Buscar este blog

jueves, 2 de junio de 2011

EL TRATO





EL TRATO

Cuento esta historia por si a alguna pareja que quiera tener hijos, y no pueda, le pudiera servir de algo.

Actualmente la edad media de formar pareja se ha incrementado. El personal apura la edad reproductiva y el resultado es que si no tienes suerte, se te pasa el arroz y acabas paseando un caniche por la avenida.

Me puse a intentar tener familia con 30 tacos. No lo conseguía. Durante tres años fuimos a un médico alemán que nos hizo perder el tiempo. Primer golpe.
Me mosqueo y me informo de quien es el “nomber guan” en España.
Doctor Jose Luis Caballero en los madriles.

Vamos a su consulta con un expediente médico de 30 folios.
Los pongo encima de su mesa, y lo primero que hace es tirar el expediente a la papelera y decir: “El pasado no me interesa; comencemos de cero”.

Durante siete años nos sometimos a decenas de pruebas, experimentos, inseminaciones, microinyecciones y demás técnicas de última generación. Resultado: cero patatero.

El tío es la bomba, todos los años se iba dos meses a los EEUU para reciclarse y ponerse las pilas profesionalmente. Tuve la suerte de que la persona a la que más pasta le he pagado en mi vida, ha sido el tío más honrado que he conocido.

Un día, tras el enésimo golpe (los embriones se perdían, los embarazos se interrumpían de forma natural, la hipoteca no aguantaba más ampliaciones para financiar el costosísimo tratamiento, la fortaleza psicológica se derrumbaba), me fui a rezar a la iglesia. Le pedí ayuda al JEFE he hice un trato con EL.
“Socio, ayudémonos mutuamente, y que sea lo que tú quieras”.

En aquella época estaba muy nervioso y pasaron dos cosas que marcaron mi vida.
La primera fue que un día estaba leyendo el periódico en un parque, y ví como un padre le pegaba un tortazo del catorce a su hijo de cuatro años por una chorrada. Así que me levanté (soy normalmente muy pacífico), atravesé el parque a la carrera y me tomé la justicia por mi mano; agarré al padre por el cuello y le di un poco de su propia medicina mientras le gritaba “eso no se hace capullo”. Luego tuve algunos problemillas legales. Pero miraba al cielo y no observé ninguna señal reprobatoria por parte de mi JEFE. Moralmente no tuve problemas.

La segunda cosa que me pasó fue que el médico que nos trataba, tiró la toalla. Le echó güevos y fue honrado. Tras haberle pagado muchos millones de las antiguas pesetas, se confesó: “Soy el número uno de España, pero estoy jodido porque si el porcentaje medio de embarazos con final feliz con estos tratamientos es de 16%, yo siendo la leche sólo consigo el 17.50%; aquí el que manda en esto de la vida es el JEFE”.

Oí la voz de mi JEFE, lo juro por mis muertos más frescos, que me decía: “Driver se generoso, no atranques, se generoso”.

Le dije a Jose Luis Caballero que me trajera mi expediente. Sesenta folios. Me puse de pie, los rompí con rabía y tiré los pedazos a la papelera.

“Jose Luis: empecemos de cero patatero. Tienes mi confianza”.

Y el muchacho se picó y volvió a empezar de cero.
...

Por seguir las instrucciones de mi JEFE, empecé en paralelo al tratamiento de inseminación in vitro, un expediente de adopción.

Tras mil golpes, mil oraciones y algunos actos de generosidad y fe, aquella partida de póker vital acabó materializándose en el límite de la edad donde se te pasa el arroz, apenas semanas antes de volar a China a por dos niñas, en un embarazo feliz que ahora es mi hija mayor.

Así que esa es mi historia. Espero que le sirva a alguien.

A mí me sirvió para aprender a rezar la oración que resume mi vida.
Todas y cada una de las mañanas que Dios me ha regalado, alzo mi mirada a las nubes y rezo la oración que aprendí a base de golpes. Sencilla pero real:

“Gracias JEFE, te debo una”.

Cada día intento hacer algo por devolverle el favor.
...

Un trato es un trato.


.

15 comentarios:

  1. Driver, acabo de regalárselo a mi primo, hoy es su cumpleaños, y su expediente tenía muchos folios también. Gracias, bendita coincidencia

    ResponderEliminar
  2. Buen trabajo, Ana.
    ...
    Justo para esto sirven los cuentos.
    Para que algún desconocido los lea en la Conchinchinas de Arriba.
    ...
    Ahora ya sabéis el motivo por el que escribo y regalo cuentos.

    Son parte de un trato que prometí cumplir.
    Y no puedo fallar.

    .

    ResponderEliminar
  3. Amigo, le debes dos.
    Una vez, yo también alcé mi mirada al cielo y dije "Señor, que sea lo que tú quieras", y, casualmente fue lo que quiso Él (que era lo mismo que quería yo).

    Un bico

    ResponderEliminar
  4. Soy el primo de Ana. Gracias a los dos. Si todo va bien, para el verano que viene tendremos a nuestro niño/a ruso con nosotros. De momento el expediente sigue creciendo, pero ya hace mucho tiempo que le doy gracias al jefe. Un abrazo. Ricard

    ResponderEliminar
  5. Buen trabajo, Ricard.
    ...
    Buen trabajo, chico.

    ResponderEliminar
  6. Pudiste ser sireno, ave fénix o león. Pero justo a ti te tocó ser Diego. Y tu historia te ha marcado para siempre. Diego, trovador y camionero.
    Buen trabajo chico.
    Buen trabajo, camarada.

    ResponderEliminar
  7. Este anónimo me recuerda a Driver. Parece su alma en palabras...
    O será el JEFE???

    Bueno, fijo que es alguien que mucho te quiere.

    ResponderEliminar
  8. No es anónimo Leles.
    Le delatan las últimas palabras, de las dos últimas frases: chico y camarada.
    ...
    Sólo mi hermana me llama así.

    ResponderEliminar
  9. Bien, ya decía yo que era alma y que te quería mucho!!!

    ResponderEliminar
  10. Mi marido es médico.
    Me has recordado que sufre bastante con el trato a sus pacientes.
    Las cosas hay veces que no le salen bien.
    ¿Te importaría escribirle un cuento?
    Él tiene una fuerte formación humana y científica, pero ultimamente va un poco bajo de moral.

    Necesita un poco de ayuda.
    Una especie de caricia en su alma, algo donde agarrarse.
    Y por más que busco no encuentro nada.

    El sábado es su cumpleaños.
    Te lo agradecería.

    ResponderEliminar
  11. María, soy la secretaria oficial del genio (me lo acabo de asignar ahora mismo). No se preocupe, estamos trabajando para dar con el antídoto idóneo las dolencias del alma de su esposo.
    En breve, uy breve, recibirá contestación.
    Muchas gracias por depositar su confianza en este humilde trovador.
    Reciba un cordial saludo.... jajajajaja

    ResponderEliminar
  12. María, me pongo a ello.
    ...
    SecreLeles:¡secretaria oficial!.
    Me vas buscando bibliografía sobre la profesión médica, te lees los libros y me haces un resumen.
    Veamos, apunta:
    1."El juramento hipocrático en el Reino de España. Luces y sombras".Publicado por: Colegio nacional de médicos.
    2."Conclusiones del Congreso Nacional de Médicos. 2.011. La comunicación con el paciente.
    Modos, limitaciones y contexto legal".
    3. "La palabra que sana". Autor: Tomae.
    ...
    ¡Hala!
    Ya sabes: el resumen mecanografiado a doble espacio en holandesa, no en A-4.
    Como siempre.

    Y recuérdame mañana que tengo Comunión de sobrina a las doce de la mañana.

    El lunes que no se te olvide el borrador de Hacienda. ¡No se dónde lo he tirado!.

    ...
    Aprovecho la ocasión para comunicarte que tu aumento de sueldo va a ser muy difícil de conseguir.
    Practicamente imposible.

    Si no conseguimos más encargos de cuentos, este negocio se va al garete. ;))))
    ...
    ¡Buen finde secre!
    Esta tarde te puedes ir antes.

    ResponderEliminar
  13. Jefe:
    Está chupao!, no se preocupe, todo controlado.
    Para las tres primeras lo derivo a los blogs de doña Mariapi y de un Tarracoenfermo. Ha de saber que los besos también curan, pero no hay problema, pues tengo el libro en casa.

    En cuanto a mecanografiar a doble espacio no tengo problema, pero como ya le dije en anteriores ocasiones, por muy científicos que le parezcan sus cuentos, el papel tamaño holandés es difícil de encontrar (a la par que caro) y no me entra completo en el carro de la máquina de escribir.

    Aprovecho la ocasión para decirle que mañana tiene usted la comunión de su sobrina, a las doce de la mañana. No se preocupe, la niña recibirá con puntualidad holandes... digo... británica, el regalo que usted (yo) tan amable le compró. El traje se lo llevarán de la tintorería a las ocho de la tarde. El vestido que lucirá su señora ya está listo. No dude que irá espectacular y a la altura del acontecimiento. Sus hijas también tiene los suyos preparados.
    En cuanto al borrador de Hacienda, está arreglado. Ya le hice la declaración la semana pasada. El lunes le indico lo que ha de pagar a Hacienda (jejejejejeje).

    No necesito el aumento, trabajar para usted es un placer difícil de pagar con dinero.

    Los cuentos llegan sólos.

    Buen finde Boss.
    Acabo de salir. :-))

    ResponderEliminar
  14. Buen trabajo, secre.
    Veo que mi indicación de que hoy pude salir usted antes, ¡se lo ha tomado al pie de la letra!

    Eso sí, ha hecho su trabajo de forma eficiente.
    ...
    Acabo de encontrar el borrador de Hacienda y he visto lo que me toca pagar.
    Al comparar la anterior cifra con el saldo disponible en cuenta corriente, observo asombrado que la primera cifra quintulica de forma generosa, la segunda y paupérrima cifra.

    ¡Menudo disgusto me voy a coger EL LUNES!
    ...
    Hoy no.
    Ni mañana.
    Ni pasado.
    ...
    Tengo cuentos que escribir, y no me conviene alterarme.

    Ya me enfadaré el lunes.
    Así que cuando me traiga el cafelito de las 10:00, si es tan amable me acompaña una bandeja con, aspirinas, nolotiles y algún complejo vitamínico potente.

    Conviene ser previsor. ¡¡¡ :(((( !!!


    ¡Güen finde, secre!

    ResponderEliminar
  15. Así que de aquí viene el trato?
    Increible y emotiva historia, Driver.
    Gracias.

    ResponderEliminar