Buscar este blog

sábado, 16 de abril de 2016

ANGELES

Perdona que te lo diga así de claro, pero no se me ocurre otra forma.
Eres torpe, muy torpe. Te lo digo convencido, ya que yo mismo soy mucho más torpe que tú, y eso me da confianza a la hora de decírtelo.
...
Te has pasado toda la vida buscando y buscando, de forma desesperada.
Y no hemos visto casi nada que nos convenza.
Es así de duro.
Ni una respuesta, ni una simple luz. Nada de nada, hermano.
Y se nos ha quedado este careto que nos saluda cada mañana en el espejo.
Careto de perdiditos.
...
Somos muy torpes.
En realidad miopes esféricos.
...
Bien.
Hoy nos vamos a dar una oportunidad. No es que lo tenga claro, no, ni mucho menos.
La cuestión es que me encaja, y como yo soy muchísimo más torpe y miope que tú, tal vez a tí te encaje la pieza del puzzle.
...
Iré al grano.
Estamos rodeados de ángeles y no nos damos cuenta.
...
A veces nos cantan y otras cuentan historias.
Da igual que sean hombres o mujeres, que tengan siete años o noventa y uno.
Algunos son cristianos y otros musulmanes.
Los hay incluso que hablan idiomas desconocidos.
Unos se han especializado en mover las manos y otros en hacerte sonreír.
...
Sólo hay una forma universal de saber que estás delante de un ángel.
Es muy sencilla.
Te sientes bien, muy bien con ellos.
Y tu alma mejora con su presencia.
...
Deberíamos estar más atentos y no ser tan torpones.
Nos pueden salvar.
En cualquier momento y en todas las circunstancias, estos seres nos pueden salvar.
...
Piénsalo.
Tú ya has conocido a algunos de ellos.
Pero no has acertado a ponerles nombre.

Son ángeles.