Buscar este blog

martes, 3 de enero de 2012

SIBERIA: LEJANA Y FRÍA. (1) .



La situación es crítica.
A veinte mil kilómetros de casa y un frío que pela.
Por no haber, no hay ni carreteras.
Avanzábamos por el cauce de un río helado. Lo que había.
...
Te das cuenta que estás en Siberia porque ocurre todo lo contrario que lo escrito en el manual.
No hablan inglés ni beben café, hablan ruso y beben vodka.
No puedes trabajar todo el día, porque casi siempre es de noche.
Y si te descuidas te quedas hecho un cubito.
...
Los rusos de Siberia tienen varias palabras para referirse al hielo.
No soy capaz de escribirlas, pues por cada vocal hay tres o cuatro consonantes.
...
Te crees que no vas a sobrevivir al frío, pero te las ingenias.
Que no vas a poder aguantar un trabajo tan duro, pero lo haces.
Piensas que es imposible vivir sin familia, pero lo consigues.
Jamás aguantarás tantos días sin amigos, y te acostumbras.
...

Catorce camiones con las piezas de unas turbinas para una central hidroeléctrica enmedio de hielo.
Un plano en blanco y negro con unos caminos marcados en rotulador rojo.
Un teléfono móvil que no funciona nunca.
Ropa especial para bajas temperaturas.
Una brújula.
Un saco de dormir polar.
Y una obra de teatro de Lope de Vega.
...

"Te buscaré entre las llamas,
de mi corazón perdido;
 te encenderé entre recuerdos,
cuando ya te hayas ido".

...

A través de mi cabina observo el paisaje blanco.
Los árboles cubiertos de nieve se elevan como velas sobre un pastel de nata blanco.

...

Creemos que no se nos ha perdido nada allí.
Que no hay ninguna razón para ir.

...

Y acabamos conduciendo sobre un río congelado, lejos de casa, mirando un paisaje completamente helado.

Donde si te descuidas, te quedas pajarito.

...

Estás en Siberia.

Con tu libro de Lope de Vega sobre el salpicadero de tu camión.

Esperando ver la Aurora Boreal.

...

Si tienes suerte, y no te congelas antes.


.

4 comentarios:

  1. Sr. Driver, enormemente agradecería que ocupara puesto de jinete en mi carruaje y me guiara por esas estepas a fin de glosar juntos canciones, cuentos, y jaras a esas simpáticas y juguetonas siberianas...

    ResponderEliminar
  2. Me recuerda a un programa que vi el otro día sobre ese tema. No sé si vimos el mismo. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Vos y Lope en Siberia, voto a bríos que peligro!!!!!!!!!!

    Será menester alertar a las lugareñas, empero no olvidéis caballeros, que no en vano sobreviven a los tártaros, a los mogoles y a los cosacos, de modo que cuidad vuestros modales.

    ResponderEliminar
  4. Observo con atención que esperáis la presencia de personajes femeninos en la historia polar.
    ¡Pero bueno!
    ¿Aquí quién manda?
    ...
    Acaso créeis que voy a haceros caso, así porque sí.
    ¡Mujeres en un cuento polar!
    ¡El acabose!

    ResponderEliminar