Buscar este blog

jueves, 29 de noviembre de 2012

SUEÑOS REALIZABLES ( 15 ) : BAILAR CON GIGANTES.

Lo siento en el alma, pero te lo tengo que decir.
Estás acojonado.

Sí, nada más verte la cara me he dado cuenta.
Tienes el miedo metido en los huesos, hasta el tuétano.

Venga, sé sincero.
Ultimamente duermes mal, no ves ninguna salida, y no sonríes nunca, canalla.

Poco a poco, sin casi darte cuenta, te has metido en un lío de mil diablos.
No sabes cómo, pero estás ahí.
Lo peor es que no conoces la manera de salir.

Y encima, tengo que venir yo, un pardillo, a decírtelo.
...
Si crees que tengo alguna solución para tí, vas listo.
A no ser...
Sí, igual te vale; lo mismo te cuento un cuento y te lo crees.
Y me mandas al infierno, que es donde me quisieras mandar ahora mismo.
Estás con ganas, pero no te atreves.
Voy, te digo que eres un acojonado, y me sigues leyendo.
Tienes la esperanza de que te descubra algo.
...

Bueno, te dire una cosa, amigo.
En realidad sólo hacemos las mismas cosa que los chimpancés. Imitar lo que vemos.

Ésa es la clave de solucionar tu situación, canalla, pardillo, acojonado.

...

Recuerda.
Es fácil.
Tu tatarabuelo no era mucho mejor que tú.
Y lo hizo.
Tu bisabuelo llegó tarde, mal y nunca, pero le dio tiempo a intentarlo. Y no lo hizo mal.

Tu abuelo, al que conociste poco, era un tipo con una gran forzaleza.
Hizo lo que hizo, simplemente porque era lo que quería hacer.

Bien, llegamos al punto importante.
Tu padre.

Piensa en él. Un poco canalla como tú; en su época un poco pardillo también. Y aunque no se le notaba, en el fondo estaba algo acojonado. Como tú.

¿Y qué hizo?¿Qué carajo hizo aquel hombre, el que junto a tu madre te trajo al mundo?

Pues mira chico, yo no sé lo que te habrán contado unos y otros. Es más no tengo ni idea de quién es tu padre y de qué tipo de persona se trata.

Sólo recuerda la verdad.

Que había un plato de comida encima de tu mesa.
Que dormías en una cama, con sábanas en verano y con mantas en invierno.
Que cuando abrías el grifo de la izquierda, salía agua caliente.

Que cuando los bestias del barrio intentaron darte una paliza, él te aconsejó que te enfrentaras a ellos.

Cuando entrabas en el baño, te gustaba oler el perfume de su colonia. Era tranquilizador.

Y cuando intentabas dar los primeros pasos en tu vida profesional, el que te ayudó fue él.

Y el que te invitó a tres cervezas cuando Carmina se fue con otro, fue él.

Y al que oiste llorar cuando el funeral del abuelo, él también.

Y el que repartía los puros el día de tu boda, él mismo.

...

Así que yo, que no tengo ni idea de quién es tu padre, te voy a dar un consejo.

Si vive, le llamas ahora mismo (ni acabes este cuento), y le dices que le quieres.
Si ha fallecido, le haces una visita, y le dices también cuáles son tus sentimientos.

...

Y mañana, cuando te levantes, hazte un favor.

Trata de imitarlo.

Es un gigante.

...

Y deja ya de estar acojonado.

...

Ahora sí. Ya me puedes mandar al infierno.

Te sentirás mejor si lo haces.

Canalla.

...

4 comentarios:

  1. http://www.youtube.com/watch?v=4vHyzGslkWM

    Un abrazo primo!

    ResponderEliminar
  2. http://www.youtube.com/watch?v=4vHyzGslkWMjkñp@@4sstv4thukdjammbomedebes500

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primo!!! por algo somos primos..... aparte de porque seas hermano del primo Dry....

      Eliminar
  3. Mis padres hace tiempo que no están aquí entre nosotros compartiendo este mundo material. Y por eso mismo, espero que no te importe aprovechar este comentario para añadir otro consejo más:
    Los que teneis padres, aún vivos, disfrutad de ellos todo lo que podais, ahora que estais a tiempo.

    ResponderEliminar