Buscar este blog

miércoles, 29 de agosto de 2012

LA ISLA MISTERIOSA ( 4 )

Nada.
Ni veo ni oigo nada.
Una sensación dolorosa, como si me hubieran pegado una paliza.
...
Intento abrir los ojos, pero los tengo como pegados.
Esto es nuevo.
...
Veamos. Debo de haber muerto.
Lo curioso es que no he visto ni el túnel ni la luz resplandeciente de las que tanto se habla.
En su lugar tengo un dolor de cabeza de mil diablos.
...
Bueno, al menos estoy pensando.
Seguiré pensando, no sea que de no pensar la situación empeore.
...
Bien, que el pánico no se apodere de mí.
Vamos pasito a pasito.
...
Intento mover la mano derecha.
Primero el dedo índice. Un poco.
Sí, siento que se mueve.
Vale.
...
Estoy tremendamente cansado, pero no quiero dormirme.
Me da que es mala idea.
...
Vamos con la mano izquierda.
Muevo el dedo gordo.
Toco algo blando.
¿Será una nube?
...
No se si iré al cielo o al infierno.
No se si en realidad no hay ni cielo, ni infierno.
Soy un ignorante total.
Pero puedo pensar que soy un ignorante total.
Al menos eso.
...
El cuello.
Está ahí.
Sin duda el cuello está ahí, acabo de moverlo.
...
¿Habrá un Juicio Final, donde un barbudo me saque los colores con todas las tonterías que he hecho en mi vida?
¿Veré a mi abuelo, el que me contaba cuentos de pequeño?
¿A qué hora se comerá aquí?
...
Empiezo a oir algo.
Brum, plas.
Brum, plas.
Es un sonido intermitente.
Cada vez lo oigo mejor.
...
Le voy a echar narices y voy a centrarme en abrir los ojos.
Si no puedo, intentaré abrir al menos uno.
Duele.
...
Con el dedo que muevo de la mano derecha me quito algo pegajoso que me tapa el ojo.
Es sangre seca, pero yo no se que es sangre seca, pues no puedo verla, ni olerla.
Pero puedo quitármela con cuidado.
Es como una costra, y sale enseguida.
...
Ahora puedo parpadear.
Mojo el dedo en saliva, comprobando que mis labios siguen ahí.
Acabo de quitarme la costra.
...
Abro el ojo derecho.
Un bofetón de luz.
Cierro el ojo derecho.
No veo nada.
Lo abro muy poquito.
Me voy acostumbrando a la luz.
...
Como tengo todo el tiempo del Mundo, dejo pasar un buen rato.
No te duermas Driver, no la cagues.
...
Se sigue escuchando el Brum, Plas.
No es música clásica, pero acompaña.
Brum, Plas.
...
Debo de estar en el infierno.
Siento que ardo.
...
Por fin abro el ojo derecho, y veo un ángel de cabellos rubios.
Menudo taco que tengo; ¿pero no estaba en el infierno?
...
Hay dos niños a mi lado.
Y estoy en una especie de colchoneta gigante, de color naranja.
...
El ángel es precioso, o preciosa no sé; nunca he sabido el sexo de los ángeles.
Tiene una mirada intensa, repleta de una firme determinación.
Y habla español, el ángel habla español, ¡qué novedad!
...

"Nos hemos estrellado en el mar. En esta balsa estamos usted, yo y mis dos hijos.
Tenemos agua y galletas.
Procure descansar, se ha dado usted un buen golpe en la cabeza".
...

Sólo entendí la primera frase.
Y sólo vi que el pelo rizado del ángel rubio, caracoleaba.

Como si se tratase de las lianas de las que pende la vida.

Flotando enmedio de un Océano rotundamente azul.

.

Entre olas.

Brum, Plas.

.





4 comentarios:

  1. http://visitas-gratis-en-tu-blog.blogspot.com.es/

    Este blog vuelve a estar activo , visitenos para conocer otros blogs y dejar conocer tu blog . Gracias!!!

    ResponderEliminar
  2. Al menos estaba en la mejor compañía. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Esto ya se va pareciendo a un guión para Indiana Jones, o quizá para 007...
    Bueno, a ver que pasa, ya mismo veré aquí un anuncio de esos que si mandas unos cuantos SMS te adelantas el siguiente capítulo.

    ResponderEliminar
  4. Un ángel.... será el de la guarda.....
    Me imagino habrá mojado un pañuelo en el agua y te lo habrá apretado en los labios para refrescarte.
    Ahora sí puedes descansar un poco y entregarte a Morfeo.....los angelitos te despertarán en un rato....
    Hace frío....

    ResponderEliminar