Buscar este blog

lunes, 22 de agosto de 2011

MAS QUE AMOR


La conocí con dieciocho años en Roma.
Se llama la Sibila Délfica, y fue pintada por Miguel Angel en la Capilla Sixtina.

Aquel primer encuentro fue sensual y elegante.
La rotundidad del trazado de la figura se imponía a cualquier ambigüedad relacionada con la condición humana.
Sentí que la armonía no es una palabra, sino que hay palabras armoniosas.
Que el mejor amor humano debe tener un punto de divino.
Que las emociones primigenias se transmiten a lo largo de los siglos.
Que debes hablar con los amigos a través de los ojos.
Que los colores se contraponen y adquieren brillos de los adyacentes.
Que el todo y la parte han de estar relacionados de forma natural.
Que el que crea ha de divertirse.
Que todos estos valores son gratuitos.

Sentí la fuerza de la pincelada, que hace temblar el cuerpo vivo.
Que las tormentas y los avatares son parte de la Creación.
Que la belleza se sostiene en armonía interna.
Que la fuerza del destino te llevó a un desierto, y a un mar.
Que te romperás en mil pedazos, y te reconstruirás en tres.
Que nunca estás solo, si aprendes a mirar despacio.
Que nos regalaron las nubes, por el placer de ser iluminadas.

Sentí la fuerza del trazado de la figura.
El arrojo ante la bóveda blanca.
La intencionalidad humana del acto creativo.

Y entonces...,
fue cuando le juré amor eterno.

Porque ella me lo había enseñado,
al sentir su presencia intensa.

Treinta metros por encima de mi alma.


.

PD:

"Al deshacer mi maleta me encontré un regalo de unos amigos de Tarraco; un libro sobre la Capilla Sixtina, de la Editorial Vaticana, con una calidad fotográfica impresionante.
Una pieza de colección, que hasta unos minutos antes presidía la entrada de su casa.

Me regalaron el libro que presidía su casa, porque yo mostré un especial interés por él.

Lloré como un tonto cuando me lo dieron, firmado por todos los miembros de la familia.

Ha sido uno de los mejores regalos de mi vida".

.




2 comentarios:

  1. Muy bonito, Driver, este post hay que llerlo varias veces.

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, Driver, la de cosas que puedes llegar a sentir frente a una imagen. Decididamente este libro está donde debe estar... mirado por los ojos que saben interpretarlo.

    Ets un crack, camarada...

    ResponderEliminar