Buscar este blog

lunes, 23 de enero de 2012

MIRADA SUBMARINA.


MIRADA SUMARINA.


"Unas simples gafas de bucear, una playa junto a un cabo rocoso, nada más.

La superficie del mar oscila al ritmo cadencioso de las olas.

La luz llega rectilínea y se refleja, refracta, levita y se dispersa de forma aleatoria, chocando sobre la mar caprichosa.

Las olas implosionan en blanco torbellino.

Los corales,algas, arenas y seres vivos, adquieren varias tonalidades por minuto.

Todo depende de si la luz llega por babor o a sotavento.





No hay dos minutos iguales.
Nunca se repiten los colores.

Variación continua y divina....


Unas simples gafas de bucear, una playa junto a un cabo rocoso, nada más.

Sólo el silencio."


.


PD:


Delante de esta Torre está "la cola del caballo", una formación rocosa que te permite andar sobre ella y adentrarte en el mar. Si te fijas, es la zona donde más espuma hay.

La Torre es una reconstrucción de una antigua del siglo XVI, que servía para avisar del desembarco de piratas a las poblaciones del interior, mediante hogueras.

El pueblo se llama "Torre de la Horadada" y está en Alicante, en el límite con la provincia de Murcia, justo al sur de Campoamor (Alicante) y al norte de San Pedro del Pinatar (Murcia).

Hay un hotel de una estrella y trato familiar, heladería y cine.

Y el Mediterráneo.
.

Si consigues una bici, te sabría guiar hasta el Mar Menor, las salinas de San Pedro, Río Seco y las Mil Palmeras a través de sendas de tierra.

Con olor a pino.

.

10 comentarios:

  1. ¿Dónde está el lugar que describes? Voyyyyyyyyyy de cabeza. Un ratito aunque sea. Bellísimo, colega.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Torre de la Horadada, provincia de Alicante.
      Playa del Conde.
      Un cabo rocoso y arenoso, donde puedes andar en dirección a Argelia sobre las rocas superficiales, hasta unos cien metros de la orilla.
      Una vez allí, la roca se acaba en un corte limpio, y si te tiras con cuidado caes en una sima de seis metros, donde la luz se sumerge y tiembla al chocar con las algas del fondo.

      Si buceas por allí, al salir a la superficie y volver a la orilla, eres otro completamente distinto.

      Renovado por los elementos más básicos: agua, luz y movimiento.

      No uses botellas de oxígeno allí.
      No está prohibido, pero lo que pega es tomar aire en la superficie y sumergirte cual medusa.

      En un azul tan intenso, que cuando sales tienes la piel de un salmonete, las branquias de una sardina y el alma de un pez volador.

      Y claro, es gratis.

      Eliminar
    2. Gracias por la detallada explicación, camarada. Estoy convencida de que lo que lo hace bello es la forma como lo miras y lo describes.

      Eliminar
    3. Y haber tenido 18 años cuando buceaba allí.
      Son cosas que se te quedan grabadas para siempre.
      Simplemete forman parte de tí para siempre.
      ...
      Por eso, cuando veo a los tuyos pulular por Cala Romana, me acuerdo.
      Y las piezas de un rompecabezas gigante y diacrónico, como que encajan.

      Tendríamos que hablar de ello, más despacio.

      Eliminar
  2. Debe ser una experiencia maravillosa. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Susana.
      Algunas de las cosas que se aprenden en el mar, nunca se olvidan en tierra.

      Eliminar
  3. Búscame habitación para la primera quincena de agosto que yo tb voy!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero si en tu tierra están las mejores playas!
      Me acuerdo de las islas Cíes.
      Nunca vi arena tan limpia.
      Ni aguas tan trasparentes.
      Ni tanto carácter como el que se respira alrededor de una Ría.
      ¡Ni un marisco tan rico!
      ...
      Me estoy pensando seriamente haceros una visita.
      ¡Seguro que no hace tanto calor como en el sur!

      Eliminar
  4. No hace tanto calor, porque hace más frío!!!
    Piénsatelo bien, yo te abro las puertas de mi casa. Pero el agua es fría, fría, fría!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Quién sabe!
      Cuando me siento al volante, todo puede pasar.
      ¡Hasta cogerse a toda la familia e ir a bañarse em agua fría!
      ...
      Lo cierto es que en verano y por el norte, se descansa muy bien.
      Veremos qué pasa; de momento no me lo pienso mucho, pues lo que no me pienso mucho es lo que al final hago de verdad.

      Eliminar