Buscar este blog

jueves, 17 de noviembre de 2011

ELOGIO DE LA IRRACIONALIDAD (1)


PREÁMBULO


Amigos lectores:

No os asustéis y tener paciencia, la cosa es interesante y necesito de vuestra colaboración.

Veamos. Tras reflexionar sobre el estado de la naturaleza humana, me apetece mucho intentar romper una barrera histórica y adentrarnos juntos en un terreno difícil, del que podemos obtener pingües beneficios.

En nuestra educación nos separaron entre "los de ciencias" y "los de letras", agrupándonos en dos mundos aparentemente incompatibles. Le llamaremos a esto la mentira nº 1.

En nuestra formación religiosa, se nos informó puntualmente de que hay un don, la fe, imprescindible para creer en Dios. Mentira nº 2.

Por otra parte, nuestra cultura nos empuja  a que nos neguemos a comprender las cosas que la razón o el corazón no llegan a alcanzar. A ésta la llamaremos "la Gran Mentira".
...

Bien.
Me dispongo a reflexionar en voz alta y con vuestra colaboración, con el fin de adiestrarnos en romper la barrera de los prejuicios culturales y obtener un conocimiento de gran ayuda para nuestra vida futura.

Para ello utilizaré el siguiente esquema:

1 Un preámbulo donde se expondrán preguntas de naturaleza irracional, pero que nos sean familiares al ciudadano común.

2 Un capítulo 1, donde se explicará sin rubor ni lenguaje técnico, la naturaleza de los números irracionales , su descubrimiento, el impacto que produjeron en nuestra sociedad, y la ingeniosa solución que se le dio a su formalización para ubicarlos en el mundo.

3 Un capítulo 2, donde razonaremos sobre la naturaleza íntima de las cosas que no somos capaces de comprender.

4 Un capítulo 3, donde por analogía entre el cap. 1 y 2, encontraremos los elementos comunes que nos hacen recorrer el camino desde el hecho irracional hasta la aproximación a su naturaleza.

5 Calculo que a esta altura, todos tendremos un buen cacao en la cabeza, así que será el momento de poner ejemplos ilustrativos, que aunque ahora no caigamos en ellos, seguro estoy que los vamos a encontrar.
Para gran sorpresa e íntima satisfacción.
....

Así que empecemos con el objeto del  preámbulo, donde se expondrán preguntas de índole irracional, cuya principal función no es responderlar, sino compartirlas.

Así, que si una vez leídas se te ocurre alguna parecida, te agradecería que la expusieras como comentario.

Esta aventura es para compartir.

....

1.1 ¿No has sentido alguna vez la inmensa atracción del vacío, y has tenido que hacer esfuerzos para no dejarte llevar por él? Una atracción completamente irracional.

1.2 ¿Cuántas veces has soñado que caes por un precipicio y al llegar al suelo te has despertado con sudores fríos? Un sueño irracional.

1.3 ¿Te has fijado que algunos problemas tienden a resolverse solos, que cualquier intervención no hace sino empeorar la situación, solucionándose al final de forma aleatoria e imprevista?
Todo un recorrido lleno de irracionalidad.

1.4 ¿Nunca has sentido que el amor es altamente aleatorio, y que tu pareja, tus padres, tus amigos o tus hijos, bien fácilmente podían haber sido otros? Una reflexión irracional pero cercana.

1.5 ¿Algunas de las cosas que más felicidad te han procurado, no han aparecido en tu vida por arte de birli-birloque, sin tú quererlo ni beberlo? Curiosa realidad fuera de la razón.

...

Llegados a este punto, yo me pregunto:

¿Qué relación existe entre lo que no somos capaces de comprender y lo que necesitamos para vivir felizmente?

Creo que mucha, y estoy dispuesto a avanzar contigo.

Pero necesito tu reflexión.

Yo haré el esfuerzo de ordenar el discurso para no perderme.

Si tú tampoco te pierdes, igual llegamos juntos  a algún interesante paraje.


.

9 comentarios:

  1. Diego...Interesantísimo. Mañana entro, que la gente tiene hambre...

    Gracias, colega.

    ResponderEliminar
  2. La mayor parte de las cosas que nos hacen felices no son ni palpables, ni medibles... La base de nuestra supervivencia son los sentidos y los sentimientos (algo abstracto pero real).
    ¿Cuál es la realidad de lo abstracto? ¿Existirá, pues, otra dimensión?
    ¿Cuál es la razón de que existan las líneas áureas? ¿Porqué leches nos fijamos en eses puntos??
    ¿Porqué soy capaz de volar con la imaginación, y sentir el aire que golpea mi cara, el vacío en mi estómago... y no tengo alas??
    ¿Porqué estoy convencida de que Dios me escucha?
    ¿Forma parte, Él, de esa otra dimensión?

    ResponderEliminar
  3. Creo que si lo comprendiéramos todo tendríamos una vida muy aburrida. Estoy de acuerdo en que parece que algunas cosas importantes suceden por puro azar, pero yo a ese azar le llamo destino. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¿Porqué me entre "mal rollo" cuando se funde una luz??...
    ... jejejej, estoy empezando a decir tonterías!!!, pero, querido amigo... con esta entrada acabas de abrir la caja de Pandora.

    ResponderEliminar
  5. Recuérdame que te recuerde que le des una paliza la próxima vez que se disculpe... si no se te olvida...por cierto, la paliza me la das a mí, básicamente porque tengo la cara más dura que tú, hermano de mi corazón!!!
    Me encantan esas palizas!!!
    ¿tú palizas o empalizas?

    ...y de palabra de verificación me ha salido
    "bleve"...ya sabes lo bueno si bleves...no conduzcas.

    ResponderEliminar
  6. 1. ¿Por qué los lunes tienen sesenta horas y los sábados quince? ¿no tarda lo mismo la Tierra en dar una vuelta sobre sí misma?

    2. ¿Cómo carajo se guía un flamenco volando desde Alemania al Coto de Doñana, y yo me pierdo siempre en el aparcamiento del Continente?

    3. ¿Cuál es el motivo por el que no puedo dejar de pensar en Conchita, si hace treinta años que se marchó con un señor que pasaba por allí?

    4. ¿Existe alguna explicación lógica a la imposibilidad de los miembros masculinos de mi familia a dejar cerrada la pasta de dientes?

    5. ¿Ése que se refleja en el espejo soy realmente yo, o es mi sustituto?

    6. ¿Por qué cuando nos juntamos tooooodos juntos a cenar en familia, observo el cuchillo de trinchar el pavo con cierto desasosiego?

    7. ¿Está la raza negra especialmente dotada para el baile, o es que nosotros somos un poco patosos?

    8. ¿Cuando voy a la sucursal del banco me siento desnudo, es normal o es que mi saldo es ridículo?

    9. Cuando la beso se me pasa el cabreo.
    Cuando charlo tranquilamente, me aumenta.
    ¡Ahora vas y lo explicas!

    10. Es verla y suena música.
    ¿Son efectos especiales?

    11. Cada vez que cuento dinero, tengo la imperiosa necesidad de lavarme las manos con enérgica viveza.
    ¿Soy raro o es que mi conciencia reconoce el barro con sólo tocarlo?

    12. El dinero no da la felicidad, pero su posesión se traduce en una sensación tan parecida, que sólo un experto perito puede dilucidar la diferencia.

    13. Oro con pasión y énfasis a un Ser que no habla mi idioma. ¿Estoy un poco turuleta?

    14. De cada cien veces que me equivoco, lo único que puedo afirmar sin error posible es que cincuenta son la mitad.

    15. ¿Son los héroes unos cobardes que corren en dirección contraria?

    16. ¿Qué me impide comprender ciertas cosas; no será que la pregunta está mal formulada?
    Hoy ya llevo tres cafés y estoy muy despierto.

    17. Me duele la tripa.
    Te beso en los ojos.
    Se me pasa el dolor de tripa.

    ¿Qué relación hay entre los ojos y el estómago?

    18. ¿Te gustaría saber a quién voy a votar en domingo?
    Bien, ya somos dos los que sentimos curiosidad.

    ResponderEliminar
  7. Esa pérdida de lo razonable me ha llevado a escenarios fantásticos; caminar en la irracionalidad no ha sido fácil, es cierto, pero también lo es que en el fondo siempre ha latido una coherencia; la de llegar a ser uno mismo.

    Bendita pérdida de toda lógica, esa que nos lleva a caminos no imaginados pero tan necesarios para seguir siendo quien uno es... ainsss, si yo te contara... ajjajaja.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  8. Cómo los irracionales organizar pensamientos...

    hace opinión orden cierto en falta mi...

    locos sino de es

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias por vuestras reflexiones.
    Lo común que tiene todas ellas es que existen hechos, situaciones, pensamientos, que son raros, raaaaros, muy raaaaaros.
    Y a nuestra mente le cuesta comprender según qué cosas.
    Bien, estamos en el primer escalón o "escalón de la sorpresa".
    Veamos qué pasa si avanzamos.

    ResponderEliminar