Buscar este blog

lunes, 11 de mayo de 2015

LOGARITMOS NEPERIANOS




John Néper fue un señor que inventó los logaritmos que llevan su nombre.
En realidad es algo bastante simple; lo que pasa es que nos los explicaron mal.

John era un científico, así que pensaba que los descubrimientos eran para mejorar la vida de las personas.
Por aquel entonces no existían las calculadoras; así que la tarea de multiplicar y dividir era ardua; empleándose un tiempo precioso, tanto para hacer los cálculos como para comprobarlos.

Y este buen señor se dio cuenta de la relación que existía entre las series aritméticas y las geométricas; enlazó con inteligencia las propiedades de la potencias; observó el comportamiento de las funciones que lo determinan, realizó unos maravilloso ábacos y.....

Convirtió los penosas multiplicaciones en simples sumas.
Las sesudas divisiones en simples restas.
Las complejas operaciones exponenciales en multiplicaciones simple.
Y las inaccesibles raíces enteras y verdaderas; en divisiones simples.

Osea, que este hombre inventó la primera calculadora que se generalizaría, primero al círculo de científicos, y más tarde a toda la comunidad estudiantil.

Gracias a los logaritmos, se pudo avanzar en astronomía en una década, lo que antes se tardaban siglos.

Néper regaló a la Humanidad el bien más escaso de cuantos tenemos: tiempo.
De ahí su grandeza universal.

Así de fácil.

...

Ahora échele valor; reúnete con un grupo de gente adulta, responsable y supuestamente culta, y pregúntales para qué sirven los logaritmos.

Y te darás cuenta que una de las características del ser humano, es olvidar con facilidad todo aquello que le ha servido.

Y eso, no es nada justo, ni práctico.

Pues si lo aplicáramos a otros aspectos del conocimiento, tal vez tendríamos más claro ciertas cuestiones.

Porque simplemente ya han sido contestadas,

....







1 comentario:

  1. ¡No sólo la astronomía! Wernher von Braun utilizó durante toda su vida reglas de cálculo parecidas a ésta:

    http://coleccion.reglasdecalculo.com/nestler/23.htm

    Y sus V2 llegaron a Londres... y a la Luna

    ResponderEliminar