Buscar este blog

martes, 19 de julio de 2011

LOS PIRATAS DEL MEDITERRÁNEO




Algunas veces no queda otra.

Saltas por la borda con el sable entre los dientes.

Nadas hacia la costa.

Escalas el risco.

Y atacas la fortaleza de Capdepera, con más valor que conocimiento.



Durante 150 años los ingleses dominaron la isla de Palma.

Ni los Reyes castellanos, ni los nobles catalanes, ni tan siquiera los sicilianos aliados con los corsos consiguieron expulsar a los infieles de la isla.

Así que fuimos nosotros.

Los piratas del Mediterráneo.

...

Nuestro bergantín es joven y rápido.

Navega que se las pela.

Surca el mar con la sublime arrogancia de su tripulación infantil.

Tenemos a Edu (mi ahijado), el capitán. Manda con destreza sobre nuestras almas y cuerpos. Las vidas de la tripulación dependen de sus ideas.

El piloto se llama Pilar. Se orienta en la noche por el brillo de las estrellas, y por el día por la altura del Sol , por el sentir de los Vientos.

La oficial de artillería naval se llama Silvia (mi ahijada). Donde pone el ojo pone la bala. Desde dos millas de distancia es capaz de acertar en un tonel lleno de ron con monedas de oro.

La oficial de asalto se llama Sara.Es la más valiente. Nada la detiene. Todos la siguen en el fragor de la batalla. Nunca se rinde.

...

Amanece en el Mediterráneo infinito.

Los ingleses duermen sin tan siquiera soñar que existíamos.

Con las primeras luces, nuestro capitán dio la orden: ¡A POR ELLOS!

De todas las estrategias posibles se inventaron la única que podía ser imaginada por cuatro niños.



La piloto Pilar trazó la derrota del bergantín con la maestría de una mente inocente.

La oficial Silvia pegó tal pepinazo con el cañón de 160 libras, que el proyectil, volando a través de la bahía cual gaviota, atravesó el portón principal de la fortaleza, dejándolo reducido a simples astillas.



Y así llegó el momento de los valientes. La oficial de asalto Sara escaló de forma atolondrada el risco, atravesó el portón y sable en ristre fue tomando las primeras posiciones.



Los niños piratas tomaron la Fortaleza, capturaron a todos los enemigos, enarbolaron su bandera pirata en lo alto de la torre de vigía.



Tras la victoria celebraron su día de gloria con una ronda de Chupa -Chups.

...

Tal vez, cuando crezcan recuerden su hazaña.

Seguramente, de adultos tendrán que luchar en un mundo terrible y cruel.

Pero mantengo el firme propósito de enseñarles que, los mejores sables, las más templadas espadas, los máximos honores del campo de batalla, se consiguen con armas talladas en madera.

Vieja madera de olivo mallorquín.



Madera mediterránea.



.

2 comentarios:

  1. Hermano, me parece bien que dejes a los chiquillos, capitanear el barco, y que tomen el relevo...

    Sabrán hacerlo, lo tengo claro, tuvieron buenos instructores, mientras tu y yo los observaremos a la sombra del olivo...

    Saboreando el añejo ron de nuestros tiempos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, germá.

    En este verano caluroso, donde un comentario es un oasis de palabras, donde las palomas han volado a las playas y a las montañas, aquí me tienes, ¡en Moralzarzal!, donde el viento da la vuelta, replanteando bajo la canícula un Centro de Salud, a 40ºC. a la sombra, con mis valientes hermanos de sangre, medios asfixiados por la falta de aire, sufriendo las oleadas de polvo y viento, secos, dispersos y recalentados, como hermanos de sangre batidos por el fuego enemigo de la crisis, alegres, sudorosos y con la mente fija en la botella de ron, que algún Capitán generoso nos reserva.

    Morenos de obra en medio de la estepa desértica.

    ¡No te extrañe que luego, cuando voy a Tarraco, me rompa el troquíter en la playa!

    ResponderEliminar