Buscar este blog

jueves, 26 de mayo de 2011

DOS OLAS



Un día cualquiera, una profesora tenía miedo de enfrentarse con sus clases.
Me encargaron a mí, camionero prehistórico y bruto un cuento.
Les pregunté. "¿Por qué a mí, que no se nada de profesores y alumnos?".
Y me respondieron la verdad: "No tenemos a otro".

Y entonces, como me respondieron la verdad, me puse a escribir sin pensar.
..................

DOS OLAS

Todos tenemos miedo.
Nos enfrentamos a problemas, estamos en situaciones difíciles y encima llueve.
...
¿Qué es el miedo?
Una reacción de defensa del cuerpo ante situaciones de estrés.
¿Para qué sirve?
Para advertir un peligro y prepararnos.
¿Qué se siente?
Un subidón.
¿Qué lo provoca?
Una reacción química del cerebro hace que suba la adrenalina.
¿Cómo se puede superar?
Utilizando la misma adrenalina, pero al revés. Siempre al revés.
...

Suena el despertador y tú oyes una orden de ejecución: "¡Preparados, apunten, fuego!".
Te arrastras hasta el baño, y como medida preventiva ante los futuros acontecimientos, echas hasta la papilla.
Te aseas como puedes, haces que desayunas y arrastras tu penosa cara por toda la casa.
Te vistes como para un funeral.
Tu propio funeral.
...
Quiero que me recuerden con el vestido azul.
El peinado suelto.
Ocre para disimular las ojeras.
...
No voy a conducir, ya que voy a morir, mejor que me lleven.
El conductor me habla durante el trayecto, pero no le escucho.
¡Infeliz!, no sabe que me conduce al patíbulo.
...
De pronto aparece el inmenso edificio.
Está lleno de gente que habla y escucha, que se fija.
...
El conductor frena y me deja en la puerta principal.
¡No había otro sitio!
¡Ya te pillaré a ti, listillo!
¡La venganza es un plato que se sirve frío!
...
"¡Que tengas un buen día, cariño!"
...
¡Y se atreve a llamarme cariño!
¡Pero si cuando está con gripe parece que le han quitado el apéndice a lo vivo!
¡Hombres!
...
Tienes la adrenalina a tres mil quinientas revoluciones.
Subes las escaleras mirando al suelo.
Entras en el baño y vuelves a echar por segunda vez la primera papilla.
El estómago no perdona.
Son los nervios.
...
Oyes: "Esto es una caca".
Con las prisas te has metido en el baño de alumnas.
Tu alumna, Clara, es su voz.
"¿Qué te pasa Clara?".
"Los lunes. Siempre me pasa los lunes. Vengo al cole y pienso que todo es una caca. Que los profesores son caca. Los alumnos también. Las clases, más caca. La gimnasia, la gran caca".
...
Otro subidón de adrenalina.
Ya va a cuatro mil quinientas revoluciones por minuto.
Está que se sale.
...
Y de pronto te das cuenta.
Vamos todos a mil.
Pero los pequeños saben menos que tú.
...
La adrenalina empieza a cambiar de color.
Ya no es del color rojo carmín de esta mañana.
Está virando.
Se torna azul.
Al principio azul claro, blanquecino.
Luego se tiñe de oscuro, limpio y fresco.
Azul marino.
Esto es otra cosa, hermosa.
...
"Bien Clara, a mí me pasa lo mismo.
Aunque soy mayor, me pasa lo mismo.
Soy como tú".

"¿Y qué se hace?"
...
El azul marino empieza a moverse.
Es un color de ola.
Arriba y abajo.
Crestas blancas de espuma.
Me gusta.
...
"Pensemos algo.
Somos olas azules.
Y como somos juguetonas, nos metemos entre las piedras de la costa y hacemos ¡crassss, crossss!¡pumba!.
¡A ver, prueba!"

"Crac, crac".

"No chica, así no".
"¡¡¡¡¡CRASSSSS, CROSSSS, PUMMMMMMMBA!!!!"
....

"Crasssss, crosssss, pummmmmmba"

"Eso está mejor, mucho mejor"
...

Suena la orden de ejecución.
El timbre que anuncia la primera hora de clase.
La adrenalina, al cambiar de color, le dio la vuelta a la tortilla.
Los profesores y los alumnos van a sus clases.

Por el pasillo avanzan dos personas que apenas hace diez minutos se encontraron en un baño.
Una mujer y una niña.

Ahora son dos olas.
...
Al abrir el aula de clase, la mujer ya no veía a alumnos preguntones, malcriados e indisciplinados.
Vio un grupo de olas azules que rompían contra los acantilados, haciendo espuma blanca.
Niños.
...
¡Crassss!, ¡Crossss!, ¡PUMMMBA!
...
Y como era profesora, se dispuso a enseñarles algo útil.
Mientras que las olas batían con energía infantil su potente inocencia blanca.
...

¿Qué es el miedo?
Una reacción de defensa del cuerpo ante situaciones de estrés.
¿Para qué sirve?
Para advertir un peligro y prepararnos.
¿Qué se siente?
Un subidón.
¿Qué lo provoca?
Una reacción química del cerebro hace que suba la adrenalina.
¿Cómo se puede superar?
Utilizando la misma adrenalina, pero al revés. Siempre al revés."

Olas que van y vienen.

Vienen y van.


...

3 comentarios:

  1. Estar delante de un auditorio siempre produce un poco (o un mucho) de vértigo, el qué dirán, el sabré responder, el quedarse en blanco...
    intentaré recordar tu mensaje y pensar en olas la próxima vez.
    gracias, pedigüeño y dador!

    ResponderEliminar
  2. ola ermano ... me as recordado esas olas hawaienses que sorteamos el verano del 78...¡qué par de hawaieneses!¿recuerdas?

    Según el parte oceaongráfico...cruzarán próximamente el estrecho gibraltareño...para esperarnos en Agosto, en la Playa Larga...allí estaremos ermano, ola con ola, ombro con ombro...asomarán su espumilla en sus crestas, muy suavemente y las desafiaremos con nuestros troquíeters...¡menudo par!

    ResponderEliminar
  3. Meló...galo, espero tus encargos. Seguro que te sabes explicar para ayudar a la labor creativa, seguro estoy.
    ...
    ¡Madre mía hermano!, ¡el año 78!, con 17 saltábamos las olas de escorzo, girábamos en el aire, caíamos de cabeza y salíamos del agua de espaldas, mirando las olas de frente.
    Y entonces, las nativas nos miraban asombradas, al fin y al cabo éramos los dos únicos bañistas con un sol pintado en el bañador.
    Recuerdo que tu sol era amarillo y el mío azul.
    ¡Qué tiempos!
    ...
    ¿Venderán todavía bañadores así?
    El primero que los encuentre, que los compre.
    Con ellos se salta de maravilla.
    Se saltan las olas de maravilla.

    ResponderEliminar