Buscar este blog

martes, 8 de noviembre de 2011

UNA BUENA PREGUNTA



Desde hace tiempo tengo el convencimiento que no hay nada mejor que una buena pregunta sin respuesta.

Las respuestas sólo te traen la opinión de alguien que no ha vivido lo que tú has vivido; y tal vez, si lo conoces, te puede enriquecer por el hecho de que te fías de él.

Pero..., ¿os habéis parado a pensar en el efecto enriquecedor de una buena pregunta sin respuesta?

En primer lugar, te hace pensar, cosa que es de agradecer.
Si encima te hace soñar, ya es para nota.

Pero si la respuesta se queda abierta y se mece en tu mente..., entonces has encontrado una pregunta mágica.

Por la sencilla razón de que te hace crecer.
...

Así, que de la mano de la música de Carlos Santana, yo me pregunto:

¿Hay algún posible nexo de unión entre el Caribe y Europa?
¿Algún sentimiento escondido entre la vitalidad de un mar cálido, americano, salvaje...., y una Europa construida durante siglos sobre las piedras de las catedrales góticas?
¿Sientes esa musica?
¿Qué te sugiere esa guitarra que tañe tu alma europea, mientras que sientes una bocanada de sol caribeño?
¿Es el mojito una bebida de los Dioses del Olimpo?

Escucha esa guitarra y deja que las respuestas te vayan llegando.

Desde dentro, en ese gran espacio que bordea tu felicidad más sorprendente.

.

Guarda las respuestas para tí.
Igual te sirven para construir tu propia música.

Y te salvan la vida.

.

7 comentarios:

  1. Basta con cerrar los ojos, soñar y buscar...
    ¿AQUÍ?

    ResponderEliminar
  2. Te contaré un cuento real, germà.
    Eramos cuatro amigos, y de los quince a los veinte cada uno de ellos se especializó en un grupo.
    Paco en Santana, Manolo en Cat Steven y Martín en los Supertramp.
    Yo me tiré de cabeza en los Pink Floyd.
    Nos bebimos todos sus discos.
    ...
    Después de treinta años nos solemos reunir los sábados santos a comer.
    Y todos llevamos pegadas en el alma sus canciones.
    Y hablamos de los momentos de felicidad que nos han proporcionado.
    Sentimos que nos hicieron un regalo.
    ...
    Llevas algunas notas pegadas al ADN.

    Algunos días nos sacan del infierno.
    Algunas temporadas nos han salvado la vida.
    Y cuando todo se va al carajo, pones alguna de aquellas viejas canciones, y el cerebro te responde de forma diferente.

    Como si algunos entresijos de tu alma sólo se abrieran a ciertas notas.

    Es una sensación muy íntima y placentera.

    Como si tu cerebro se hubiera acostumbrado a que cierta música te abre la caja de Pandora de la felicidad más intima.

    Todo un misterio hermano.

    Que te resucita en vida.

    ResponderEliminar
  3. Mmmmmmmmpppppfffffffffffffffff

    Efectivamente, mejor me guardo para mi pensamiento y respuesta.

    Presumo que no encaja con el espíritu de este anfitrión.

    Lo cierto es que me puede la realidad, ergo desestimo el imaginario que transforma la crudeza de los hechos en verdades dgeribles asumibles.

    Dicho de otra manera: el rapto de Europa, para mi, es una canallada y el captor un agresor que merece cárcel.

    En consecuencia, me guardo mis pensamientos para mi.

    ResponderEliminar
  4. No lo había pensado nunca, Driver ...pero está bien. Muchas veces nos preguntamos aquello cuya respuesta a lo mejor la queremos descubrir nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  5. La respuesta es clara... lo que une el Caribe con la vieja Europa es... el Océano Atlántico!!!!

    Y después la espesa soy yo...

    Querido broder...
    Creo que mi hija Sara (la bohemia) necesita un cuento. Por ahora, lo que más le gusta de todo lo que le gusta, a parte del chocolate e imitar a su madre, es correr, jugar y pintar con mil colores.
    No te olvides que es un Princesa... aunque tú ya lo sabes (porque tienes otra en casa, y las Saras vienen igualitas, casi de serie).
    Se lo leeré todas las noches. Prometido...

    Bicos

    ResponderEliminar
  6. Europa y América están unidas por lazos familiares, aunque algunos prefieran ignorarlo. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. SARRACENA: no presumas de que tu pensamiento no encaja con el del anfitrión, que igual un día te raptamos sin previo aviso, con nocturnidad, alevosía, organizados criminalmente y encima pedimos rescate. Arrieritos somos.

    MODESTINO: había una técnica para elaborar teorías que se basaba en preguntas encadenadas que iban conduciendo el argumento hacia delante; si encuentras algo de esto en tu base de datos, me lo comunicas. Estoy interesado.

    LELES: creo que a mi sobrina gallega le gustaría un cuento sobre palabras saltarinas.
    Me pongo a ello.
    Por cierto, buena respuesta ingenieril.

    SUSANA: una vez estuve en Cuba, y es cierto que allí te sientes como en "casa de los primos". Te pones a hablar con la gente, y resulta que el que no tuvo un familiar español, tuvo dos.
    Y eso se nota en el trato, en la familiaridad de las conversaciones y en la amabilidad y educación exquisita.
    Da gusto andar por América.

    Un beso para tí también.

    (¿Cuándo encargarás un cuento?)

    ResponderEliminar