Buscar este blog

miércoles, 1 de febrero de 2012

DECIR AMIGO

Decir amigo


es decir juegos,

escuela, calle y niñez.

Gorriones presos

de un mismo viento

tras un olor de mujer.



Decir amigo

es decir vino,

guitarra, trago y canción

furcias y broncas.

Y en Los Tres Pinos

una novia pa' los dos.



Decir amigo

me trae del barrio

luz de domingo

y deja en los labios

gusto a mistela

y a natillas con canela.



Decir amigo

es decir aula,

laboratorio y bedel.

Billar y cine.

Siesta en Las Ramblas

y alemanas al clavel.



Decir amigo

es decir tienda,

botas, charnaque y fusil.

Y los domingos,

a pelear hembras

entre Salou y Cambrils.



Decir amigo

no se hace extraño

cuando se tiene

sed de veinte años

y pocas "pelas".

Y el alma sin mediasuelas.



Decir amigo

es decir lejos

y antes fue decir adiós.

Y ayer y siempre

lo tuyo nuestro

y lo mío de los dos.



Decir amigo

se me figura que

decir amigo

es decir ternura.

Dios y mi canto

saben a quien nombro tanto.

.

Te acabo de llamar.
Después de casi año y medio has logrado salir del hospital.
En una silla de ruedas, pero has salido.
Ahora vives en Alicante, con tu novia que te cuida.
He apuntado tu nueva dirección para ir a verte.
Y contarte las historias de los viajes en camión que nos quedan por hacer juntos.
Y ver la Aurora Boreal.
Y reírnos de cuando me robaste una novia con 16 años.
Y de cuando nos dejaron las tres novias siguientes.
Y de las veces que nos hemos arruinado.
Y de las veces que con dos duros en el bolsillo, comprábamos pipas y nos sentábamos en un banco a comérnoslas.
Y de cuando nos fuimos de camping,  y nos escapamos con dos alemanas.
Y de cuando nos cateaban en los Maristas.
Y de cuando llamaron a los bomberos los vecinos, en un baile que hicimos en tu casa.
Y de cuando nos escapamos a Madrid a ver un concierto de Supertramp.
Y de cuando enamorábamos a las chicas de Elche, y nos colábamos en el tren para ir a verlas.
Y de cuando nos pegamos el castañazo en el coche de tu padre.
Y de cuando aprendimos a navegar en el barco de Eduardo.
Y de las veces que recorrimos la costa galopando un Vespino.
Y de cuando nos apuntamos en la Cofradía para sacar al Cristo.
Y de todos los caramelos que hemos regalado a los niños en la Procesión del Viernes Santo.
Y de todas las canciones que hemos escuchado juntos.
Los bailes que nos hemos pegado.
Los labios que hemos besado.
Las poesías que hemos escrito.
Las veces que nos hemos enamorado (incluso de la misma).
Las madres de amigas que nos han abierto la puerta de su casa.
Los padres de amigas, que nos las han cerrado.
Los cuentos que hemos regalado.
Las veces que nos hemos peleado.
Las otras veces que nos hemos perdonado.
Las cervezas que nos hemos tomado.
Las noches que nos hemos bañado en el Mediteráneo.
El dinero que hemos malgastado.
Las veces que las hemos invitado a merendar, y luego ni un besito.
Las partidas de billar donde nos hemos jugado el dinero que no teníamos.
Las trampas que hemos hecho al póker.
Las tonterías que me has aguantado.
Y las estupideces que yo te aguanté.

Y las veces que hemos visto amanecer.

Y de la jodida mala suerte.
Sobre todo pienso reirme contigo de la jodida mala suerte.

Porque juntos, podemos hacerlo.
Como siempre, sabremos hacerlo.

Tenemos mucha experiencia, amigo.

.

9 comentarios:

  1. Bordado, Driver. Lo has bordado.

    "Y ayer y siempre

    lo tuyo nuestro

    y lo mío de los dos."

    No se puede decir más en tan pocas palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conste que la primera parte es la letra de una canción de Serrat.
      Y muy buena.

      Eliminar
  2. Creo que AMIGO es una buena palabra para resumir todo lo que, tan bien, nos acabas de recordar.

    Biquiños broder!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los amigos son como los diamantes.
      Todas sus caras brillan, aunque haya poca luz.

      Eliminar
  3. Qué suerte haber compartido tanto juntos. Espero que le vuelvas a ver pronto. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que le dio un infarto cerebral a mi amigo.
      Y que eso me hace llorar.
      La vida...

      Eliminar
  4. Ufffsssssssssssss, colega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Real, como la vida misma, corazón.

      Eliminar
  5. Diego, acabo de leer lo del muchacho amigo nuestro y es impresionante,consigue que lo lea. Aunque no se si realmente te merece. Sigue así.

    ResponderEliminar