Buscar este blog

viernes, 2 de diciembre de 2011

PROHIBIDO HABLAR CON EL CONDUCTOR ( I )



Desde que tengo uso de razón (creo que sucedió el lunes pasado, a media mañana), recuerdo que en los autobuses rezaba el cartel que te prohibía hablar con el conductor.

Siempre dí por supuesto que se trataba de una norma de seguridad para evitar que se distrajese y nos pegáramos un piñazo.

Pero conforme he ido creciendo, he empezado a sospechar que ese señor ( o señora, que haberlas hailas) que conduce el autobús, debe de saber algo interesante.

Para empezar, el colega sabe tu origen perfectamente.
De dónde vienes, en qué parada te has subido y tu aspecto general.

Luego viene lo de estar informado de tu destino inmediato.
¡Pero si no lo sabes ni tú mismo!

Pues EL sabe perfectamente dónde te encontrarás en veinte minutos.

Es de coña.

Nos prohiben hablar con EL, y resulta que es capaz de responder a las dos preguntas más importantes de nuestra vida:

¿De dónde venimos?
¿A dónde vamos?

...

¿Sabes lo que te digo?
Ya me estoy cansando de ser un buen chico.

Me voy a empezar a saltar las normas.
...

Mañana mismo, en cuanto me levante, voy a hablar directamente con EL.
¡A TOMAR VIENTO!

Y si puedo, si me lo monto bien, voy a hacerme amigo de EL.
¿Quién sabe?, lo mismo lo consigo.
...

Estoy cansado de obedecer, de fijarme en las normas, en los reglamentos y en todas y cada una de las prohibiciones del mundo que me rodea.
...

Mañana mismo voy a empezar a rezar de verdad.

Voy a empezar a hablar con el conductor.
No tengo nada que perder.

Absolutamente nada que perder.


.

4 comentarios:

  1. Pues si logras que te conteste me avisas, vale!!.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo, secre.
    ¡HOY ES EL DÍA!
    Me voy a Salamanca en autobús, tengo más de tres horas para intentar hablar con el conductor.
    ¡Esta vez le pienso sacar TODA la información posible!
    Llevo el asiento 1, junto a EL.
    ¡Se va a enterar!

    ResponderEliminar
  3. ...anda, pregúntale si sabe algo de lo nuestro aunque no sé si me interesa más a Dónde vamos que el de Dónde vinimos, -si ese es el gran misterio- ...

    ResponderEliminar
  4. Suerte con tu indagación. Un beso.

    ResponderEliminar