Buscar este blog

sábado, 28 de mayo de 2011

LA MONTAÑA MAGICA




Denia, a la sombra de la montaña mágica, el Mongó.
Demasiado alta para estar tan cerca del mar.

Salitre, algas y espuma.

Paseo por el espigón del puerto.
Y allí están. Un abuelo y su nieto pescan en la bocana.

Me acerco por curiosidad.
Un cubo rojo de plástico entre el anciano y el niño.

Dentro del cubo el fruto de la pesquera, un salmonete con escamas de plata.
El niño sonríe complacido mientras el abuelo le advierte:

"No te acerques al borde, que si te caes, ya verás tu madre".

El niño vuelve a lanzar el sedal y espera.

Ahora es el abuelo quien me sonríe complacido, toca el remolino de pelo al nieto, me mira y sentencia:

"Cuando sea mayor será la bomba".
...

Atardece en Denia a la sombra del Mongó.

Tal vez la felicidad esté saltando en un cubo de plástico rojo, entre escamas plateadas, mientras un abuelo enseña a pescar a su nieto.

Junto al mar.

Al pie de una montaña mágica.




...

2 comentarios:

  1. La felicidad tiene muchas caras. Yo también la he visto vestida de espuma de mar.

    ResponderEliminar
  2. ...yo me afeitaba con espuma de afeitar, así por la cara, se lo vi a hacer a mi abuelo (recuerdo ese momento feliz)

    ResponderEliminar