Buscar este blog

sábado, 1 de noviembre de 2014

CEMENTERIOS DE LUZ




Un día me dejé llevar por la curiosidad, y visité el cementerio civil de Madrid.
Ni una cruz en las sepulturas.
Está situado en la avenida de Daroca. Enfrente del enorme cementerio de la Almudena. Es pequeño.

Allí están enterrados los que no querían o podían tener una cruz.

Suicidas a los que la Iglesia negó tierra santa por haber obrado contra el quinto mandamiento. No matarás.
Diplomáticos musulmanes, judíos y anglicanos que murieron en España, lejos de sus tierras y sus creencias.
Políticos nacionales que abominaron públicamente de Dios.
Un lugar donde resulta difícil rezar un responso.

Cruzo la avenida y visito el de la Almudena. Enorme.
Un mar de cruces. Estás en casa.

Visito la tumba de Lola Flores. Y la de su hijo Antonio. 

Descansan juntos. Se respira creatividad a pesar de que ya no están. 
Anónimos que les dejan un clavel. La escondida lágrima de una señora mayor.
Un niño juega junto a la cruz.

Cierro los ojos y escucho música.
Sonidos de mi tierra.
Los de la madre. Flamenco compulsivo. Simple. Alegre.Vivaracho.

Los del hijo, Antonio. Poéticos. Modernos. Frescos.
El mar en un vaso de ginebra. Pongamos que hablo de Madrid.

El niño que jugaba entre las cruces ahora recibe instrucciones de su abuelo.
Que no te acerques a ese foso. Que si te caes ya verás tu madre.

Respiro la mañana fresca.
Aquí sí apetece rezar.

Dar las gracias a la familia Flores por los buenos ratos que nos han dado.
Reflexionar entre cruces.
Pisar los guijaros de la vida.

...
El niño que jugaba entre las cruces ya es un adulto.
Ya no está el abuelo para advertirle de los peligros.

Pero el padre de su padre le dejó en herencia dos objetos de gran valor.

Un biblia y una linterna.

Con la primera alumbra su alma.

Con la segunda dispara ráfagas nocturnas.

Hacia las estrellas.
Donde descansan nuestros queridos difuntos.

Entre el cielo y el mar.




Allá donde se cruzan los caminos.


...






...

10 comentarios:

  1. Ánimo hermano, Descansa en Paz ...tú primero ... ya vendré un poco más tarde. (con permiso)

    ResponderEliminar
  2. Tómate tu tiempo.
    O Tomáete tu tiempo, que no sé muy bien cómo se escribe.

    ResponderEliminar
  3. Se me ha puesto la piel de gallina, Driver... Estos días andamos entre cruces... Muertos muy vivos. Vivos que murieron hace tiempo. Qué post más bonito, camarada. Un abrazo fraterno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, hermanita mayor por diez días.
      Me gusta lo de hermanita mayor por diez días.
      Es como si al ser mayor que yo, te presentase mis respetos.
      Y luego..., ¡zas!, viene lo de los díez días y te quedas así, como pensando.
      Bueno, no es mucho mayor que yo.
      Y luego dices, bah!, diez días no van a ningún lado.
      ...
      Recuerdos a tu tropelío de ciudadanos.
      También me gusta lo de tropelío, es como si te atropellaran y luego te dejaran hecho un lío.
      Pero no existe la palabra, ni te molestes.
      La acabo de inventar para vos, mi señora hermana diez días más más rápida que yo.
      Fiuuuu !

      Eliminar
  4. Qué bueno que volviste. No estabas muerto, no no, ... ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Driver nunca muere, te lo digo yo PrincesaDel ;) ...él es como ese pelo en la sopa flotante que sin darte cuenta, está presente, flotante, suspendido en la materia ... así es Driver.

      Eliminar
    2. Hola Ana.
      El otro día me acordé de tí.
      Mi querida esposa me mandó al trastero a ordenar el caos.
      Osea a caorganizar el trastero.
      Y mira tú por donde me tocó ordenar un par de toneladas de cuentos infantiles que había por allí.
      Y de vez en cuando abría uno y lo leía al tun.tun.
      Un párrafo por aquí, un diálogo por allá.
      Y me fijé en lo simple de su contenido, lo nítido de su gramática y lo jodidamente complicada que es su redacción.
      ...
      Así que me acordé de tí, de tu socia la ilustradora y de una señora noruega que tiene una editorial de cuentos infantiles a nivel mundial.
      Y seguí pensando.
      Y me dije.
      Un día de estos las voy a juntar a las tres mozas, y vamos a organizar un escándalo.
      ...
      A nivel mundial, por supuesto.
      ...
      Mira que es difícil lo que hacéis, chicas.
      ¡ Escribir para enanos !
      No sabeis cómo os admiro, mis señoras.
      ....
      A la una, a las dos y a las tres.

      Eliminar
  5. No me gustan los cementerios; prefiero recordar mis ausencias día a día....

    Besos primo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que cuando vengas a Madrid a hacer el nosequéquevasa hacer, te des cuenta que aquímiratúpordondetienestucasaprima, y que no te cortes porque esto es unacasallenademujeresqueseponenahablartodasalavez y que claro en esas condiciones ambientales... paquetevasacortarporqueloimportantesdisfrutardelavida y que la verdad de la verdad es esa.
      Y todo lo demás novalepanáperopanádená.

      Eliminar
  6. Bien descrito, Tomae.

    No creo que te fijaras, pero en el Civil hay una tumba muy soberbia que proclama "No hay nada después de la muerte". Me pregunto qué pensaría su dueño cuando descubriera su error.

    ResponderEliminar