuyos, al igual que yo, con lo cual, cuando tenga algun hijo y alcance la edad que le permita leer, recuerdame que te encargue un cuento Don Driver

    ResponderEliminar
  8. Lewis, cuando llegue el momento, ni lo dudes.

    ResponderEliminar