Buscar este blog

viernes, 10 de junio de 2011

LA CHICA QUE AMABA VOLAR




Había una vez, en un tiempo muy, muy cercano, una chica que volaba entre las nubes.

Allí arriba hay aire, un gas natural regido por las leyes de los fluidos laminares.
Y agua, la esencia de la vida, obedeciendo las leyes de la termodinámica.
Presión y temperatura consiguen que se presente en varios estados.

Pero la chica del cuento no entendía ni de fluidos laminares ni de termodinámica.

Ella se fijaba en otras cosas.

En las corrientes.
Frías o calientes, templadas, vigorosas, furiosas, apacibles, señoriales, profundas, tenues, virulentas, juguetonas, alegres.

En los reflejos de la luz sobre las nubes.
Cirros, cúmulos, estratos, limbos, agrupadas, solitarias, estilizadas, francamente horizontales, algodonosas; en infinitos tonos de luz divina, iluminadas desde el espacio exterior, reflejándose en la tierra parda, en las cordilleras graníticas, en los prados verdosos.

Las piruetas de los vientos.
Los remolinos de las emociones.

Los entresijos del alma humana y divina.
El acontecer de los días azules.

El recorrido de las aguas bravas.
Los meandros de los ríos tranquilos.

Los espectáculos naturales.
Los fuegos artificiales.

El amarillo limón.
La luna lunera, cascabelera.

Y la chica del cuento dibujaba edificios, vivía y compartía.

Generosa y rápida.
...

Su vida era un volar entre nubes termodinámicas y fluidos laminares.

Y sin conocer las leyes físicas, se movía con soltura en las alturas.

Porque navegaba su proyecto.

Una intensa vivencia entre nubes.


Si alzas la vista la verás. Fíjate.
Entre nubes rotundas.

Flotando eternamente.
Con clase.

...

Atentamente para Alisea.

Así de sencillo.

4 comentarios:

  1. Es...¡¡¡precioso, Driver!!! "Segun", que el primero siempre será el de "las gaviotas", Gavioto.

    Estimulante para una mañana de viernes.

    Un afectuoso saludo, camarada.

    ResponderEliminar
  2. Qué cosa tan bonita!!!!!!! :D
    ME ENCANTAAAAAAAA
    La historia de esa chica es tan frágil como su nombre y tan rotunda como las palabras que lo conforman!!!!!!
    GRACIAS
    GRACIAS
    Mil y una mas!
    Viajaba camino de vuelta, en un camino-de-vuelta crispado de olivos y algún que otro castillo en ruinas rehabilitandose, pensando en que quizás, cuando regresara, algún rincón del metaverso llevaría mi nombre...
    y qué alegría cuando sueñas despierto y despues sucede que es verdad! Real!!
    Más me vale controlar de termodinámica para septiembre... :)
    Es preciooooso!
    Déjame seguir tus pasos, déjame escrito lo que más te guste de todo lo que te guste, y, en un corto plazo(más largo que el tuyo, lamentablemente) te regalaré una bolsa de palabras :)

    ResponderEliminar
  3. Vuestras palabras son de agradecer.

    Tengo en mí que jugar con las palabras es una suerte para quien las redacta y para quien las lee, pues igual que la pintura deja su rastro en el lienzo, las líneas en el plano, las palabras en la conversación y la oración en el alma, sueño con el día en el que cada habitante de este loco mundo contemple la posibilidad de regalar cuentos, historias, anécdotas o vivencias.
    Pues siendo regaladas las palabras y escuchados con atención los contenidos, tal vez sintamos que somos más hermanos que enemigos, más compañeros de viaje que extraños, más humanos que demonios.

    Y tal vez seamos así un poco más felices.
    Cuestión nada baladí, empresa difícil, objetivo alto.

    Siendo así que por una serie de casualidades y con muy poco esfuerzo, haríamos del infierno una playa donde leer a Homero.

    Objetivo posible y barato, que realmente está en nuestras manos.
    ...
    Sólo haría falta contar cuentos que fueran creíbles.
    Que acariciaran nuestra cansada alma de viajeros.
    ...
    En cualquier curva de cualquier carretera.

    .

    ResponderEliminar
  4. la chica estaba en su nube, una nube personal, que todos tenemos en nuestro interior y en nuestro exterior...una nube que nos lleva a cualquier sitio en cualquier momento y de cualquier modo!
    aqui la representación de la nube de lewis!un saludo!

    ResponderEliminar