Buscar este blog

viernes, 16 de septiembre de 2011

LA DUDA

A lo largo de mi vida he tenido muchas dudas.

Tenía que decidirme por un camino, y no sabía si elegir el malo o el fatal.
El que estaba lleno de baches o ése oscuro sin ningún tipo de iluminación.
El que me conducía a una curva imposible, junto al acantilado, o aquel otro donde no se sabía ni la dirección por la que se tenía que circular.

Han sido muchas las elecciones, innumerables las equivocaciones, frecuentes los fracasos y repetidos los equívocos.

Soy humano, y como tal me suceden cosas así todos los días.

Pero..., ¿hay algo en lo que nunca me haya equivocado?, ¿alguna actividad que me lleve a una playa donde todas las olas estén perfectamente ordenadas?

...

El otro día me di cuenta que sí.

¿Quieres hacer la prueba?

Fíjate bien, pues creo que no voy a ser capaz de repetirlo.

...
Mañana, pasado, cuando tengas un rato, haz la siguiente prueba.

Quítele el volumen a la vida. Desconecta el sonido. Fíjate sólo en la cara y en los gestos de tus semejantes.

Verás cosas que te van a sorprender:

Un dependiente que transporta una caja de zapatos como si fuera el cachorro de un león.
Una señora que se abre el abrigo como cuando Alí Babá abrió la cueva de los tesoros.
Un niño que golpea unas canicas con la precisión del mecanismo del brazo articulado del Challenger.

Una adolescente que fotografía un árbol con forma de caimán.
Un abuelo escribiendo los fundamentos de la mecánica de Newton, con un bastón sobre el polvo del parque.
Un pájaro que transgrede las leyes de la Mecánica y se posa en el borde del cristal de una ventana.

Un corredor que cae en la tercera vuelta, y se levanta con decisión.
Un violinista ejecutando la marcha nupcial en un puente barroco.
Un turista que hace un avión de papel con el plano del metro, a cinco mil millas de distancia de su casa.

...

A veces, cuando estás llenos de dudas, una simple imagen puede ser la prueba más palpable de que tú...

Tú has venido a este mundo para ser feliz.

Así que..., quítale el sonido a la vida y...

Disfruta, chico.


.

7 comentarios:

  1. Que buen consejo, lo he probado.... y funciona!!!
    Gracias, eres mi ídolo.

    ResponderEliminar
  2. Tendré que probarlo con los seres humanos. Porque a veces lo he hecho con la tele y parecen marionetas.

    Gracias por la idea, colega.

    ResponderEliminar
  3. Mirar alrededor cambia mucho las cosas. A veces estamos demasiado metidos en nuestro mundo.

    ResponderEliminar
  4. ¿Así que tú eres el tal Driver? mira monín, dile a tu hermano que me deje trabajar tranquila, que no estoy para vuestros desblogueos...

    ResponderEliminar
  5. Irene, soy el hermano de Driver. Te dejaré en paz, de alguna manera tendré que olvidarte.Me has descubierto.Pero deja en paz a mi hermano.
    Firmado. El Gordo.

    ResponderEliminar
  6. ROJO MERLIN: veo que te gustan los trucos de magia blanca; ¡habrá que seguir practicando!

    SUNSI: sí, con los seres humanos también funciona; mira el ejemplo de mi hermano Tomae: si te fijas en TODO lo que dice te hacen falta varios diccionarios, pero si te fijas en cómo se mueve y lo que hace, ¡empiezas a entenderlo!
    Misterios de la comunicación no verbal.

    SUSANA: saber mirar alrededor es una asignatura pendiente; yo llevo cincuenta años practicando y de vez en cuando me entero de lo que ocurre; eso sí, tengo que quitar el volumen para no distraerme.
    Misterio misterioso.

    IRENE: aunque me consta que tu alma es digital y tus razonamientos están dictados por un programa informático, se agardece lo de MONIN.
    ¡Piropo fdigital pero piropo al fin y al cabo!

    ANONIMO TOMAE: como anónimo eres un desastre, hermano. Siempre te pillo, eres el único que me habla como si estuviéramos en Marte.
    ¿Porque estamos en Marte, no?

    ResponderEliminar
  7. Yo suelo ir por la vida con el volumen en off (a veces parezco idiota), y me funciona bastante bien.
    Así que ya me has descubierto, jefe. En la próxima reunión prometo poner la oreja... jajajaja

    ResponderEliminar