Buscar este blog

martes, 20 de septiembre de 2011

AL LIMITE


Algunos días vas al límite.
Tú lo sabes.
Has llegado donde has llegado;como has podido.
Y no puedes llegar a más.

Puede que sea lunes y otoño.
O tal vez sábado y primavera.

Las nueve de la noche.
O las cuatro de la mañana.

Pero has llegado al límite.

Así que abres el dial de la radio y buscas una canción.

Y suena jazz.

...
Una vieja canción, que tras unos toques de guitarra acústica,
deja deslizarse unos textos escritos por un músico,
desde una tierra lejana.
...

Algunos días vas al límite.
Tú lo sabes.
Has llegado donde has llegado;como has podido.
Y no puedes llegar a más.

Puede que sea lunes y otoño.
O tal vez sábado y primavera.

Las nueve de la noche.
O las cuatro de la mañana.

Pero has llegado al límite.

Así que abres el dial de la radio y buscas una canción.

Y suena jazz.



.

4 comentarios:

  1. Yo también tengo canciones que pongo cuando me siento al límite y de alguna manera me acompañan y me calman.

    ResponderEliminar
  2. El rey del blues, sentado en su taburete y con su mejor amiga entre las manos, es capaz de aplacar cualquier estado de ansiedad y nerviosismo.
    Me gustan tus recopilatorios de esta semana Jefe!!
    Bicos

    ResponderEliminar
  3. Dense por besadas, señoras.

    ResponderEliminar
  4. mmm... jazz, de la música más sugerente para acompañar veladas, no necesariamente relajadas.

    ResponderEliminar