Buscar este blog

miércoles, 30 de mayo de 2012

DIOS JUEGA AL PÓKER ( 1 )

Lo sé, estoy completamente seguro, porque le he visto sentarse frente al tapete y jugar largas partidas.
Dios juega al póker.

...
A veces pasa.
Estás en la antesala del infierno.
Ves como un amigo se consume tras un encontronazo con el mismísimo Satanás.
Es la unidad de cuidados intensivos. UCI.

...

Y no sabes cómo comunicarte, ni qué decir, ni qué sentir.
Entonces te acuerdas de cuando ibas en bicicleta con él, atravesando un campo de cereales.
Te aproximas a su cara, le haces sentir tu latido y le hablas muy despacio.
Tan despacio, que las palabras no surgen, sino que se transmiten.
Tan lento, que el mensaje no se forma, se desliza.
Tan profundo que la presencia no se hace presente, porque siempre estuvo.

...

Con un enorme esfuerzo, él levanta su mano.
Tú se la coges y sabes que él sabe que tú sabes que él sabe.
Y así pasas los sesenta minutos de la visita.
Haciendo soñar a tu amigo moribundo con un paseo.
En bicicleta, a través de un campo de cereales.

...

A veces pasa.
Estás en la antesala del infierno.
Y a pesar de ello, los sueños funcionan.

...

Lo sé, estoy completamente seguro, porque le he visto sentarse frente al tapete y jugar largas partidas.






Dios juega al póker.

.....

Entonces, cuando vi que la partida iba muy en serio, me fuí a la cabina de mi camión y busqué algo.
Eran palabras, sólo palabras escritas.

Las suficientes.

"Desearás vivir en un mundo donde cada uno de tus deseos, todas y cada una de tus ilusiones, todas absolutamente todas tus ideas y búsquedas serán impulsadas por la maquinaria potente de un impulso vital y eterno, que te impelen a compartir los dones que te han sido dados, las capacidades que has cultivado, las obstinaciones que eres capaz de convertir en realidades, las voluntades que eres capaz de dirigir a buen puerto.


Porque ese mundo al que aspiras sólo es posible si tu legítimo deseo es tan natural y potente como la respiración, como tu latido diario.

Y así llegarás a un punto, donde no te tendrás que esforzar, pues tus deseos se convertirán en una suerte de postura ante las dificultades, que afrontarás con natural talante, con cierta independencia de los resultados".



Fragmento de "Memorias de un camionero".


Del capítulo XXI: "¿Dónde voy enmedio de este caos, hacia dónde dirijo mis pasos, qué carajo hago aquí con la que está cayendo?"

...

Entonces me encaminé de nuevo al hospital a ver a mi amigo.

Dispuesto a jugar al póker con el mismísimo Dios eterno.

..

DEEEEEEESSSSSSSLIIIZAAAAAAAARSE.

DESLIZARSE.








Me deslizo por la tierra, viendo pasar los años, viendo pasar los días.

Unas veces sobre arena, otras a través de cenizas, las menos tras el agua.

Me deslizo por la tierra, viendo pasar los años, viendo pasar los días.

Atravieso verdes valles, imponentes cordilleras, unos días sobre césped, otros tras la nieve.



Me deslizo.



Me deslizo viendo pasar los años, por la tierra, viendo pasar los días.

Dando la vuelta al mundo, me cruzo con canguros, y con olas, y con risas.

Viendo pasar los días, por la tierra, viendo pasar los años.



Me deslizo.



Siendo la tierra redonda, de tanto deslizarme, vuelvo a mi origen.

A mi tierra, a mis días.




Me deslizo suavemente, a través de los años, a través de los días.

Viendo caer las hojas, viendo pasar la arena, de mis días.



Y canto dulcemente, mientras me deslizo, la canción de la amistad, la canción de una risa.



Viendo pasar los días...





lunes, 28 de mayo de 2012

ELECTRÓN ENVIDIOSO


Soy un simple electrón envidioso.
Estoy aquí orbitando alrededor de mi colega el protón.
Ambos dos formamos un simple átomo de hidrógeno.

Alguien nos encadenó en un aminoácido, que junto a otros átomos de carbono y oxígeno, conformamos la comisura de los labios de una bella mujer.

Llevo toda la mañana dando vueltas alrededor de mi socio el protón (echamos más horas que el wolframio de las bombillas de la Feria de Sevilla).
Al atardecer hemos sentido un profundo estertor. Como una extraña sacudida.

El neutrón del átomo de oxígeno más próximo, que es un poco cotilla, nos ha dicho que la bella dama había juntado sus labios con los de otro ser humano, y que los niveles de testosterona se habían elevado al cielo.

Y yo aquí dando vueltas como un gilipichis. Sin poder irme de marcha con mi socio el protón; sin ni poder rozarme con aquel neutrino que me mola, sin besar al átomo de carbono, que menudas curvas tiene el átomo de carbono.

Mientras tanto los humanos rozándose todo el día, o sintiendo que se rozan; y luego van y escuchan música celestial, o sienten que escuchan música celestial; y los peores, los peores son los que sienten la belleza, o mejor dicho, que sienten que sienten la belleza.

Y yo aquí, dando vueltas. Más sólo que la una.

...


sábado, 26 de mayo de 2012

LA GRAN ESTAFA: FUNKY DE CUMPLEAÑOS ( 10 )

Hoy tengo resaca.
Después del Rock and Roll de ayer, me levanto con la cabeza estrujada.
Demasiados Daiquiris.
...
Espero que hoy, en nuestro barco, reine la paz y la tranquilidad.
Es sábado 26 de mayo, un día estupendo para navegar.
La brisa marina me despeja las entendederas.
Voy a la cafetería de la cubierta dos.
Allí, mi camarero nepalí (a él también le duele hoy la cocorota), me pone un café.
Triple.
...
Lo degusto con paz, con tranquilidad con infinita armonía.
...
De repente aparece Tomae, Monney Penny, Leles y Rojo Merlín con una pancarta.
Pone: ¡FELIZ CUMPLEAÑOS MARGA!

Y entonces..., aparece un grupo de italianos con instrumentos musicales para tocar una ronda a la cumpleañera Marga.



Y claro, lo pasamos bomba, bomba.




La rebomba.
...

Y encima Leles acaba de aparecer con una tarta de cumpleaños.
¡ DE CHOCOLATE!

miércoles, 23 de mayo de 2012

LA GRAN ESTAFA: ROCK AND ROLL ( 9 )



"Tan sólo, Rock and Roll".

.

El día que conocí a Rojo Merlín, fue lo único que me dijo.
Sólo sabía de él  que vivía por el sur de España, y que le gustaban los juegos de acertijos y adivinanzas.
Y que se había unido a nuestra banda para ejecutar un gran robo de diamantes.
...
Lo que no sabía y conocí nada más verle, es que amaba el rock and roll.
Y claro, las cosas que no conoces son las que determinan el futuro.
Fijaros si no en lo que pasó aquella tarde de junio.

............................ (en cuanto que coja aliento, sigo; fue un día largo).

A ver, lo dejo escrito no sea que se me olvide:

Drastopefh Ruftdorfchkz , el camarero nepalí, el daiquiri, yo no hablo, smoking, fajín rojo.
Eso es.
............................

Empezaba a tener dudas sobre el éxito de nuestra misión; y cuando tengo dudas, suelo tomarme un café y quedarme calladito un buen rato. No es que se solucionen los problemas con este método, pero al menos, no crecen.

Me fui a la barra de la cafetería situada en la la cubierta dos.
Un camarero nepalí me preguntó que qué quería.
Le contesté que ser feliz, robar seiscientos millones de dólares en diamantes, y un café.
El camarero nepalí me contestó que si quería la leche fría o caliente.
Fría, le dije, y ya no volví a hablar en toda la tarde.
...
Rojo Merlín se comportaba como un profesional del robo.
Iba vestido con un elegante smoking negro, aderezado con un distinguido fajín rojo.
Se sentó a unos cuatro metros de distancia, en un taburete de la barra, y no me dirigió la palabra en toda la tarde.
Supuse que consideraba parte de nuestro plan el que no se nos viera relacionándonos.

Al rato apareció el ruso, Drastopefh Ruftdorfchkz, el mayor traficante de diamantes del mundo.
Nuestra víctima.

Si le hubiese pegado cuatro tiros en ese momento, aparte de desgraciar mi vida para los restos, calculo que unas tres mil personas en todo el mundo me hubieran regalado un jamón por Navidad.
Su fama de mafioso, asesino y falto de escrúpulos era tan cierta, que tenía que desplazarse siempre con un par de guardaespaldas y cambiar de aspecto con frecuencia.
Yo le reconocí por el tatuaje del brazo derecho.
Un diamante.
...

Rojo Merlín se pidió un Daiquiri, una bebida muy fresca que ayuda a romper el hielo.
El ruso se pidió un vodka con limón para él, y agua mineral para sus dos guardaespaldas.

Yo no hice nada, absolutamente nada. La renada, vamos.

...

El camarero nepalí conectó el hilo musical. Versiones de los Beatles, pasadas por ordenador.
Eso fue un duro golpe para Rojo Merlín, pues aquellas versiones horrendas le estaban estropeando su Daiquiri.

Rojo no habla inglés, pero tampoco le hacía falta. Se dirigió al camarero y señalan al altavoz, se metió los dedos en la boca e hizo el gesto de vomitar.
El ruso sonrió. Como sonríen los asesinos. Mal, sonrió mal, muy mal.

El camarero nepalí consideró su situación en el mundo, trasteó una vieja caja con cedés y le mostró uno a Rojo Merlín.
Éste afirmó con la cabeza, y dijo aquello de "Obrait, veri gud", mensaje que fue entendido a la primera por el nepalí, por el ruso, los dos guardaespaldas y yo mismo.

Ése fue el momento en el que por primera vez en mi vida, pedí un güisqui en nepalí:

"¡Eh socio, guan Four Roses guit very hielo, please!"

Empezó a sonar la guitarra del señor Eric Clapton, el blanco que toca como un negro.

Rojo Merlín entabló una larga conversación en nepalí con el camarero.
A los dos guardaespaldas se les iban los pies, acompasando la música.
El ruso empezó a tamborilear con sus dedos asesinos sobre la barra del bareto.

Pedí mi segundo güisqui:

"Four Roses guan, please socio"
...

Rojo agarró una invisible guitarra eléctrica y empezó a puntear.
El camarero nepalí, más acostumbrado a ritmos asiáticos, agarró el bajo y marcaba un ritmo ancestral.
El ruso empeó a aporrear los teclados, mientras que sus dos guardaespaldas empezaron a hacer los coros.
...

A veces, en la vida hay que tomar decisiones.
Y algunas veces solemos tomar la decisión más estúpida.
...

Yo me bajé del taburete y me uní a ellos, aporreando de forma muy sentida una batería.
¡Pom, trom, plas, plas!, ¡pom, trom, plas, plas!
...

Entre la tercera y la cuarta canción, paramos a descansar (lo que en aquellas circunstancias se tradujo en meternos otro pelotazo entre pecho y espalda).
...

Así que aquel día, un señor con fajín rojo, un camarero nepalí, un asesino internacional, dos guardaespaldas y yo, llenamos una tarde con muy buena música, y nos sentimos muy bien haciendo el ganso.

Incluso, hubo un momento en el que algunos pasajeros se pararon a mirar el improvisado concierto.

...

Al final, Rojo Merlín se dirigió a mí, y con gran disimulo (no fuera que nos relacionaran), me dijo aquello de:

"Tan sólo, Rock and Roll".

...

Aquella noche soñé con un pueblo del Nepal, donde unos niños jugaban a ser estrellas del rock mientras aporreaban unos toscos instrumentos de madera.

La madera que conforma nuestros sueños.

.

martes, 22 de mayo de 2012

LA GRAN ESTAFA: MÚSICOS ( 8 )

En los cruceros hay mucho tiempo.
Unas veinticuatro horas horas por día; si las aprovechas, dan mucho de sí.
Y si eres capaz de conectar con gente de otros paises, aprendes cosas.
Y ellos aprenden de tí.
...
Leles, una de las componentes de la banda de estafadores, estaba tomándose un café en la barra de una cafetería situada en la cubierta cuatro.
Allí estaba ella.
Unos músicos montaban sus instrumentos sobre unas tarimas, con el fin de ensayar.
Tenían una caja de mezclas de la época de Mozart, vieja pero sonaba muy bien.
Tan sólo un problema, las conexiones eléctricas funcionaban cuando funcionaban, y ese día no tocaba.

Por más que situaban los extremos de los cables eléctricos en sus conexiones, los electrones se negaban a correr.

Un fastidio a las cuatro de la tarde.

Leles sabía que el agua y la electricidad no son buenos compañeros, así que se fue a la peluquería y pidió un secador de mano.
Se acercó a los músicos, conectó el secador, lo aplicó sobre las conexiones, y las moléculas de agua que estaban escondidas, pasaron del estado líquido al gaseoso.
¡Alejop!, solucionado.

...

Como los músicos eran de donde el viento da la vuelta, y allí hablan en neozelandés cerrado, pues que querían darle las gracias a Leles y no se entendían.con ella.

Así que le dieron un papel, un lápiz y le señalaron las guitarras.

Leles lo entendió a la primera, escribió un nombre y el título de una canción con letras grandes, muy grandes, tan grandes que se entendían incluso en neozelandés cerrado.
...

Y entonces, a las cinco de la tarde de un día cualquiera, unos músicos la hicieron feliz, tocando una de las canciones que le gustaban.

En vivo y en directo, sobre la cubierta de un barco, donde la madera es más madera, el viento es más viento y por tanto, la música es más música.


...

En los cruceros hay mucho tiempo.
Unas veinticuatro horas horas por día; si las aprovechas, dan mucho de sí.
Y si eres capaz de conectar con gente de otros paises, aprendes cosas.

Y ellos aprenden de tí.

.

Al aprender, sientes que el día está más lleno.

Dándote ganas de vivir.

.



lunes, 21 de mayo de 2012

LA GRAN ESTAFA: UN RATO TRANQUILO ( 7 )




Tres mil personas en un transatlántico, y al final buscas un rincón tranquilo.

Me fui a la proa.
Allí nunca hay nadie. El batir de las olas te arroja espuma en la cara, y suele hacer viento.
No hay sombra y el sol te abre las carnes.

Un buen lugar para estar contigo mismo, y escuchar música.

Me dejé llevar por Ketama.

...

Durante un buen rato sentí que la música es un lenguaje universal.
Y me deslicé por las cadencias y los contrapuntos.

...
El aire que allí se respiraba era muy puro.
Y conseguí un rato de paz.

...


Con la cara mojada.

.



.

Suena música en la terraza del barco.
Y te acuerdas, que con tus amigos estás tan agustito.



Bailando.






O saltando.


 O soplando.







O bailando un tango.

.
Todo, sobre la cubierta de un barco.
En la proa.


.

sábado, 19 de mayo de 2012

LA GRAN ESTAFA: PLACERES FEMENINOS ( 6 )



Embarcamos en el puerto de Marsella un sábado por la mañana.
El grupo estaba formado por varios chicos y varias chicas, con un objetivo común: realizar un robo de diamantes.
La coartada era simple; formábamos parte de un grupo de bailarines, e íbamos a actuar en los espectáculos de animación que la naviera ofrecía a sus pasajeros.
...

Tenía todo perfectamente organizado. Pero se me olvidó considerar un pequeño detalle.
Aquel grupo de personas tenía un pasado y eran seres humanos.
Era imposible controlarlo todo.
...

Tras acomodarnos en nuestros camarotes, les había citado en una sala de reuniones con el fin de ultimar los detalles del robo.
Les esperé durante una larga hora, pero ninguno acudió a la cita.
¿Dónde estaban?
...
Un transatlántico de tipo medio tiene capacidad para unas tres mil personas y ofrece una gran variedad de actividades para ocupar tu tiempo de vacaciones.

Me pareció ver a una de las chicas en cubierta, iba corriendo y la seguí.
Tras bajar tres piso de los ocho con los que contaba el buque, la ví entrar en una zona de ocio.
Se trataba de un salón de belleza, decorado con estilo internacional.

Allí estaban las chicas, esperando a ser atendidas.
...

Tras una sauna de vapor caliente, la piel se abre de forma natural y tus poros se preparan para ser cuidados.
Es un placer de dioses.
Luego venía una ducha templada, con un suave chorreo que se efectuaba a través de unos surtidores, en una especie de túnel del cuidado.
Cuidado amoroso.
Y después, una breve e intensa ducha de agua fría, que te devolvía el ritmo cardíaco a tu más tierna juventud.
Divino tesoro.

Media hora más de relajación, escuchando jazz sobre una tumbona.

Después la sesión de masaje thailandés, donde las vértebras lumbares se libraron de la presión de años de trabajo y malas posturas, en una suerte de liberación absoluta del sistema óseo.
...

Después de aquello, la encargada del salón les preguntó a las chicas si querían pasar por la peluquería para arreglar sus lindos cabellos.
De la forma que se lo preguntó, la pregunta llevaba aparejada la respuesta.

"Sí; nada nos agradaría más"-respondieron al unísono-

...

Seré sincero.
Sé que las chicas pasaron una de las mejores tardes del Crucero en aquellas instalaciones.
Pero desde mi mentalidad de hombre, me resulta complicado enteder según qué cosas.

El caso es que cuando salieron, se las veía felices; así que no hice preguntas.
E iban guapas.

...

Me senté solo a contemplar el atardecer en la cubierta superior.
Y me vino el recuerdo de cuando mi hermana tenía 18 años y yo 16.
Ella era estudiante de primero de Medicina, y yo era un chico muy curioso.

Un día descubrí que debajo de su cama, ella guardaba una caja de cartón atada con cuerdas.

Le pregunté por su contenido y mi hermana me explicó que contenía huesos humanos, pues los necesitaba para estudiar la asignatura de anatomía humana.

Una tarde que estábamos solos, sacó la caja y me los enseñó.
Una caravela, un fémur, una clavícula y un hueso sacro femenino.
Alucinante.
...

Cogí el hueso sacro y observé que tenía dos agujeros laterales.
"Son para las articulaciones de las piernas;ahí va el fémur" - me explico mi hermana-

Luego observé un agujero más pequeño, en el centro del hueso.
"Ahí van los órganos genitales y el final del sistema digestivo"- me dijo la futura doctora-

Tras comprobar lo pequeño que era el agujero, pensé que era imposible que por allí viniera al mundo un ser humano. Pregunté a la estudiante, pues mi curiosidad era enorme.
Estaba tocando un hueso muy duro y no se me ocurría como se podía producir el parto.

...

Miré un rato el mar azul.
El sol se estaba poniendo.
Era ese momento del día en el que al cuerpo le apetece un poco de calor.
Y recordé la mirada de mi hermana cuando me lo explicó.

...

"Hermano, cuando una mujer está cerca de dar a luz, el hipotálamo (una zona de su cerebro) libera una hormona muy potente que se dirige al sistema óseo, en concreto al hueso que tienes en tu mano, y consigue ablandar el hueso para que la apertura sea mayor y facilitar el nacimiento del niño".

Me quedé embobado con la explicación.

...

Ahora, cada vez que veo a una mujer, ya sea una amiga, una familiar o simplemente una persona que pasa por la calle, no pierdo el tiempo en intentar comprenderla.

Sé que su cuerpo y su mente están diseñadas para grandes tareas, gobernadas por complejos mecanismos fruto de una evolución de más de treinta mil años, que todas y cada una de sus curvas tienen más de una función, más de un significado.

Así que cuando las miro, me quedo igual que cuando tenía dieciséis años y mi hermana me explicó el misterio de los huesos femeninos.

Me quedo alucinado de tanta belleza.




De tantísima belleza.








Belleza divina.

.

viernes, 18 de mayo de 2012

LA GRAN ESTAFA : VIDA MARÍTIMA ( 5 )

Te crees que se va a mover mucho, que durante todo el día vas a notar su balanceo de un lado para otro. Incluso sientes el temor de marearte.

 Pero no. El mar no es como tu conciencia.


 Es una inmensa pradera azul coronada por crestas blancas.
Si aspiras su aire, sientes el sabor del yodo mezclado con la sal.
Si extiendes tus brazos, sentirás la brisa que acaricia gratis tu cuerpo, sin mentiras.
Y cuando miras a la línea del horizonte, es cuando te das cuenta de lo relativas que son tus preguntas y de lo cortas que son tus respuestas.

Además, por una extraña ley que nunca comprenderé, allí no te sientes solo.

 Las gaviotas planean, las caracolas esperan pacientes ser encontradas, el oleaje te distrae con sus continuos cambios; y el tiempo, el tiempo transcurre de forma natural mientras que el astro circunnavega el cielo.

 ¿Quién necesita saber qué hora es?
Si amanece hay luz. Si el sol está en su zénit, busca sombra compañero.
Al caer la tarde, cógela entre tus manos, no sea que se disgregue en varios pedazos de coral.

Y cuando salga la Luna no esperes que la brisa te perdone la vida, pues estás condenado de antemano a buscar refugio en el interior de tu alma.
...

A veces, cuando estoy lejos de la mar, cuando la gran ciudad me rodea con sus grises inoportunos, cuando busco de forma desesperada un trozo de azul..., a veces pienso en la costa, en la bahía y en el azul eterno.

 Ardo y me siento estafado. ...

Es entonces cuando pego un golpe al volante, aprieto el acelerador, no miro los carteles indicadores, me fijo en la altura del sol para orientarme y...

Busco un puerto donde embarcarme.



Una hélice que nos empuje.

.

Bailando sobre el fuego eterno.

.

¿PARA QUÉ SIRVE UN HERMANO, EH?

Por fin me he decidido a hablar en profundidad sobre la utilidad de tener un hermano.

Así que he buscado bibliografía sobre el tema. A saber:

"Hermanos de sangre y hermanos sanguíneos". Interesante ensayo de Roberto Manchini de la Universidad de Montevideo.
"Hermano no hay más que uno, y a tí te conocí en la calle". Divertido sainete sarcástico sobre costumbrismos de principios del XIX, de Erasmus del Manzanares.
"Hermanos de sangre". Película bélica sobre la hermandad que se produce en tiempos difíciles, cuando nos enfrentamos juntos al destino inefable.
"Los hermanos Marx en el Circo". No viene al cuento, pero es divertida.
"¡Hermanoooooo!". Más que una novela es un grito frente al destino.
...

Estaba leyéndome estos libros, visionando las pelis y reflexionando sobre el fondo de la novela, cuando de pronto, me llama mi hermano Tomae.

-" ¿QUE FAAAAAAAASSSS GERMÁ?"
- "¡Eh, tío, háblame en castellá, sisss plau!

-"¿QUÉEEEEE, YA HAS APRENDIDO A BAJARTE VIDEOS DEL YO TUVE?" (risas de fondo)
-"Sigo sin tener ni puñetera idea".

-"¡PERO SI LO SABEN HACER HASTA LOS NIÑOS!"(más risas de fondo)
-"Pues no logro aprender".

-"¡AH, SIIIIII?(risas entrecortadas)
-¡Eh, chulito, me podías enseñar tú, listillo!

-¡UHY, UHY, NO SE SI PODRÉ ENSEÑARTE!, ¡ES TAN DIFÍCIL! (las risas se han trasformado en carcajadas)
-¡No soy tan listo como tú, hermanito de las narices!

-¡ANDA, NO TE CABREES, QUE A TU EDAD NO TE CONVIENE! (risas de descojono generalizado)
- ¿Sabes lo que te digo, que tú, los videos, la tecnología y los listillos, os podéis ir a xxxxx xxx xxxx!"

-¡VAAAAAAA, COGE Y APUNTA, EINSTEIN!
...




...

Y entonces va y te sale Jackson Brown cantando Stay.
Y te das cuenta de para qué sirve un hermano.

Prácticamente para todo lo que merece la pena.

...

Atentamente, para mi broder Tomae.
...
PD: Lo de la edad, no te lo perdono.
¡Arrieritos somos, y en el camino nos encontraremos, pillastre!;)


.

jueves, 17 de mayo de 2012

La Gran Estafa y FINNNN





Sí hermano, mucha espuma y sal rotunda .... pero te dije que si bebías tanta cerveza no cogieras el timón...
¡¡¡mpf!!!

miércoles, 16 de mayo de 2012

LA GRAN ESTAFA: EL TRANSATLÁNTICO ( 4 )





Sobre la inmensidad de un mar eterno, se deslizaba el transatlántico.
Una ciudad flotante se inclinaba ante las divinas proporciones de un mar, más próximo a la eternidad que a la ingeniería naval, más cerca del concepto de brillo refulgente que a la milla naútica, más propio en fin de Dioses que de simples humanos.

Ante su majestad Neptuno se inclinaban las mentes, los conocimientos y las más íntimas de las emociones.

A lo largo de la línea de flotación se podía adivinar el ciclo de la vida, aleteando entre la espuma salada.

En la línea del horizonte ibas a encontrar la mayoría de las respuestas a tus preguntas más fervorosas.

Ni poderes públicos, ni leyes internacionales, ni códigos marinos.

Si te paras en cubierta y te dejas acariciar por la brisa, pronto comprenderás que tú ahí, atravesado por un meridiano imaginario, eres la persona más próxima a la que vas a estar en tu vida.

Y así, mecido por una olas eternas, descubres dónde está el centro de la Creación.

Bajo tus pies, a cincuenta brazas de profundidad, iluminado por unos rayos de vida intensa.

Recién inaugurado, como si su Creador lo hubiese terminado hace un minuto.
...

Entre espuma y sal rotunda.


lunes, 14 de mayo de 2012

LA GRAN ESTAFA: EL PLAN (3)

¿Cómo robar 600 millones de dólares en diamantes?
No es fácil, pero si no lo intentas, seguro que no lo consigues.
...
Os diré un secreto. Mi hermano Tomae es un auténtico crack.
Por eso le regalo libros, porque es capaz de sintetizar la información a gran velocidad.
Esta Navidad le regalé los siguientes títulos:
"Los diamantes: sangre africana y finanzas danesas, un dueto internacional"
"Las transacciones bancarias a través de redes informáticas seguras".
"Derecho internacional y comercio en aguas libres"
"El baile: principios fundamentales y emotividad rítmica".
...
Se los leyó en un fin de semana y el lunes ya me estaba llamando.
Pongo una foto de Tomae para que os hagáis una composición de la situación:

"Hermano, tengo una idea millonaria"
"Toma, una cerveza"
"Verás, las grandes empresas de distribución de diamantes en el mundo necesitan blanquear las ingentes cantidades de efectivo con las que pagan las transacciones.
Si alguien se ofreciera a realizar dicho blanqueo con el añadido de ventajas fiscales, el negocio sería redondo para todos los intervinientes.
La forma de efectuar dichas transacciones sería mediante transferencias electrónicas desde alta mar, en aguas internacionales, dirigidas a empresas con sede en paraísos fiscales.
Dichas empresas operarían como gestoras de ong´s, destinando parte de las transacciones a donaciones a dichas organizaciones, con el ánimo de beneficiarse fiscalmente de dichas operaciones.
"Toma una segunda cerveza, hermano".
"Desde las ong´s verdaderas se convertiría el efectivo en bonos del estado, para por medio de ellos, comprar acciones de las empresas distribuidoras de diamantes, y así efectuar su desembolso de forma legal".
"Estoy completamente de acuerdo contigo, hermano" (aquí es donde omito que no me he enterado de nada, para que mi hermano no se me venga abajo; es más, le abro una tercera cerveza).

Es en estos momentos cuando pongo cara de pillo, más que nada para que mi cara y la de mi hermano estén en consonancia.




"Bien, éste es el plan:

Nos llevamos a la banda al crucero que parte de Marsella el próximo domingo.
Con identidades falsas nos metemos en el grupo de baile que ameniza las veladas.
Uno de nosotros hará el papel de camarero, especialista en cócteles.
Entramos en contacto con Drastopefh Ruftdorfchkz y señora, capo del tráfico de diamantes y nos ganamos su confianza.
Yo haré de gancho, y le explicaré las ventajas de hacer la transacción de la pasta en aguas internacionales.
Lo ponemos a bailar, a beber, a reir, hasta que esté convencido de que nosotros somos su mejor opción para blanquear su dinero.
Tú Driver harás el papel de un traficante de armas que ya has probado el sistema, con gran satisfacción por tu parte.

Una vez que la pasta esté en nuestra cuenta, la derivamos a partes iguales a cada una de los componentes de la banda, y luego...."

"¿Y luego, qué de qué, hermano?"

"Desembarcamos y desaparecemos"
...

"¿Alguna pregunta?"

"Sí:¿me devolverás los 500 € que me debes?"

...

Amanece en Marsella.
Dos figuras se dirigen hacia el puerto.
Sus mentes  criminales  han urdido hasta el último de los detalles  con el fin de cometer la mayor fechoría que los siglos han contemplado.
Meses de minucioso trabajo en la sombra están a punto de dar su soñado fruto.

Paran a tomar café.

En la costa mediterránea el café se sirve sólo, fuerte, negro.

Como el alma de dos truhanes.

.... (continuará)...

.




...

PD: No es la primera vez que mi hermano y yo nos enfrentamos a la justicia.
Aquí os dejo una de nuestras típicas persecuciones.


Y aquí el día que le enseñé a montar en bicicleta a la novia de mi hermano.



Dado la complejidad del robo que nos reúne, hemos contratado a una famosa modelo, prima - hermana mía, con el fin de que nos asesore en algunas cuestiones de índole práctico.
No damos detalles, pues La Interpol anda ya detrás nuestra.
Disimulad, pues.




.

viernes, 11 de mayo de 2012

LA GRAN ESTAFA: LA BANDA (2)



Hacía tiempo que mi hermano Tomae y yo, hartos de las estrecheces de nuestra precaria economía, le dábamos vueltas a la remota posibilidad de salir de la clase media y ser impulsados por un cohete hacia la galaxia de los millonarios.
Pero no fue hasta el invierno pasado, cuando nos apuntamos a la escuela de baile, descubrimos que por casualidad habíamos tropezado con el equipo perfecto para ejecutar nuestros ilegales deseos.
Digo ilegales, pues tras toda una vida de intentar hacernos millonarios a base de trabajar, no habíamos obtenido ni resultados ni conclusiones.
Así que nos decidimos por el tema de la estafa.


Teníamos una banda frente a nosotros.
Reunían todas las cualidades y aptitudes necesarias para llevar a cabo el mayor robo de diamantes que nunca nadie había perpetrado.
Gente alegre, vivaracha.
Perfecta para nuestros planes.
...

En primer lugar estaba Leles.
Una alegre moza de indudables cualidades artísticas.
Bailaba de una forma desaforada, como si en su alma resplandeciera la música celta de sus ascentros.
Adjunto una imagen suya con el fin de darla a conocer al mundo.


Conmo veréis, la moza salta que no veas.
...

Ahora os presentaré a Moneypenny.
Tan sólo apuntaré que en estos momentos tiene varias ofertas para trabajar como bailarina, pero la curiosidad que le une a esta empresa, le impide firmar otro contrato que no sea con nosotros.
Hela aquí.


Elegante que no veas.

...

Llegó el turno de Marga, nuestra amable coloboradora a la hora de elegir la vestimenta de todos y cada uno de los presentes.
Cuando ella baila, las trompetas, los timbales, el saxo, la batería y los violines, entran en tu cerebro de forma impetuosa, destrozando tus meninges a un ritmo endiablado, de tal suerte que ya nada es igual después.

Os muestro su imagen.



Como veréis fue del todo punto imposible retratar sus pies de forma nítida, pues los movía a  la velocidad de la luz.

...

De Rojo Merlín, tan sólo decir que nos hacía falta un chico elegante, pues la empresa que estábamos a punto de emprender precisaba de las habilidades propias de alguien ducho en cuestiones de adivinanzas y juegos.
Nadie mejor que él para estos lances.


Como veréis, el fajín rojo ha sido elegido a juego con su nombre.
Un detalle importante.

...
De mi hermano Tomae, tan sólo decir que como es el tío de las ideas, nunca cuida su aspecto.
Pero como dependemos tanto de él, le permitimos ir a su aire.
El típico caso de genio al que hay que dejarlo suelto.

Como veréis, no suele perder el tiempo.
Lo lleva en su sangre india.

...

Y al final os muestro una instantánea, donde en compañía de mi hermano Tomae y mi amiga Leles, salgo bailando a la izquierda.


Como podréis comprobar a simple vista, tengo el aspecto de lo que realmente soy:
Un camionero cuentista.

...

Quiero que sepáis que todas y cada una de esta fotos han sido seleccionadas y enviadas a través del Océano Atlántico por Marga, nuestra encargada de vestuario.
Gracias, chica.

...

... continuará...


miércoles, 9 de mayo de 2012

LA GRAN ESTAFA: PREÁMBULO (1)


Me apunté a la academia de baile por motivos legales.
Me explico.
A punto estaba de descerrajarle un tiro a cada uno de mis cuñados.
¡Bang!, ¡bang!, ¡bang! Tres balas; las justas.

Y a otra cosa, mariposa.

Salí a comprarme un revólver, y una voz interna me dijo: " Te vas a meter en un buen lío, muchacho".
Así que me matriculé en la academia.
...

Allí aprendían a bailar gente de la calle, como tú y como yo.

Una señora que vivía con su hermana.
Un señor que usaba siempre corbatas negras.
Parados, amas de casa, pensionistas, viajantes de comercio.

Y yo, que soy camionero y que me había apuntado para evitar tres asesinatos.
...

Pobres, humildes, desheredados, acongojados, castigados por una vida que con demasiada frecuencia parecía una estafa.

...

Lo cierto es que allí te lo pasabas bien.
Bailar es una actividad realmente placentera.

Sacas las endorfinas y no sé cuantas cosas más, a través de los poros de tu piel.
Luego llegas a casa, una duchita y se te han quitado las ganas de asesinar a sangre fría a tus cuñados.
Mano de santo, oyes.

...

Y también conoces gente.
Como tú;  a la que vez en cuando le gustaría  pegar cuatro gritos, y decir la verdad al viento.

Pero no; al final callaban su rencor contra la vida y se bailaban unas sambas.

...

Fue en la academia donde los conocí.
Clase media, con más horas de trabajo en los ojos que estrellas hay en el cielo.
Cansados.
Algunos de ellos, realmente cansados.
Y estafados, se sentían íntimamente estafados.
...

Por una amor, por una pasión, por una organización, por un error o por una simple idea.
Todos tenían una herida abierta en el alma.
Como yo.

...

Entonces fue cuando se me ocurrió la mejor idea de mi vida.
Ya que la vida olía un poco a estafa, me propuse organizar una de verdad.
Sobre todo, por la curiosidad de saber a qué olía.

Me propuse el mayor robo del siglo.

Y mis compañeros de la academia de baile iban a ser mis compinches.

Aunque, de momento, no tenían ni idea de la que se les avecinaba.

...

Años después, algunos de ellos siguen sin hablarme.
O mejor dicho, se dirigen a mí a través de sus abogados.

Por el contrario, me consta que siguen bailando.

Todos lo siguen haciendo.

.
...continuará...



martes, 8 de mayo de 2012

¡OYE CÓMO VA!

Seamos serios.
Algunas veces no hay quien lo levante.
El día es malo, y punto.
...

Así que tienes que decidir.
Paras en la cuneta.
Pones música.
Bajas las ventanillas.

Te separas un poco del coche, hasta que llegas a la hierba.
Te descalzas.
Miras al cielo y dices:

"Necesito bailar, Jefe"

...

Y entonces te mueves al ritmo de la música.



...

Si vuelves a mirar hacia arriba, verás que las nubes se han desplazado.

Como si alguien quisiera oir la música allá arriba.

Mirando cómo va.

Tu ritmo vital.

...

Tal vez alguien toca una guitarra para que tú bailes.
Y puedas mirar arriba, sin ese peso que te molesta.

...
¡Ahora, que no te mira nadie!

¡Baila!

...

lunes, 7 de mayo de 2012

SOBRE EL PAPEL



Aquella tarde quería jugar conmigo.
Así que cogí el cuaderno y los rotuladores.

Lo primero, sobre una hoja grande y blanca, trazar una línea vertical en el centro.
Ya está, la verticalidad y dos mitades.

Luego la perspectiva. Como miraba desde abajo a las torres, el punto de fuga arriba.
Huyendo hacia el cielo.

Son cuatro las torres, dos a cada lado de la mitad.

Empiezan juntas, luego se van separando de dos en dos, emparejadas y apoyadas la una en la otra.

A continuación las cresterías, los adornos, los huecos y arcos.

Al final, las manchas; oscuras y claras que determinan los volúmenes.
...

Jugar con rotuladores.

...

Luego, es más fácil rezar.

Fijándote en las piedras, es más fácil rezar.

Sabes que ellas duran más que tú.
Sabes que fueron levantadas, empujadas por una pasión.

Y ya que lo sabes, rezas.

Bien por respeto, tal vez por admiración, o porque has acabado el dibujo de este día.

.

Con el alma manchada de tinta.





sábado, 5 de mayo de 2012

DELFINES EN EL ALTAR



Hoy es un gran día,
me lo dice el viento que sopla,
que empujan las emociones;
esta tarde tomarán muchos niños,
sus Primeras Comuniones.

La hija de mi hermano Tomás,
tomará en primavera,
acompañada de otros niños,
su Comunión primera.

Así que le dedico,
estos versos de agua y espuma,
mirando fijo a los cielos,
sin prisas y sin premura.

Siento que la Comunión,
que tomarás en un Altar,
es como la primera vez,
que te sumerjes en el mar.

¿Te acuerdas este verano?
Hicimos una excursión,
nos bañamos en la playa,
y nos llenamos de sal.

Las olas nos cubrían,
el alma y la cabezota,
la espuma nos salpicaba,
los cuerpos y cocorotas.

Alquilamos un  patín,
nos tiramos en tobogán,
la espuma resplandecía;
fue lo mejor de ese día.

Y así yo me imagino,
que esta tarde al comulgar,
serás un delfín hermoso,
que le dice al Señor,
¡ me siento ilusionada
de tu compañía sagrada!

E igual que los delfines,
saltan y celebran su alegría,
yo te deseo mi niña Marta,
que cada vez que comulgues,
sientas dentro la alegría.

Pues el Señor nos dio la vida,
nos proteje y nos escucha,
así que estate contenta,
¡y cantemos en la ducha!

"¡Gracias Señor por darnos,
de comer hoy tu pan!,
siento que llenarás mi vida,
como de espuma y sal,
llenas al delfín tu mar".


Atentamente: Tío Driver.

.

viernes, 4 de mayo de 2012

LATINOS



Estos días pasados estuve con mi familia en Lleida y en Tarraco.
Visitamos a los amigos, y sinceramente, me quemaron el alma.
Son latinos.
...
Lo primero, la fiesta de cumpleaños de mi hermano Tomae.
Nos esperaban unas catorce personas, de las cuales algunas estaban ardiendo vivas en el infierno.
Lo digo porque cuando te daban la mano o te abrazaban, te dejaban la camisa chamuscada, con restos de hollín y quemaduras. Creo que son diablos.
Hablaban, abrían botellas de vino y luego hablaban más.
Cuestiones del meléfico poder.

Aparecieron regalos serios, obsequios indecorosos y detalles que será mejor mantener en la estricta intimidad. Que las armas las carga el diablo.

Hacía tiempo que no me reía tanto. De verdad.

Todos metiéndose con todos, a mala uva. ¿Esto es el infierno, o tan sólo una sucursal del mismo?

Uno de los motivos por el que pienso que el mismísimo demonio estaba allí, es que con catorce personas se producían más de treinta conversaciones a la vez.

Y el vino que no dejaba de correr, como si fuera la pólvora de la vida.
Tal vez es que es así.

Risas. Más risas. Corrillos. Más corrillos. Chascarrillos, más chascarrillos.

En largas mesas donde los latinos desarrollaban su arte, los comensales se dedicaban a hacer lo que mejor les sale cuando se juntan. Armar la de Dios.

...

Estos días pasados estuve con mi familia en Lleida y en Tarraco.
Visitamos a los amigos, y sinceramente, me quemaron el alma.
Son latinos.

...

Pero primero, son diablos.
Ardiendo en el infierno de una vida en llamaradas, donde juntarse es motivo de alegría.

...

Si el Señor en su infinita misericordia, me juzga y me condena al fuego eterno, sé que me los encontraré allí.
A todos.

...

Hasta los mismísimos demonios pueden alegrarte la existencia.
No te extrañe que los extrañe.

...

Son latinos.

.

jueves, 3 de mayo de 2012

NUNCA ES TARDE



Nunca es tarde para decir nunca jamás.
Nunca es tarde para llorar como un recién nacido y sentir de nuevo tu propia respiración.
Nacemos con esfuerzo. Tal vez sea necesario nacer muchas veces. O sin tal vez.


...

Me has hecho pensar en cuantas veces nacemos.
Cuando venimos a este mundo, una, clara.

El día que le dijimos no a la droga, dos, nítida.

La mañana que para vencer una pena profunda nos empeñamos en correr un maratón y llegamos rotos a la meta, tres, extenuante.

Aquella tarde que de perdidos al río, entramos en una iglesia a hacer cuentas con el Jefe, tarde, mal y nunca. Y El nos oye. Cuatrocientas.

Aquel accidente leve de coche, donde por poco, por poco. Seis, siete, ocho.

Aquellas mañanas, esos amaneceres, los límpidos mediodías, la madrugada eterna.

Tantas veces que hemos tenido que tomar decisiones difíciles, en circunstancias complejas, más solos que La Charito, dejándonos llevar por la intuición, el instinto o la casualidad.



Y sin querer, de rebote, a veces de chiripa, carambola o a tres bandas, no se muy bien cómo decirlo, vuelve a pasar.

Reseteamos.
Volvemos a nacer.
Sin tal vez, parece que el accesorio viene de serie.

¡Hala!, otra palabra que no encuentro para definir una emoción, una intuición, un pulso vital.
Mira que tengo diccionarios.
Y sigo encontrándome esencias para las que no encuentro sustantivos, ni adjetivo, ni nada de nada.

Es en esos momentos, con la mente en blanco, sin letras que juntar para expresar lo que siento, cuando me doy cuenta que somos niños recién nacidos.

Páginas en blanco.

Sedientas de contenidos.

Rezando contra el viento.

.