Buscar este blog

viernes, 3 de febrero de 2012

TAN SOLO TUS MANOS


Hace tiempo que me ocurre.
Ya no me fijo en lo que dices, pues las palabras se las acaba llevando el viento.
Tampoco me paro en tus razonamientos, tan llenos de razón para tí.
De vez en cuando leo lo que escribes, y me pierdo.
Y si usamos el teléfono, ni que decirte que no me entero.

Entonces, ¿cómo es que sé dónde reside tu alma?
¿De qué forma me entero de lo que sientes?
¿Por qué sé lo que piensas?
...

Hace tiempo que me ocurre.
Me fijo tan solo en tus manos.

Cuando le quitas los mocos al niño.
Y luego hablas de no se qué, agitando las palmas sobre el Planeta Tierra.

Haces cuentas del porvenir.
Y acabas contando los gastos con los dedos de tus manos.

Te empeñas en un objetivo difícil.
Y aprietas los puños con fuerza, como reafirmando tus frases.

Te observo, mientras preparas una lasaña.
Y distribuyes el queso, con la delicadeza de tu mano derecha.

Al cruzar la calle, agarras a tu hijo de la mano.
Siendo la tuya una brújula en el Océano.
Un sextante en el Cabo de Hornos.

También te he visto bailar.
Zigzageando con tus manos unas trayectorias tribales, las que delimitan tu irracional ritmo.

Y agarrarle las manos a tus padres.
Como quien se aferra a una cadena de barco, frente al oleaje.

Y pasar las páginas de un libro con ellas.
Trasladando del papel a la mente un pensamiento oportuno.

...
Ya no te pregunto si estás triste o alegre.
Si tienes frío o calor.

Hace tiempo que me ocurre.
Me fijo tan solo en tus manos.

Por eso, cuando te paras las beso.
Sé que ellas, siempre me muestran la verdad de tí.

...

Desnudas e impredecibles.

Como una amante juguetona, que sueña con la verdad.

.

10 comentarios:

  1. ¡Gracias, gracioso!
    Lo digo, conste en acta, porque me río mucho contigo.
    Y eso, siempre es bueno.

    ResponderEliminar
  2. Mmmmppppfffffffffff, entre ripios y óperas, llego tarde, mi seductor caballero, ya usted sabe,verdad? No obstante, no está demás que los demás lo sepan: ocupa usted un lugar preferente en mi corazón, le quiero mi seductor caballero. Espero haya pasado un buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡ Yajauuuuuuuuuuuú !!!

      Dícese de la interjección que aúna en un solo sonido onomatopéyico, alegría, sorpresa, frescura y empecinada determinación.
      Usada en el sector del transporte, la construcción, banca y ambiemtes jurídicos varios, su uso y disfrute se circunscribe más al lenguaje coloquial que al oficial.
      Se reserva su uso para cuando llaméis para sacar entradas de teatro y/o ópera, asistir a dichos espectáculos en animosa hermandad, prenoctéis en ésta vuestra casa y de esta manera podáis dar cuenta de desayuno, comida y cena, que son tiempos de contención y sosiego en el gastar, que no en el disfrutar.
      Estando autorizada como está usted, mi señora, para líar las voluntades de nuestros comunes amistades, ruégole aproveche la cena de mañana para enredar con toda suerte de ardides, a la Sunsi y su marío, pues no les vendría mal un poco de aire renovado, fresco y glaciar como el que disfrutamos en esta meseta esteparia, donde el Dios Eolo nos regala con toda suerte de vientos gélidos, ventarrones y glaciares meteoros varios.
      No olviden por tanto echarse unos abrigos, que del combustible apropiado (viandas, vinos y otros elixires), ya me encargaré yo con puntualidad y profusión.
      Y aunque suene mal, os recuerdo, que somos nosotros "los que ponemos la cama", expresión a todas luces ambigua, pero que seguro estoy sabréis transmitir con transparencia jurisconsulta.
      Aprovecho para advertíos, mi señora, que os preparan encerrona vil donde la Sunsi, pues según mis más recientes informes, las fuerzas vivas que os rodean tienen previsto un ataque en toda regla, con el fin de que acometáis sin demora un proyecto que en forma de tesina, pretende llenar vuestro tiempos diurnos e incluso nocturnos.
      No estando capacitado para empujaros o deteneros ante tan magna empresa, sí os recuerdo que dada la magnitud del reto, sería conveniente que antes de comenzarlo, os marcárais un punto de inflexión en ésta vuestra casa, pues como dice el poeta...,
      "antes de encerrarte entre libros,
      antes de escribir la tesina,
      es del todo punto justo,
      que os peguéis una juerguina".

      Eliminar
  3. Qué bonito. Las manos dicen mucho de las personas. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son las manos el reflejo,
      del alma que las posée,
      las mueves con entusiasmo,
      y te hacen decir ¡olé!

      Sirven para aplaudir,
      para agarrar fuerte la vida,
      para sostener al que te ama,
      y para curarte la herida.

      También para degustar,
      manjares y vino tinto,
      también para escribir,
      dibujar con mil colores,
      y modelar lo que pinto.

      Al dar la mano perdonas,
      cuando las besas te inclinas,
      y sirven para arrojarse...,
      de cabeza a la piscina.

      Pero hay que tener cuidado,
      pues según la Biblia dice,
      no ha de saber la izquierda,
      lo que la otra nos dice.

      Unidas con entusiasmo,
      con espíritu tan sano,
      es entoces que sabemos,
      que en este mundo...
      todos somos muy hermanos.

      Y a la hora de rezar,
      si nos damos sin vergüenza,
      las manos ante el Señor,
      estoy seguro que Él,
      nos escuchará mejor.

      Eliminar
  4. apostillador tomae4 de febrero de 2012, 14:34

    también sirven para aporrearse los hermanos, que aunque no lo entiendan, es una forma de fraternizar ...

    ResponderEliminar
  5. Guardo entre mis recuerdos,
    algunos de tus golpes mejores,
    aquél fémur que me partiste,
    la quijada dislocada,
    la rodilla, vuelta para atrás,
    la clavícula, troceada.

    De tantas veces que he ido,
    al hospital por tu culpa,
    me van a hacer allí fijo,
    y van a ponerle tu nombre,
    a varias de las consultas.

    Tal es la fama ganada,
    por tus golpes traicioneros,
    que estás en la lista de golfos,
    colocado, el primero.

    Eso sí te van a dar,
    el premio extraordinario,
    pues tus golpes son la causa,
    de que entre médicos...
    ya no aumente más el paro.

    Tengo el cuerpo señalado,
    marcado con cicatrices,
    así que estate quietecito,
    ¡y no me toques las narices!

    Que ya no queda rincón,
    músculo o hueso sano,
    que todos me los ha roto,
    el brutote de mi hermano.

    .

    ResponderEliminar
  6. A veces la belleza nos sorprende.
    Enmedio de un frío polar.

    ResponderEliminar