Buscar este blog

miércoles, 23 de mayo de 2012

LA GRAN ESTAFA: ROCK AND ROLL ( 9 )



"Tan sólo, Rock and Roll".

.

El día que conocí a Rojo Merlín, fue lo único que me dijo.
Sólo sabía de él  que vivía por el sur de España, y que le gustaban los juegos de acertijos y adivinanzas.
Y que se había unido a nuestra banda para ejecutar un gran robo de diamantes.
...
Lo que no sabía y conocí nada más verle, es que amaba el rock and roll.
Y claro, las cosas que no conoces son las que determinan el futuro.
Fijaros si no en lo que pasó aquella tarde de junio.

............................ (en cuanto que coja aliento, sigo; fue un día largo).

A ver, lo dejo escrito no sea que se me olvide:

Drastopefh Ruftdorfchkz , el camarero nepalí, el daiquiri, yo no hablo, smoking, fajín rojo.
Eso es.
............................

Empezaba a tener dudas sobre el éxito de nuestra misión; y cuando tengo dudas, suelo tomarme un café y quedarme calladito un buen rato. No es que se solucionen los problemas con este método, pero al menos, no crecen.

Me fui a la barra de la cafetería situada en la la cubierta dos.
Un camarero nepalí me preguntó que qué quería.
Le contesté que ser feliz, robar seiscientos millones de dólares en diamantes, y un café.
El camarero nepalí me contestó que si quería la leche fría o caliente.
Fría, le dije, y ya no volví a hablar en toda la tarde.
...
Rojo Merlín se comportaba como un profesional del robo.
Iba vestido con un elegante smoking negro, aderezado con un distinguido fajín rojo.
Se sentó a unos cuatro metros de distancia, en un taburete de la barra, y no me dirigió la palabra en toda la tarde.
Supuse que consideraba parte de nuestro plan el que no se nos viera relacionándonos.

Al rato apareció el ruso, Drastopefh Ruftdorfchkz, el mayor traficante de diamantes del mundo.
Nuestra víctima.

Si le hubiese pegado cuatro tiros en ese momento, aparte de desgraciar mi vida para los restos, calculo que unas tres mil personas en todo el mundo me hubieran regalado un jamón por Navidad.
Su fama de mafioso, asesino y falto de escrúpulos era tan cierta, que tenía que desplazarse siempre con un par de guardaespaldas y cambiar de aspecto con frecuencia.
Yo le reconocí por el tatuaje del brazo derecho.
Un diamante.
...

Rojo Merlín se pidió un Daiquiri, una bebida muy fresca que ayuda a romper el hielo.
El ruso se pidió un vodka con limón para él, y agua mineral para sus dos guardaespaldas.

Yo no hice nada, absolutamente nada. La renada, vamos.

...

El camarero nepalí conectó el hilo musical. Versiones de los Beatles, pasadas por ordenador.
Eso fue un duro golpe para Rojo Merlín, pues aquellas versiones horrendas le estaban estropeando su Daiquiri.

Rojo no habla inglés, pero tampoco le hacía falta. Se dirigió al camarero y señalan al altavoz, se metió los dedos en la boca e hizo el gesto de vomitar.
El ruso sonrió. Como sonríen los asesinos. Mal, sonrió mal, muy mal.

El camarero nepalí consideró su situación en el mundo, trasteó una vieja caja con cedés y le mostró uno a Rojo Merlín.
Éste afirmó con la cabeza, y dijo aquello de "Obrait, veri gud", mensaje que fue entendido a la primera por el nepalí, por el ruso, los dos guardaespaldas y yo mismo.

Ése fue el momento en el que por primera vez en mi vida, pedí un güisqui en nepalí:

"¡Eh socio, guan Four Roses guit very hielo, please!"

Empezó a sonar la guitarra del señor Eric Clapton, el blanco que toca como un negro.

Rojo Merlín entabló una larga conversación en nepalí con el camarero.
A los dos guardaespaldas se les iban los pies, acompasando la música.
El ruso empezó a tamborilear con sus dedos asesinos sobre la barra del bareto.

Pedí mi segundo güisqui:

"Four Roses guan, please socio"
...

Rojo agarró una invisible guitarra eléctrica y empezó a puntear.
El camarero nepalí, más acostumbrado a ritmos asiáticos, agarró el bajo y marcaba un ritmo ancestral.
El ruso empeó a aporrear los teclados, mientras que sus dos guardaespaldas empezaron a hacer los coros.
...

A veces, en la vida hay que tomar decisiones.
Y algunas veces solemos tomar la decisión más estúpida.
...

Yo me bajé del taburete y me uní a ellos, aporreando de forma muy sentida una batería.
¡Pom, trom, plas, plas!, ¡pom, trom, plas, plas!
...

Entre la tercera y la cuarta canción, paramos a descansar (lo que en aquellas circunstancias se tradujo en meternos otro pelotazo entre pecho y espalda).
...

Así que aquel día, un señor con fajín rojo, un camarero nepalí, un asesino internacional, dos guardaespaldas y yo, llenamos una tarde con muy buena música, y nos sentimos muy bien haciendo el ganso.

Incluso, hubo un momento en el que algunos pasajeros se pararon a mirar el improvisado concierto.

...

Al final, Rojo Merlín se dirigió a mí, y con gran disimulo (no fuera que nos relacionaran), me dijo aquello de:

"Tan sólo, Rock and Roll".

...

Aquella noche soñé con un pueblo del Nepal, donde unos niños jugaban a ser estrellas del rock mientras aporreaban unos toscos instrumentos de madera.

La madera que conforma nuestros sueños.

.

13 comentarios:

  1. A mi y a mi niño nos encanta el rock & roll... me cae bien Rojo Merlín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que voy a traer a tu chico al barco.
      Y a tí te voy a poner de monitora infantil en la guardería del trasatlántico.
      Te veo ahí bien; al fin y al cabo los niños son hombres sinceros y cariñosos, y eso ya es mucho.
      (¡Vaaaaaleeee, te dejaremos salir por la noche a la discoteca con el resto de bailarinas!).
      Pero por las mañanas, te lo pasarás muy bien con los chicos.

      Eliminar
    2. no puedo con uno ¿podré con todos? a lo mejor son hijos de millonarios y dan buena spropinas, dale... ponme... igual les leo los cuentos que tú ls escribas y los hago bailar...

      Eliminar
    3. Tranquila; en cuanto se pongan a jugar, viene Leles con el orujo y nos tomamos unos "golpes".

      Eliminar
  2. Faltan mil detalles pero aquí te dejo un boceto para tu concurso de la piscina: "Montañas de gente".

    http://sitedicenquefuiyo.blogspot.com.es/2012/05/montanas-de-gente.html
    (nunca sé si poniendo así los enlaces se pueden ver.....¡que desastre mujer!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estás hecha una profesional, joven amiga.
      Así que tú por las mañanas vas a ser "monitora de juegos en la piscina". Adjudicado.
      Y sí, síiiiii, por las noches bailarina con tus compañeras; os prometo trataros a todas igual en la historia del robo.
      Igual de bien.
      ...
      ¿Os dais cuenta?
      Esta historia va haciéndose sola, a su aire.
      No sé si robaremos mucho al final, pero de momento y mientras tanto, me lo pienso pasar bastante bien contándola.

      Eliminar
    2. Me encanta mi puesto.... y me encanta bailar!

      .....Glups.... este barco no se está moviendo mucho?

      Eliminar
    3. ¡¡CON ESTE VIEEEEENTO NO TE OIIIIGO!!
      ¿QUÉ DICES DE UN CHAAAARCO?

      Eliminar
    4. Hala! Tema musical solucionado. Creo que no falta ya nada más.
      Ein?? Si yo estaba hablando con Driver....¿quien eres tú? Pero si yo estaba en la proa.... ¿Ves como se mueve muchiiisimo este dichoso barco!!!?

      Eliminar
    5. Driver Agra Desido25 de mayo de 2012, 22:08

      Senquiú per la teva colaboració, siñorina.
      Mersí per la bande de la music.
      ...
      ¡Joé, en este barco, con tanta extranjeridá, tiendo a hablar al turullín!

      Eliminar
  3. ¿Y Susana?
    ¡Susaaaaaaaaana!
    ¿Dóndestásmujé?

    ¿A tí, qué te gustaría hacer en el barco?
    ¿Qué tal relaciones públicas, seguro que te sirven los idiomas estudiados?
    ¿Coreógrafa? Eso sería bastante distraído.
    ¿Cocinera? ¡Puf, un rollo!

    ¡Hala! Elije tú.

    ResponderEliminar
  4. ¡Germá!
    A tí no se me ocurre preguntarte qué te gustaría ser en el barco.
    ¡Con tenerte medio controlado me conformo!
    Y no creo que ni lo medio consiga.

    ResponderEliminar
  5. Esto va para largo, qué bueno.
    Oye, no olvides que en un barco como este no puede faltar la actuación de un mago!!!
    Larga vida al Rock and Roll.

    ResponderEliminar