Buscar este blog

lunes, 29 de agosto de 2011

VIDA Y MUERTE ( Curso de felicidad para torpes)



LA VIDA



Creemos tener muchas cosas.

Libre albedrío.

Capacidad de decidir.

Derechos y capacidades.


Y no somos nada.

Apenas un conjunto de reacciones químicas.

Una doble hélice de ADN, girando alrededor de la galaxia.

Perdidos.


Pero debajo del cráneo de un niño que mama, hay algo más.

La paz.

La verdad.

El sosiego.


El conjunto de tejidos neuronales.

Las corrientes eléctricas a la velocidad de la luz.

Abstracción.

Entelequias algebraicas.

La divina proporción.

Filosofía.

Principios y axiomas.

Cálculo.

Física.

Literatura.

Cuentos.

Amor.

Pasión.


Debajo del cráneo infantil está toda la luz del mundo.

La luz.

La luz es la sombra de Dios.



Y LA MUERTE



Creemos perder muchas cosas

Libre movimiento.

Capacidad de disfrutar.

Obligaciones y limitaciones


Y somos todo.

Un mundo físico y real.

Una doble hélice de ADN, girando alrededor de la galaxia.

Gloriosos.


Pero debajo del cráneo de un niño que mama, hay algo más.

El círculo exacto.

Sosiego.

La creación.

Energía transformada.


El conjunto de tejidos neuronales.

Los conceptos que rebasan generaciones.

Abstracción.

Experiencia.

El ciclo vital.

Amor.

La eternidad.


Debajo del cráneo infantil está toda la luz del mundo.

La luz.

La luz es la sombra de Dios.

.




5 comentarios:

  1. Gracias. A veces se nos olvida cuánta vida hay dentro de la vida.

    ResponderEliminar
  2. ¿Será, acaso, que todo lo importante de la vida no se puede medir, ni contener... ni explicar?

    Bicos Jefe

    ResponderEliminar
  3. Gracias por un post tan vital y tan bonito.

    ResponderEliminar
  4. Pues los huevos fritos con patatas están muy bien, que lo sepas

    ResponderEliminar
  5. ANA: la vida es como una muñeca rusa, cuanto más indagas, más simples son sus componentes,

    LELES: búscame una pregunta imposible y trataré de darte una respuesta sin explicación; son éstas las únicas respuestas que aportan luz, las que no explican nada pero insinúan un posible camino.

    MODESTINO: no hay nada tan vital como las palabras ciertas.

    SARRACENA INFIEL: ya me estáis organizando lo del Camino del tal Santiago.
    Hablar con la jefa.
    Peroyá.
    ¿Hay huevos en el Camino?

    ResponderEliminar