Buscar este blog

martes, 27 de diciembre de 2011

TRUCO Nº 3: LA EXISTENCIA DEL FUTURO.

Una de las cosas que te pueden suceder es que pienses que el futuro no existe.
Tranquilo chico, es muy frecuente.
...
Mantengo el firme convencimiento de que el futuro sí existe, y que depende de tí.
...
Dada la complejidad del fenómeno, pondré un ejemplo sencillo.
...

Tengo una amiga que ama la música, en especial la Ópera.
Bien, hasta aquí fácil.

Luego tengo la misma sensación que tú, pues dado el más común de los devenires, es complicado salirse de una vida.

Pero no; no.

Se puede uno imaginar cosas. Y siendo bien pensado, incluso se pueden imaginar dos, si son reales.
 El truco está en imaginar asuntos abordables, darles forma y esperar el momento.

Así que he decidido que voy a invitar a mi amiga a la ópera en Milán, La Scala.
...

No será hoy, ni mañana.
Pero será.

Simplemente iremos juntos a ver una maravillosa ciudad italiana, y tendremos entradas para uno de los mejores espectáculos que imaginar se pueda.

Pongo a Dios por testigo.

...

No vayáis a pensar que lo hago por motivos personales.
No, en estos asuntos las personas somos meros espectadores de un baile mucho más complejo.
Una suerte de música divina.

...

Lo voy a hacer porque necesito creer en la existencia del futuro.

Y el primer paso es desearlo con toda tu alma.





Escrito está y escrito se queda.

Corazón.


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario