Buscar este blog

lunes, 12 de noviembre de 2012

SUEÑOS REALIZABLES ( 6 ) : AFECTOS.

Una chica, de nombre Marina, solicita un cuento.
Lo que más le gusta de todo lo que le gusta, es el afecto.

Y como es un sueño realizable, lo pongo en esta serie de cuentos.








AFECTOS.

Dicen que el interés mueve al mundo. Que el motor más poderoso con el que cuenta la naturaleza humana, es el interés.
Decimos, "tengo mucho interés en conseguir tal cosa", y allá que dirigimos nuestros pasos, usando todas las armas disponibles, incluso algunas de las no disponibles.

Pero no te creas todo lo que se dice.

...
Ésta es la historia de una chica, que quería ser feliz.
Vivía en un pequeño pueblo de pescadores, donde las familias vivían de lo que eran capaces de extraer del mar.
De madrugada salían los barcos, y cuando el sol nacía ellos ya estaban mar adentro.
Extendían sus redes en el mar, y dejaban los cabos flotando con unos corchos circulares y unas banderolas rojas, para pasado un tiempo, recoger el fruto de su trabajo.

Pescadillas, salmonetes, sardinas, algún pulpo y de vez en cuando una tortuga.

La chica que quería ser feliz, había observado durante su corta vida el ir y venir de las barcas de pescadores.
Algunos domingos ayudaba a su padre a coser las redes.
Y una vez que su hermano mayor se puso enfermo, le sustituyó en la barca.

Era una chica normal, que quería obtener todo aquello que las chicas normales quieren obtener en esta vida.
...

Su abuelo, el pescador más viejo de la localidad, había jurado no abrir la boca, salvo en el caso de preguntas interesantes.
La gente le preguntaba la hora, y el abuelo no contestaba.
Intentaban hablar con él del tiempo, y el abuelo guardaba silencio.
Cuando habían elecciones, nadie le preguntaba nada, pues ya sabían de antemano que su respuesta era el silencio.

...

La chica que quería ser feliz, al ver lo complicado de su misión, se lo preguntó a su abuelo.

"Abuelo: ¿qué debo hacer para alcanzar la felicidad?"

El señor, al considerar la pregunta interesante, le respondió:

"Debes pescarla con una red especial"

"Y..., ¿qué tipo de hilo he de usar para fabricar esa red?

El abuelo, tras reflexionar un buen rato, respondió: "Hilos de afectos". Y luego se tiró un mes sin hablar más.

...
La chica que quería ser feliz empezó enseguida a tejer su red.
"Empezaré por el principio y acabaré por el final", fue su primera decisión.
"No todos los hilos pueden ser igual de fuertes", fue su segunda decisión.
"Voy a tejer esta red sin prisas", fue su tercera y última decisión.

...

Durante el resto de su vida, la chica que quería ser feliz fue tejiendo su red de afectos.
Todos los días hacía algo al respecto.
Unas veces tejía y tejía, acumulano bobinas de hilo para despues utilizarlas.
Cuando ya tenía varias docenas de bobinas, se lanzaba a tejer, tardes enteras.
Y cuando tenía preparado una gran red, ataba sus puntas alrededor de un fuerte cabo, donde insertaba los flotadores de corcho.

...

Parece ser que la chica que quería ser feliz, y que se dedicaba a pescar con su red de cuerdas de afectos, realizó una gran cantidad de capturas.

Se le daban bien los niños y los ancianos, aunque de vez en cuando atrapaba un pez de su edad.
Un domingo pescó un delfín que se hizo amiga suya.

El delfín, al igual que su abuelo, hablaba muy poco; se reservaba para las preguntas interesantes.

...

Así que la chica que quería ser feliz, se hizo amiga del delfín, pues este mamífero conocía nuevas técnicas para atrapar la felicidad, que no requerían redes, ni hilos.

Pero esa es otra historia, que nuestra amiga deberá vivir por ella misma.

...

Ya se sabe, que los delfines que saben atrapar la felicidad, no son partidarios de hablar mucho.

Ellos prefieren jugar.

Jugar mientras nadan, saltando las olas de cada día.


Atentamente para Marina: Driver.

...

12 comentarios:

  1. Me quedo con los "Hilos de afectos" y con las tres decisiones.

    ResponderEliminar
  2. Me quedo con ganas de hablar con el delfín.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo!, yo también! pero hay días en los que estoy tan poco soñadora que no me aguanto ni yo.... :D

      Eliminar
    2. Tranquila, tu cuento va a ser muuuuuy real.
      Nada de ensoñaciones, ni pajaritos, ni música de violines.
      Crudo, brutal, agresivo, actual, imaginativo, ponderado, aleccionador, emergente, con iniciativa, resplandeciente, motivador, explosivo y revolucionario.
      Va a ser un cuento-bomba.
      Advertida estás.

      Eliminar
    3. tic.....tac......tic.....tac.....
      ..................................
      ......................................
      ............................................

      Eliminar
    4. Ya estoy nerviosa..... que yo me emociono mucho!!

      Eliminar
  3. Tranquila, ten en cuenta que el principio es tranquilo.
    La Orquesta Filarmónica de Londres, tres mil quinientos componentes (solo en la sección de percusión), tocando el arranque del cuento:
    ¡¡¡TATATATATARARRARARARRAATÁAAAAAA!!!
    ¡¡¡Tatariiiiiitoriiiiitaaaataaaa!!!
    ...
    Y luego, un toque de platillos:

    ¡¡¡¡¡¡¡ CHANNNNNGGGG !!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Los hilos de afectos me ha tocado el punto flaco.
    En los cinco puntos mágicos de Tamariz habla de los hilos invisibles donde se conectan las miradas de los espectadores.
    Al final la magia siempre tiene el mismo camino.

    Y aparte de eso, ahora ya no se quien está más impaciente, la prima o yo, jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El 16 cumple de la prima.
      El que avisa no es traidor, es avisador.

      Eliminar
    2. Gracias por traic... avisar. jajajaja

      Eliminar
  5. Siento como si hubiera entrado en un mundo ajeno, que no me pertenece. En un mundo al que he sido invitada por efecto de un afecto. En un mundo lleno de fantasía, adivinanzas y misterios, del que por un encantamiento he llegado a formar parte.......

    ¿Estoy acaso emocionada? ABSOLUTAMENTE

    La chica que quería ser feliz aprendió poco a poco que sus hilos los tejería ella misma, que algunos durarían, serían eternos, otros se irían deshilachando por el paso del tiempo, pero podrían volver a ser tejidos, otros aparecían solos por la noche, en el umbral de su puerta y otros vendrían como regalo del viento amigo que todo lo da.

    Hace dos veranos conocí a un bloguero llamado Jabo Del blog imprescindible "Sé positivo siempre", sujetó uno de mis hilos de afecto y me llevó a navegar, me dijo que nos bañaríamos con los delfines.
    Con sus aparejos pesqué dos atunes deliciosos, me bañé por primera vez en alta mar. Aunque los delfines no salieron a la superficie, yo sabía que nadaban conmigo...

    Me gustan los delfines porque sonríen. Hoy mis sonrisas son para tí, porque decirte gracias queda así como...poca cosa.

    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡GRACIASSSSSSSSSSSSSSSSSS!!!!!!!!!!!!
    (quede como quede)

    Besos desde el umbral de la noche, en el que siempre, en el poyo de la puerta, debajo del candil, habrá un libro para tí.
    :)

    ResponderEliminar
  6. Bienvenida al mundo de los cuentos, donde los sueños más difíciles, las ilusiones aparentemente imposibles y la magia blanca, son capaces de llevarnos allí donde queramos.
    Es fácil.
    Sólo hay que decir qué es lo que más te gusta de todo lo que te gusta.
    Y el cuento, sale solo.
    ...

    ResponderEliminar