Buscar este blog

miércoles, 20 de febrero de 2013

EL MEJOR DIA DE MI VIDA.

EL MEJOR DÍA DE MI VIDA.



“Veinte Años y un día”, fue la sentencia del magistrado.

Lo del día es lo de menos, pero lo de los veinte año duele. Vaya que si duele.
Lo peor de la condena es el primer día. Sencillamente no te lo crees, te parece imposible.
Pero el que está ahí, encerrado en el presidio, eres tú. Con ganas de vomitar.


Yo no se si soy bueno o soy malo, el caso es que quien disparó el revolver fui yo.

Al que le acosaron en el peaje de la autopista, fui yo.
Quien fue perseguido por aquella furgoneta blanca, yo mismo.
El que tuvo que frenar en el arcén, ante el acoso de aquella banda de salvajes, yo.
Y el que agarró el revolver para defenderse, el menda lerenda. Yo.
Y sí, el que apretó el gatillo y le levantó la tapa de los sesos a aquel chico joven, el hijo de mi madre. Yo.


Los abogados me defendieron, pero el magistrado dictó sentencia.

Y ahora en el primer día de mi condena, estoy aquí, con un miedo atroz.


Si no hago algo, si no busco alguna forma de no volverme loco, voy a perder el juicio.

Y ahora que lo pienso, y no tiene gracia, el juicio lo he perdido ya.


¿Qué puedo hacer?

Hoy es miércoles y tengo derecho a una llamada.
Te llamo a ti, sobrino. No estoy para el mundo de los adultos.



“¡Hola chico, mañana es tu cumpleaños y te llamo para felicitarte!”

“Gracias, tío. ¿Cómo estás tú?”

“Bien, estoy bien. Dime qué te gustaría que te regalara”

“No sé. Un cuento o algo así”

“De acuerdo. Cuenta con él”



El cuaderno me costó dos paquetes de cigarrillos, y el lápiz otros dos.

Conseguir concentrarme, una hora.
Escribirlo, media.



Mi vida es un infierno, puro error.

Todo ha saltado por los aires.
Y en estos momentos hubiera preferido no nacer.




“Érase una vez, en un lejano país, un chico que quería aprender a volar.

Probó con diversos artilugios.

Unas alas de papel.

Una cometa muy grande.

Un avión de juguete.



Ninguno de aquellos artilugios levantó un palmo del suelo.



Así que decidió cambiar de estrategia.

Y se adiestró en pensar que volaba, en imaginar que lo hacía.



El primer día no le resultó nada fácil.

Pero después notó que conforme lo intentaba, los resultados se iban manifestando.

Eso sí, de a poquito.



Empezó imaginando que era capaz de leer un libro de treinta páginas.

Y lo logró.

Luego se concentró en leer otro de cien.

Y lo hizo también.

Luego pensó en viajar al Polo Norte.

Y como ya había leído un libro de cien páginas, fue capaz de imaginarse el Polo Norte.



Luego reflexionó sobre el amor. Y fue capaz de inventarse tres historias. Una que acababa mal, otra que regular y otra que bien. ¡Hala!, todos contentos.



A través del conocimiento, la reflexión y la lectura pausada, el joven fue desarrollando la capacidad de enfrentarse a nuevos retos. Cada reto una palabra.

Amor, respeto, trabajo, aventura, esfuerzo, historia, matemáticas, viajes, amistad, éxitos, fracasos, comidas y conversaciones.

Cada día agarraba una de estas palabras, la desmenuzaba, y volaba con ella en un primer y fundamental vuelo.

Así fue como el chico que no podía volar, pero que lo intentó con un método propio, consiguió entrar en los diversos mundos que la vida le ofrecía.

Y a eso, a eso precisamente, le llamamos volar”.





Hoy es mi segundo día de condena.

He recibido un mensaje de mi sobrino.
Decía: “Gracias por el regalo. Me ha gustado mucho”



Así que aquí, en el segundo día de mi terrible condena.

Perdido en una penitenciaría.
Olvidado de Dios y de los hombres.
Sin fe, sin esperanza y sin fuerzas.


La respuesta de aquel chiquillo, de mi sobrino…
Hizo que pasara el mejor día de mi vida.



El día que descubrí, que hoy, es el primer día del resto de mi vida.
El primer y maravilloso día que sentí por vez primera, que la libertad, solo depende de mí.



Única y exclusivamente de mí.





...................................................................................................................

Este relato obedece a la iniciativa bloguera del amadísimo líder de opinión y respetadísimo Dessjuest, quien entregó la posta a Inspi, que se la dio a Bypills, que se la dio a Nergal, que se la dio a Miguel, quien tuvo el atinado gusto de dárselo a Marga, y ella se lo pasó a Driver.



Ahora me toca pasar la posta, y quiero hacerlo a alguien que no está preparado para ello, en quien no confío, a quien estoy a punto de regalar un manual básico de escritura, lectura y canto (por ese orden), con quien frecuentemente discuto, quien me debe bastante pasta, de quien huyo cuando se presenta y a quien evito de cuantas maneras me son posibles.

Le paso la posta a mi hermano Tomae, de Tarracoferma.

Porque sé que se acordará así, mucho de mí.

..........................................................................................................................

Instrucciones para Tomae:

1 Escribe un relato sobre "El MEJOR DÍA DE TU VIDA" y lo publicas.

2 Le pasas la posta a otro.

3 Te devuelvo tus 500 euros de una vez, que ya me estoy calentando. Tomasín.

4 Repintarle a mi hermano Driver el Ferrari, pues onestamente, fui yo Tomae el que se lo rayó y se lo dejó hecho un cromo por toda la borda de estribor, que da pena, pena penita pena verlo, con todo su golpe de diseño Pirinfarina, y ¡HALA!, una cuchillada salvaje que le metí en el aparcamiento del Carreful con un pilar de hormigón, que me quita el sueño y el descanso, pues es como una pesadilla que me persigue toditas, toditas las noches, con ese ruido a chapa descuarenjingada, tipo ¡estruaasssssssscrosch!, que me retumba en los oidos y en los pulsos. Y que me perdone, sobre todo que me perdone.

¡¡ A VER, A VER, ALGUIEN A CAMBIADO LA INSTRUCCIÓN NÚMERO TRES!!
¡¡ Y DE NOCHE, CON ALEVOSIA Y PREMEDITACIÓN !!

..........................................................................................................................

De nada, hermano.

...



...


Aquí pueden ver el primer grupo musical donde mi hermano Tomae hizo sus pinitos.

Hoy sigue grabando canciones . Todavía sigue con su costumbre.


.


Como veréis, dos etapas muy diferentes desde el punto de vista musical.

...

20 comentarios:

  1. Pues tuvo muy buen tino Marga al pasar la posta. Te había visto por ahí en comentarios a varios de los blogs que leo, pero es la primera vez que paso por esta tu casa. Volveré. Y no es amenaza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. viste que sí Mike... esto está de rechupete...

      Eliminar
  2. Trae el encargo de un cuento, y te llevarás algo concreto.
    Y tampoco es una amenaza.
    Nos vemos.

    ResponderEliminar
  3. No me equivoqué Driver. No me equivoqué.
    Genial, como siempre.
    Gracias por seguirme y ¿sabes qué? yo sabía que le pasarías la posta a Tomae jajaja... lo sospeché :-)
    Beso grande...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...Yo no he quemado tanta gasolina en mi vida como mi hermano para saber cuál es el mejor de todos...pero cuando tenga el ferrari de mi hermano a punto (y lleno de combustible pagado por el) con gusto recordaré aquel día tan maravilloso

      -había un banco
      -un tipo que acababa de conocer
      - ...y un pollo.

      (me lo apunto aquí) por si se me olvida.
      Besos Marga!!!

      PD. Esta tarde he recibido los archivos que hacía más de dos vidas que estaba esperando ...ma-ra-vi-llo-so.

      Eliminar
    2. ¿Archivos? ¿solicitados al amparo de la Ley de Protección de Datos? Suena bien...
      Besote...

      Eliminar
  4. Pongo las llaves.
    MEDIO depósito, repito MEDIO depósito pagado por mí (cuando le dejo a Tomae TODO el depósito, se gasta TODO el depósito).
    Y siiii, te dejo el Ferrari. Vaaaale.
    ...
    Bien.
    Aclarado el primer punto pasamos al segundo punto.
    ...
    Un banco (¿de piedra o de madera? detalle importante)
    Un tipo que acababa de conocer (¿gordo, flaco, normal, alto, bajo, cabezón?, detalles, queremos detalles).
    Un pollo ( ¿transgénico, de campo, de ciudad?; datos, datos, necesitamos más datos).
    Archivos que hacía dos vidas estabas esperando(¿te llegó por fin muestra prueba de ADN, SOMOS HERMANOS VERDAD?)
    Y para terminar dices que ma-ra-vi-llo-so Me alegro.
    ...
    Bien, el segundo punto no aclara nada, es más, me sumo en un profundo desconocimiento global (técnicamente desconocimiento esférico, es decir, desconocimiento desde todos los puntos de vista).

    Esto sólo significa una cosa: mi hermano tiene una gran historia que contar ( o lo que es lo mismo, una historia normal, contada a su manera).

    ¡Vamos chiquito, esperamos tu cuento!
    ...
    Y no me abolles el Ferrari, como haces siempre.
    O por lo menos, no me lo digas.
    Y así, no me entero.

    Que es lo que al final sueles hacer: abollarlo y callarte.

    ¡Que te conozco, pillastre!

    ResponderEliminar
  5. Vaya, la verdad es que merece la pena haber hecho la escursión para leer esto, aunque te hace sentir pequeñín la verdad, no hay líneas de relleno ni frase con desperdicio, en fin, felicidades por el texto.

    ResponderEliminar
  6. El camino es largo
    con muchas vueltas complicadas
    Eso nos lleva a quién sabe dónde
    Quién sabe dónde
    Pero yo soy fuerte
    Suficientemente fuerte como para llevarlo
    Él no es una carga, es mi hermano

    Así vamos
    Su bienestar es mi preocupación
    Él no es una carga para soportar
    Vamos a llegar allá

    Porque yo sé
    Que él no me abrumaría
    Él no es una carga, es mi hermano

    Si estoy cargado por algo
    Entonces estoy cargado de tristeza
    De que el corazón de todos
    No se llena con la alegría
    Del amor del uno por el otro

    Es un largo, largo camino
    Del cual no hay retorno
    Mientras estemos en el camino hacia allá
    Por qué no compartir

    Y la carga
    No me pesa en absoluto
    Él no es una carga, es mi hermano

    Él es mi hermano
    Él no es una carga, es mi hermano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias hermana.
      Que descanséis, que tengáis dulces sueños y que esta noche, sí esta noche, esta misma noche, suene música entre vosotras.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Hermano: tu videoteca es incréible, debes tener la fuente de los vídeos frente a tu ventana ... ¡qué buenos! uno me recuerda la brisa del mar ...y el otro la brisa de la montañas ...

      Prima Money: Dos puntos ... mi hermano no solo me debe 500 pavos, sino que encima me roba los vídeos, las novias y las canciones ¡cuánto tengo que aprender!

      Eliminar
  8. Tú es que no conoces a mi hermano en vivo y en directo.
    Imagina.
    Llegar a un monasterio.
    Hablar con un religioso.
    Convencerle para que participe en la grabación de un vídeo para felicitar a la hermana del religioso, que es a su vez nuestra amiga.
    Llevar un equipo de maquillaje, para salir maquillados en el vídeo, que se lo ha preparado mi cuñada.
    Grabar el video.
    Colgarlo.
    Regalárselo a nuestra amiga, a la que sorprendimos el día de su cumpleaños escondiéndonos en una habitación y saliendo a gritos cuando ella entró en el piso.
    En fin.

    Una jartá de reir.
    Una jartá de salú.

    ResponderEliminar
  9. ¿¿Ves?? Que por algo nosotros tres somos primos!!!
    La pila de esas jartás que he hecho yo!!

    ResponderEliminar
  10. ¡ Si viviéramos en la misma ciudad !
    ¡ Encerraos y detenidos !
    ...
    Un día de éstos..., un día de éstos..., manta a la cabeza y carretera nasional.

    ResponderEliminar
  11. Semana Santa primooo, Semana Santaaa!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prima, en S. Santa suelo ir a ver a los abuelos (al fin y al cabo soy un emigrante lejos de su tierra)y también soy cofrade en la S. Santa y saco los pasos de Francisco Salzillo por las calles de una ciudad sureña, latina, cálida, barroca y mundana a un tiempo; y como a cada uno le da por algo, a mí me dió por apuntarme a la Cofradía con mis amigos (que también son emigrantes), y así tener la escusa de la S. Santa para vernos, que cada uno está en una punta del mundo, y lo cierto es que nos juntamos sólo en esas fechas, y nos contamos historias de Irlanda, y de Venezuela, y de Madrid; y de amores y desamores; y de negocios y de ruinas; y al final, como somos un poco brutos, nos agarramos una (o dos, o tres, incluso cuatro)cruces, y salimos en procesión (reconozco que un poco bolingas, porque nos solemos meter entre pecho y espalda combustible alcohólico), y que eso no tiene que ver y sí tiene que ver con una religión castiza, sudorosa, sureña, que el día que me ponga a escribir de esto igual nos echan de la Cofradía, pero que nos da igual porque al final nos vamos cada uno a una punta del mundo, y luego volvemos al año siguiente a hacer lo mismo, he intentamos que nuestros hijos nos sigan en la tradición, que esto no hay quien lo explique bien, y que encima es contradictorio, irónico e inexplicable.

      Pero nos hace sentirnos vivos.

      Tan vivos, como la sensación de tener una prima por Bilbao y un hermano por Lérida.

      TAN VIVOS, COMO NOS MERECEMOS SENTIR.

      Eliminar
  12. Bueno, vengo desde la casa de Marga también, y como Merino, te he visto comentando por aquí y por allí, en casa de Money principalmente, pero nunca había entrado a leerte.
    Grata sorpresa, desde luego como día perfecto deja mucho que desear pero original lo es un rato, al final uno tiene que buscar lo positivo dentro de las circunstancias que le toquen vivir.
    Que conste que pensaba que Marga me pasaría a mí el testigo, y ofendida me hallo, pero eso es entre ella y yo jeje.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujer, hoy es tu día de suerte.

      Dime qué te gusta más de todo lo que te gusta, y te regalo un cuento.

      Y así, se te pasa lo del testigo.

      Puedes elegir tema, comienzo, final, protagonistas, entorno y lo que quieras.

      ¡Haaaala, qué suerte! (como vienes de parte de prima Marga, habrá que tratarte bien, que si no mi prima me da en la cabezota con la sartén metálica.
      Y eso duele. ;)

      Eliminar