Buscar este blog

viernes, 15 de junio de 2012

AMANECE CADA DÍA





AMANECE CADA DÍA

He llegado al edificio donde vivo. Son las 23:45, las 21:45 solares.

Es curioso pero hay días - coincide que son aquellos en los que el agotamiento me domina - en los que mi mente se escapa hacia los recuerdos; esos días veo una calle de mi ciudad, pero a la vez se me manifiesta la nítida imagen de la bicicleta de mi hermano pequeño, o la casa de un viejo amigo.

Aparco el vehículo con el que discurre mi cotidianidad por la gran ciudad. Llegando al portal recojo el correo, tomo el ascensor y pulso distraído mi número.

Mientras el ascensor cumple su cometido, mi mente hace balance del día. Me duele la cabeza.

El ascensor se detiene. La luz de la escalera comunitaria no funciona. Busco afanosamente las llaves.

La puerta entreabierta. Aquí alguien ha cometido un fallo. Tendría que buscar un culpable, pero sin ganas ni fuerzas, mejor dejarlo.

La luz sigue sin funcionar.

Demasiado cansado para buscar las velas, me dirijo al dormitorio directamente. Me desnudo, sumergiéndome a oscuras en el mar de algodón.

María no llega. Trabaja demasiadas horas. Su contrato basura le obliga a llegar más tarde que yo.
Esto empieza a afectar a nuestra relación.
...

Son las 00:30 oficiales, es decir, las 22:30 solares.

Es curioso, pero a veces, viajando en autobús o esperando en un hospital, ves la cara de un fulano que te resulta familiar, que se parece a un primo lejano, muy lejano.
...

Ruido de puerta. Viene María. No tengo ganas de hablar.

María se desnuda en silencio y a oscuras. Afortunadamente ella tampoco tiene ganas de hablar.

Hace tiempo que María y yo nos hemos alejado un poco. Antes hablábamos mucho y ahora nos vemos muy poco. La situación laboral va de mal en peor, nunca coincidimos y no tenemos tiempo para hacer casi nada juntos.

Alargo mi brazo y la estrecho dulcemente. Ella entiende mi mensaje.

En el silencio y la oscuridad de la noche, nuestros cuerpos se dejan caer por la ladera la pasión.
Los caballos corren veloces y en silencio. Se cumple el tópico de “sobran las palabras”, más por cansancio que por convencimiento.

Tras la batalla…el silencio.

...

Amanece en la gran ciudad.
Los primeros rayos de sol se dejan entrever en un rincón.
La preocupación laboral me despierta.
Al incorporarme estiro la espalda.
Me levanto en la penumbra y subo la persiana.



Aquella no es mi casa y aquel no es mi dormitorio…, luego aquel cuerpo no es el de María.



Son las 7:45, las 5:45 solares. Debería tomar una decisión urgente sobre el tipo de vida que practico, pero……



De momento voy a salir de aquí de la forma más rápida y silenciosa que pueda.



Atentamente. Driver.

15 comentarios:

  1. Tendrás contenta a María!!, y menos mal que la "contrincante" era LA, porque si en tu "no cama" se llega a meter un Manolo ya quería ver yo las ganas de hablar que te entraban.

    Hombres!!, eso sólo os puede pasar a vosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Touché!
      La oscuridad no exime del don del tacto.
      Sí, si hubiese sido un Manolo, tarde o temprano me habría dado cuenta.
      ¡Y la parte contraria también!
      ¡Que estrés, por Dios!

      Eliminar
  2. Muy bueno. No me extrañaría que pudiera pasar algo así. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay una ley que siempre se cumple.
      Si lo puedes imaginar, es posible.
      En eso se basa la teoría de alcanzar los sueños.

      Eliminar
  3. Querido: si eres capaz de entrar en un edificio que no es el tuyo y no reconocerlo, de pasar a una casa que no es la tuya y no reconocerla, de acostarte en una cama que no es la tuya y no reconocerla, y de hacer el amor con una mujer que no es la tuya y no reconocerlo...... tienes un gran problema y no lo reconoces

    María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema está perfectamente definido.
      ¡Exceso de imaginación!
      ...
      Creo que no tiene cura.

      Eliminar
  4. Yo creo que se ha dado cuenta en el minuto 0 pero.......

    Él sabe que ella va a llegar. Sabe que no va a rechistar. Y lo más importante: sabe que no habrá otro "él".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que no eres juez.
      Si te toca mi caso, me pillas por todos los lados.
      Y sin despeinarte siquiera.

      Eliminar
  5. Analicemos la situación con frialdad.
    1 "He llegado al edificio donde vivo".
    De momento voy bien, no me he equivocado.

    2 "Estoy cansado y en el ascensor pulso distraído mi número".
    Primer error, he pulsado un número equivocado, pero tengo el atenuante de cansancio supino. Le puede pasar a cualquiera.

    3 "El ascensor se detiene y la luz comunitaria no funciona".
    Imposible saber en qué planta estoy.
    Atenuante de oscuridad.

    4 "Busco afanoso mis llaves".
    Se ve que la intención es entrar en mi propia casa.
    Eximiente de "buenas intenciones".

    5 "La luz sigue sin funcionar".
    Vale, me equivoco de casa; pero ahora..¿a quién reclamo, a la Compañía eléctrica?
    Esos no tienen abogados, tienen lobos.
    Soy una clara víctima de las circunstancias.
    Atenuante circunstancial.

    6 "María llega, cansada de su trabajo basura".
    Atenuante de desorden social, malas condiciones laborales, incomunicación supina y desarraigo emocional debido a los horarios desumanizados.
    Cualquier tribunal lo tendría en cuenta como "atenuante múltiple".

    7 "Alargo mi brazo y la estrecho dulcemente. Ella entiende el mensaje".
    Ni rastro de violencia, engaño, omisión del deber de socorro o confabulación.
    El abogado de la parte contrario no puede demostrar nada.
    La línea de defensa sería clara, nítida y limpia.

    8 "Los caballos corren veloces y en silencio".
    Es un lenguaje poético donde no se informa de forma explícita de ninguna acción ilegal o inmoral.
    Mi abogado lo tendría muy fácil.

    9 "Me levanto en la penumbra y subo la persiana"
    Sí, a partir de este momento ya soy un adulto responsable de mis actos.
    Se ve todo, luego al cambiar las circunstancias nos enfrentamos a un dilema moral que sólo se puede juzgar desde el momento en el que se sube la persiana y todos los atenuantes desaparecen.

    10 "De momento voy a salir de aquí de la forma más rápida y silenciosa que pueda".

    ¿La situación hubiese mejorado si se hubiera organizado una reunión de vecinos, con opiniones encontradas, comentarios desconcertantes, acusaciones profusas y escenas de pánico?

    No, creo sinceramente que la situación hubiera empeorado de foram explosiva.
    ...
    Así que visto el frío análisis, estudiadas las posibles líneas de ataque y defensa jurídica, y establecidos los hitos circunstanciales...

    Creo que largarse en silencio es lo mejor que se puede hacer.
    ...
    Cualquier juez me hubiera absuelto.
    Salvo el caso en que el juez fuese una mujer.
    Que me habría mandado a prisión preventiva.

    Por si acaso. ;))

    ResponderEliminar
  6. ¡¡¡Cojoño hermano!!!

    ¡¡¡te dije mil veces que no contaras más a nadie el viejo truco de la bicicleta aparcada !!!!

    Eso solo lo sabíamos tu y yo !!!

    ...y por favor ven a buscar tu Camión que está en la rampa de ese parking porque ya huele ...

    ResponderEliminar
  7. Mis queridos amigos:

    Paso a informaros de los últimos acontecimientos acaecidos en mi vida.
    Dado que soy consciente de la "solidaridad internacional femenina" (S.I.F.) que en según qué asuntos os une en una especie de red invisible, os comunico que mi querida María acaba de mandarme un mensaje:

    Transcribo de forma textual:

    "CARIÑO: TRAS LA ATENTA LECTURA DE TU SIMPATICO POST, TE COMUNICO QUE ESTA NOCHE DORMIRÁS EN LA TERRAZA ACOMPAÑADO DE MIS QUERIDAS PLANTAS.
    TE ACONSEJO TE ACOMPAÑES DE UN PARAGUAS.
    ANUNCIAN LLUVIAS PERSISTENTES.
    Y TE HARÁ COMPAÑÍA.

    MARIA.

    PD: RECUERDOS PARA TU BRODER"
    ...

    Como comprenderéis sin duda alguna, me limitaré a no hacer ningún tipo de comentario.
    Más me vale.

    .

    ResponderEliminar
  8. El mejor juez, y parte: María Y seguro que no será sólo,por esta noche

    ResponderEliminar
  9. Moraleja 1 del cuento (conste que es un cuento, ¡eh!):
    "En el pecado, llevarás la penitencia, ¡ahy!"

    Moraleja 2:
    "Si no quieres que te planten, vas a dormir con las plantas"

    Moraleja 3:
    "Asegúrate de tener velas en casa. Te sacarán de un apuro".
    ...

    En fin, espero que hayáis sonreído.
    Se trataba de eso.

    ...

    ResponderEliminar
  10. Una cana al aire, a estas edades, la tiene cualquiera.
    Y un descuido.....venga, pues también....que hoy me he levantado de buen humor!
    ¡"Clonck"!!.... Se levanta la sesión.

    ResponderEliminar