Buscar este blog

martes, 9 de abril de 2013

LA PISCINA




"Llegué pronto. Como a las ocho de la mañana.
Habíamos quedado para medir el chalet.
Quería una reforma integral.
A lo grande.
Me ofreció un café.
Nos sentamos y empezamos a analizar las necesidades requeridas.
Yo tomaba notas.
Que si ampliar la terraza.
Agrandar el garaje.
Reforma del jardín.
Tirar baños y cocinas.
Placas solares.
Tiraba de guita a tutiplén.

Le sonó el móvil como a las ocho y media.
Al principio se le iluminó la cara.
Empezó a hablar y a caminar alrededor de la piscina.
Una vuelta y otra.

Me retiré a observar los gladiolos.
Prudencia.

Nueve de la mañana.
Sigue hablando.
Cada vez más fuerte.
Más vueltas a la piscina.

Mido la planta baja.
Más vueltas.
Y la primera.
Más vueltas.
Y la buhardilla.

Bajo y sigue hablando.
Ahora gesticula.
Se le marcan las venas del cuello.
Me siento frente a la mesa de teka.
Espero.

De pronto lo hace.
Arroja el móvil entre los rosales.
Se pone de puntillas en el borde de la piscina.
Uno, dos y tres.
Se tira de cabeza.
Vaqueros, camisa blanca y reloj de no sé cuantos cientos de euros.

Sube por la escalinata.
Empapada.
Mirada ausente.
-Pregunta: “¿Otro café?”.
-“Sí, gracias. ¿Quiere que lo dejemos para otro día?”.
-“Da igual. Sigamos”.

Bajo su silla se forma un charco.
Gotea el agua de su ropa.

La luz rebota sobre la piscina.
Reflejos dorados.

Con la zambullida no se nota.
Pero lo sé porque mi alma grita.
Está llorando.

Nunca abraces a un cliente.
No está bien visto.

Me levanto a recogerle el móvil.

No sabía qué hacer.

A veces, no sabes.

Eres un ignorante pardillo."



21 comentarios:

  1. Le recogiste el móvil y eso ya es un gesto primo.
    Y si hubieses abrazado a tu cliente ahora serías un ignorante pardillo mojado.

    Besos Dry

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en realidad le recogí los tres objetos en los que se había convertido el móvil: batería, carcasa y el resto.
      ¡ Menudo pepinazo se pegó el pobre Nokia !

      Eliminar
  2. A ver. Esto ya se pasa de castaño oscuro, por decirlo de alguna forma.
    Dime que es un cuento, o si no, voy a pensar que esto es un show de truman.
    Esta historia lleva escrita en mi diario personal un año y pico (porque era verano).
    No puedo decir nada, no debo, no sería correcto, y supongo que si alguna vez alguien lee este comentario, no debería sacar conclusiones. Espero no meter la pata.
    Pero no me puedo resistir, has contado un capítulo de mi vida (bueno, uno de una serie).
    Y hasta ahí puedo leer...

    Lo peor, que ahora ya es tarde para ir a buscar la cámara oculta.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente solo usamos el 5% del cerebro.
      Es muy posible que el otro 95% haga horas extras, adivine la vida de los demás, haga magia blanca o sueñe con otras vidas.
      No sabemos mucho de su comportamiento.
      Somos ignorantes pardillos, mojados o secos.

      Misteriosas coincidencias de un órgano totalmente desconocido.

      Y sí, pasa de castaño a oscuro.

      Eliminar
  3. No es cierto que sólo utilicemos el 5% del cerebro, sería un desperdicio que la naturaleza no puede permitirse. Tu historia me ha dejado el alma calada. Hasta los tuétanos.

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo, Ana.
    En mis cuentos suelo exagerar, lo reconozco.
    Es una licencia que me concedo de forma espontánea.
    ...
    Tal vez sería más correcto escribir que aunque utilicemos el 100 % del cerebro, no usamos todas sus capacidades.

    Da que pensar que actualmente uno de las mayores inversiones en ciencia, con muchos años por delante de trabajo, es precisamente trazar el mapa del cerebro.
    Se trata de una iniciativa norteamericana, que por cierto está liderada por un científico español.

    Personalmente estoy muy interesado en las diversas y desconocidas formas humanas de comunicación no verbal.
    También me suscita gran curiosidad algunas investigaciones sobre la desconocida forma que tiene el cerebro humano para sanar ciertas enfermedades.
    La capacidad de crear motivación en otros, a través del lenguaje.
    La naturaleza cerebral y su capacidad para regenerarse.
    Su capacidad de abstracción y de generar conceptos intelectuales.

    Y sobre todo, los mecanismos que genera para combatir el miedo y reducir el estrés.

    Es un mundo desconocido y fascinante.
    La cumbre de la evolución.

    Y sabemos de él, tanto como de la fauna y la flora abismal.
    Muy poquito.

    Por eso me gusta jugar al escribir sobre el cerebro pues convencido estoy que un regalo tan potente, es la clave para responder a las preguntas que nos importan de verdad.

    Y si te soy muy sincero, esa curiosidad por lo desconocido me hace albergar más esperanzas de las que la realidad me proporciona.

    ...

    Hace apenas 100 años, el hombre consiguió elevarse del suelo y volar 30 metros con un artefacto.
    Sesenta años después, fue capaz de volar 400.000 km. y posarse en la Luna.

    A veces pienso que los nietos de nuestros nietos serán capaces de usar ciertas capacidades, que hoy en día nos parecerían imposibles.

    Eso también me proporciona esperanza.

    ...

    Tal vez, la vida sea un cuento, donde nuestro cerebro produce emociones para sentirnos en paz.
    Y tal vez sea cuestión de saber domar a esa fiera potente y desconocida.

    Y nuestra alma se cale.
    Hasta los tuétanos.


    ResponderEliminar
  5. Bueno, pues podría ser peor; de vez en cuando hay que tirarse a la piscina aunque el agua esté helada y lleves la ropa puesta.

    El frío te espabila de golpe y para salir has de soltar lastre.

    O sea, justo lo que necesitas en ese momento.

    Así que, en el fondo, la experiencia es un tremendo golpe de suerte.

    O no?

    ResponderEliminar
  6. Me suena mucho tu nombre.
    Yo te he visto en alguna novela.
    O no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y hasta en mi casa y en la tuya y en la suya y en la otra, me has visto.

      Ya me has olvidado?

      Pena, penita, pena

      Eliminar
    2. No te he olvidado,
      ni a tí ni a los tuyos,
      ni a tus perros,
      ni a tus andanzas,
      ni tus cocinas,
      y tampoco a tus pitanzas.

      No olvidé tu mar,
      ni siquiera mis canas,
      apareces cuando recuerdo,
      las bellas ruinas romanas.

      Eliminar
  7. Hermano, la piscina que me hablas, me ha recordado la piscina que me construiste en casa ... y dado la superficie y esmero con que la construiste he llegado a las siguientes conclusiones : (como eres mi hermano creo que lo entenderás)

    Ahora viene lo de los dos puntos.

    Si tantos metros de largo con unos cuantos metros de ancho...superficie (vamos bien) si tantos metros de largo, y otros de ancho y, y otros tanto de profundidad : Capacidad. Bien chico (como dirías tú)

    Luego vas tú mas chulo que un siete y me transvasas agua hectolitro a hectolitro del río que pasa por mi ciudad (que es la tuya) a la piscina ... Resultado: Volumen acuoso o acuático ... ya me entiendes.

    Sigo en el post comentario situiente...

    ResponderEliminar
  8. ...tanta agua en la piscina, no sé miles de millones de mililitros ...da para mucho ¿me oyes?

    Creo que sí, pues eso que viene la misma compañía esa de teléfonos coreanos -esos que puedes ver un partido de fútbol por la pantalla- y va la compañía esa y los arroja uno a uno (así como 345.865) a través de la ventana llena de geranios, es por aquello de la sumergibilidad telefonil.

    Mi pregunta es la siguiente... ¿y la chica de la piscina? ¿dónde está? ¿está? no ¿está?


    y...¿quién planto los geranios? ...por cierto los geranios son ¿geroneses? ¿gironinos? o ¿gerundianos?

    Espero impaciente tus respuestas ...
    Si sólo tienes que darme una...

    Ya sabes, dame de una puñetera vez, el número de teléfono de esa chica ....dígito a dígito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad la chica era un divinidad romana, de aquí que su teléfono sea:

      VI,I,IX, XXI, XLIV, XXXIX

      Eliminar
  9. Tirarse con la ropa puesta...
    Geranios...
    Teléfono...

    Oye, tu estás seguro de eso del 5 % de actividad en el cerebro?
    Y yo que pensaba que no llegaba ni al 0.5 %.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad sólo tengo claro que cuando tomo chocolate, cuando bebo buena cerveza y cuando me río mucho, aumenta la actividad.

      Eliminar
  10. ¡¡¡Buenísimo Driver!!! te dije que me encanta tu estilo pero hoy te has superado...
    Un saludo muy cordial
    Asun

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberías de encargarme un cuento.
      Debería de escribirte un cuento.
      Entonces, me conocerás mejor.

      Eliminar
  11. ... pues yo a la piscina no me he tirado, no. Me han empujado.

    ¡¡¡Y HA SIDO TOMAE!!!!

    _Claro que cuando lo ha hecho yo estaba pensando que ante una piscina así, era imposible resistirse. ¿Estaría usando tooooooooodo su cerebro para llegar a adivinar así mi pensamiento?. mmmm... ¿tiene cerebro Tomae?_

    O_o :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el cerebro de tomae14 de abril de 2013, 22:38

      Oiga listina!!!

      hay cosas que no se piensan!!! se saben!!! :)

      Eliminar
    2. Hermano, si no te importa, te rogaría que no empujaras a mis invitadas a la piscina.
      ¿Acaso yo voy a tu blog a empujar a las tuyas?
      ¿Eh, eh?
      ...
      Sí, ya se que empieza el calor y que se agradece un chapuzón. Vale.
      Pero no les pegues el susto que les pegas con el empujoncito.
      ¡No sea se me infarte alguna!

      Eliminar
  12. :)))))))))))))))))))))))

    Voy a ponerme cursi. siiii....

    Se os quiere mucho aquí, chicos. Y me ha encantado el chapuzón.

    smuaksssss

    ResponderEliminar