Buscar este blog

miércoles, 21 de septiembre de 2011

DECLARACION ABIERTA








"Desearás vivir en un mundo donde cada uno de tus deseos, todas y cada una de tus ilusiones, todas absolutamente todas tus ideas y búsquedas serán impulsadas por la maquinaria potente de un impulso vital y eterno, que te impelen a compartir los dones que te han sido dados, las capacidades que has cultivado, las obstinaciones que eres capaz de convertir en realidades, las voluntades que eres capaz de dirigir a buen puerto.

Porque ese mundo al que aspiras sólo es posible si tu legítimo deseo es tan natural y potente como la respiración, como tu latido diario.

Y así llegarás a un punto, donde no te tendrás que esforzar, pues tus deseos se convertirán en una suerte de postura ante las dificultades, que afrontarás con natural talante, con cierta independencia de los resultados".

Fragmento de "Memorias de un camionero".
Del capítulo XXI: "¿Dónde voy enmedio de este caos, hacia dónde dirijo mis pasos, qué carajo hago aquí con la que está cayendo?"

.

11 comentarios:

  1. Je, je, je ..... cojoño, Mc.- D, seductor caballero

    ResponderEliminar
  2. Compartir los dones recibidos, afrontar las dificultades con naturalidad, dirigir las voluntades a buen puerto ... una buena declaración de principios.

    ResponderEliminar
  3. Me temo que sea más fácil de decir que de hacer, al menos para mí.

    ResponderEliminar
  4. SARRI: sin ser ni tu marío ni tu amante, he sido de los que más te ha querío, y con eso tienes bastante.

    MODESTINO: a veces, cuando me pierdo en según qué temas, hago el ejercicio de rebuscar en los principios, más que nada como ejercicio.

    SUSANA: entre la teoría y la práctica, la vida tiene la costumbre de interponerse.
    No eres la única.

    MARLÉNE:¿Flipante?
    Si me dices lo que te flipa a tí, te escribo un cuento con flipadas.

    ResponderEliminar
  5. Si no lo he entendido mal, camarada, el asunto es desear con todas tus fuerzas. Y empezar por tener deseos de tener deseos. Cuando el deseo es tan fuerte... forma parte de tu respiración, del latido de tu corazón, de la tensión de tu musculatora. Y vives ¡eso me ha gustado mucho! poniendo en juego todas tus potencias, INDEPENDIENTEMENTE DE LOS RESULTADOS. Lo más parecido a la Felicidad.

    Muy sugerente, camarada.

    ResponderEliminar
  6. Así es hermana Sunsi.
    Los dones naturales que nos han sido regalados, el deseo, el genio, el empecinamiento, la fe, la ilusión, los debemos usar para aderezar las posturas vitales que nos redimen.
    El cerebro, ese motor de inusitada potencia, capaz de arrastrarnos a los abismos más tenebrosos, es la misma maquinaria que usada en dirección adecuada nos lleva a donde nos gustaría estar.
    Alrededor del fuego, escuchando historias y compartiendo vivencias, con el postrer fin de levantarnos cada mañana y comernos la vida.

    A ser posible, con patatas fritas.

    Que tengas bon día, hermana.

    ResponderEliminar
  7. "Flipante" porque un "driver" como tú dé en la diana, muchas veces de lo qeu agita nuestro corazón.
    "Flipo" de tu buena pluma, porque ninguno de tus cuentos deja indiferente; "flipo" porque acabo de terminar una reunión en el despacho que casi explota la sala y releer tu "declaración abierta" me está serenando. Ya ves que es muy sencillo....."Flipo" porque la vida es .....!la bomba!. No creo que puedas escribir un cuento con flipadas.... o sí!

    ResponderEliminar
  8. Bien, abogada.
    Juguemos fuerte.
    ...
    Supongamos que vamos a Juicio, con todas las consecuencias, con todas las armas, con los mejores argumentos y que vayamos a muerte, pero a muerte de verdad.

    Supongamos que hemos acabado nuestra vida, y que por fin nos encontramos en un Juicio donde no van a haber mentiras, y que podemos coger al Juez y cantarle las cuarenta, decir todo lo que pensamos y sentimos.

    Hemos muerto, estamos desnudos frente a Dios, y nos va a juzgar.

    Tenemos una oportunidad para defendernos.
    Si no lo logramos, la pena es el castigo eterno.

    Y tú, ahí, fallecida y en EL JUICIO FINAL, tal vez tengas algo que decir.

    ¿Te gustaría saberlo?

    Tal vez si ahora que estás viva, conocieras esa conversación, te ahorrarías algunos problemas actuales y futuros.

    Tal vez merezca escribir un cuento que se titule,
    EL JUICIO FINAL.

    Y tal vez el destino me haya situado a mí en el lugar pra escribirlo.

    Y a lo mejor este fin de semana tengo un rato.

    Para encararme con el mismísimo Dios, y jugarme un buen póker con ÉL.

    Y FLIPAR.

    ResponderEliminar
  9. ...ese capítulo XXI hermano, en concreto el de Dónde dirijo mis pasos, me interesa por motivos que tu y yo conocemos. Nunca me quedó claro si esos pasos eran uno después de otro, y en ese caso me gustaría que recuperaras del manual ese que mencionas, que hace un paso cuando el otro pasa por delante del otro...

    ResponderEliminar
  10. El paso, cuando pasa el otro por delante le saluda con un:
    "¡¡ Dónde irás tú sin mí, hermano!!"

    Más o menos como tú y yo, hermano.
    Más o menos.

    ResponderEliminar