Buscar este blog

martes, 29 de noviembre de 2011

DIBUJO TUS CABELLOS


Dibujo tus cabellos,
que no son largos,
sino bellos.

Que dibujan las mareas,
de un tiempo largo,
y allí te veo.

Me esperan en la sombra,
durante la noche,
de tenues cantos.

Saben a sal dorada,
entre vítores,
salen de adentro.

Formando las tormentas,
de días largos,
con tus talentos.

Que acaricio despacio,
sin ninguna prisa,
a fuego lento.



Atentamente para Ana, mi hermana mayor, que ayer cumplió años.
De su hermano pequeño.
Diego.

6 comentarios:

  1. Los hermanos mayores, independientemente de su carácter, de sus defectos y virtudes, de sus aciertos o desaciertos, siempre son esa tabla de salvación que nos muestra de nuevo el norte. Son una especie de faro, aunque también, a veces, son un poco mandones... jajajaja.

    Le deseo mucha felicidad a tu hermana.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ...yo con tanto hermano me estoy haciendo un lío. De todas formas felicitas a mi hermana, que si dices que es mayor que tú y tú eres el del medio...yo soy pequeñín pequeñín...

    ResponderEliminar
  3. Creo que Ana, no tu hermana, sino tu amiga comentarista, tiene toda la razón (tu hermana seguro que también, pero aún no se ha pronunciado.. jajajaja).
    Pues eso, felicita a tu hermana, broder.

    Bicos.

    ResponderEliminar
  4. Felicidades para tu hermana. Da gusto ver una familia tan unida. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por acordarte, corazón loco.

    ResponderEliminar
  6. ANA: ...y si encima el hermano mayor es médico, te atosiga con hacerte pruebas y revisiones, y que si este grano, y que si aquel lunar...
    ¡Qué castigo con los sanitarios!
    (menos mal que tú eres prudente con lo de la salu, jamía.

    BRODER: necesitamos una reunión familiar urgente, ¿nos vamos a esquiar?

    LELES: desde que he visto tu casa me fijo en las de piedra que hay por mi pueblo, y comparadas con la tuya...¡JUAS, JUAS, SON UNA CASTAAAAÑA!
    Y me da por reirme, ¡fíjete tú!
    Ganas de entrar en las casas y decirles que se han equivocado, que las casas bonitas son gallegas y sin grandilocuencias.
    De verdad que me pasa, secre.

    SUSANA: más que unidos, somos distantes geográficamente. Nunca sabré si eso es una ventaja o un inconveniente.
    Es lo que nos tocó en suertes.

    ANA: ¿Corazón loco?, ¿qué van a pensar de mí, mis amigas?
    Bueno, son listas.
    Seguro que ya se lo imaginaban.
    ¡Ya te pillaré, hermana-ana!

    ResponderEliminar