Buscar este blog

miércoles, 5 de octubre de 2011

330 KILOMETROS POR HORA.

Me gustaría...




Escaparme de Madrid por la mañana e irme en el Ave a Lleida, a ver a mi hermano Tomae.(Cosa que hice en enero pasado).

Desayunar con él en una cafetería que hay frente a la Renfe de Lleida, donde dos simpáticas rumanas te sirven un café bien cargado y hay bollos y cruasanes, y las chicas te sonríen, y tu hablas y hablas.(Cosa que pasó en enero pasado).


Luego nos cruzamos con un señor mayor que se enrrolló con mi hermano y contamos chistes en catalán y en español, y nos reímos los tres.

Luego fuimos a casa de mi hermano y me contaron una historia fantástica sobre cauces de agua que pasan por debajo del edificio y afectan el sueño de las personas (alucino todavía).


Luego fuimos a una misa rociera y cantamos en familia.

Cantamos un montón.

Me gusta ver a mi hermano catalán cantar en la misa rociera.



Luego nos escapamos los dos a un monasterio donde rodamos un video para una amiga y se lo regalamos por su cumpleaños.

Y rodamos el video con el hermano de la amiga, que trabajaba en el monasterio.



Y subimos a un campanario desde donde se veía el Pirineo.

Las montañas estaban nevadas y eran altas como los sueños de los niños.



Y le compré un libro a mi cuñada, y se lo regalé, y me lo pasé estupendo porque era un catecismo lleno de preguntas, y me puse a preguntarle cosas a ver si la pillaba.

Y mi cuñada se rió mucho.



Y luego jugué un rato con mis sobrinas, que son rubias y muy guapas.



Y luego me llevó mi hermano al Ave y me volví para Madrid.

Cuando llegué a casa me preguntaron que de dónde diablos venía.

Y empecé a contar que...

Me gustaría...



Escaparme de Madrid por la mañana e irme en el Ave a Lleida, a ver a mi hermano Tomae.



...

No hay mejor sueño que el que se hace realidad.

Algunos son altos como las montañas.
Y corren muy rápidos.
...

A 330 kilómetros por hora.


.

5 comentarios:

  1. Ay! no hay mejor sueño que el que se hace realidad... pero y aquel que no acaba de cumplirse...
    Me alegro que el tuyo se cumpliera! Hay sueños de colores, como este que es para envolverlos y desenvolverlos de vez en cuando y recrearse con sus sensaciones.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. Nos podemos inventar todas las sensaciones.
    Incluso nos las podemos creer.

    Y entonces, las sentimos.
    Y una vez sentidas, nos creemos que las podemos vivir.

    Y luego, si nos empeñamos, las vivimos.

    Contamos cuentos de sensaciones.
    Pero sólo por un motivo.

    Vivirlas después.
    ...
    Nunca contaré cuentos que no puedan ser ciertos.
    Porque entonces, no serían cuentos de verdad.

    Creo sinceramnete en la capacidad de curar de las palabras, en que la esperanza que nos crean son el motor del cambio de nuestras vidas, en que la sorpresa que nos producen, activa los mecanismos que nos impelen a actuar.

    Necesitamos buenos cuentos que nos motiven.

    Para así dinamitar al día siguiente la realidad.

    Bonna nit, Barna.

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo mis hermanos más cerca y no los veo. Me alegro de que vuestra relación sea tan fluida. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ...perdona Susana, he visto que dices que tenemos unas relacions flu... Pero el pesao de mi hermano sostiene que le debo 500 pavos, y esa fluidez cae por su propio peso ( el tal Driver pesa más de 100Kg. seguro) y el que me debe 500 pavos ¡líquidos! es él...

    ResponderEliminar
  5. Driver, ejemplar de hermano6 de octubre de 2011, 15:37

    Te ruego Susana perdones a mi hermano, pues amén de cuidar de él (el menor siempre es el menor) en aspectos morales y a-morosos, velar por su integridad (tanto física como psíquica), sacarle de la cárcel varias veces, pagar puntualmente las fianzas que los jueces establecen según la legislación vigente, pleitear contra sus acreedores e interponerme físicamente entre él y el cobrador del frac, me veo obligado a vérmelas con prestamistas, jugadores aventajados de póker, sableadores y miembros varios de los Cuerpos de Seguridad del Estado, que le suelen perseguir con denuedo y empecinada obstinación.

    A pesar de estas pequeñas costumbres a las que nos tiene acostumbrado desde pequeñito...

    ...es un buen muchacho.

    Sobre todo cuando está dormidito. ;)

    ResponderEliminar