Buscar este blog

martes, 14 de abril de 2015

PURA VELOCIDAD




Lo sé y lo entiendo perfectamente.
Me lo has dicho por activa y por pasiva, y luego lo he meditado.
Sé que tienes toda la razón, y que es mejor ir más despacio.
Mucho más.

Los grandes conceptos, las mejores enseñanzas y las vivencias más intensas, necesitan del sosiego y la templanza propias de un estado de profunda placidez y concentración íntima.

Pero, no.

No me sirve.
Lo cierto es que dependo de un instinto que me salva la vida, que no piensa, actúa.
Se deja llevar por la intuición, esa amiga loca que siente las cosas profundamente y casi nunca reflexiona.

Me gustaría decir que las cosas que me han salido bien, han sido fruto de una pausada e íntima reflexión.
Mentiría.

...

Vas rápido, muy rápido.
Giras un segundo la vista y ves una imagen.
Rotunda y bella.

Entonces el cerebro empieza a construir salidas a situaciones imposibles.

Lo tengo comprobado.
Es como si al crearnos, la vida nos hubiera dado varias velocidades, una baraja de estadios donde desarrollarnos.

Y cada vez que voy rápido, veo la hermosura de la vida en detalles increíbles.

Es una contradicción real.
Lo más bello destaca, y tu pupila retiene lo que le interesa.

Cuanto más rápido mejor.

...

No lo pienses y hazlo ya.

Y ahora, vuelve a mirar hacia delante.
En la siguiente curva te espera una sorpresa.

...

5 comentarios:

  1. Hola: llego del blog de María Jesús. Coincido contigo, no creo en los miembros y miembras. Me causa fastidio los discursos llenos de "niños y niñas", "padres y madres", etc.
    Saludos desde Lima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos desde Madrid.
      ¿Te gustaría encargar un cuento?

      Eliminar
  2. Las prisas son malas, pero si te gusta correr...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde Madrid, saludos.
      ¿Y a tí?
      ¿Encargarías un cuento para regalar?

      Eliminar